Alejandro José Fernández Páez: "La acción para mí es importante, me gusta que pasen muchas cosas sin llegar a abrumar al lector, pero creo que siempre tiene que haber algo detrás, algo que no haga que la acción esté vacía."

Ediciones Atlantis presenta 'La Edad del Caos: Ragnarok' del escritor Alejandro José Fernández Páez, la historia de cómo, gracias a la voluntad de unos pocos, la humanidad luchó por su salvación...

1.- ¿Qué les espera a los autores lectores en ‘La edad del caos: Ragnarok’?

Pues la verdad es que les esperan muchísimas cosas. Todo empieza planteando la hipótesis de "¿y si lo que conocemos como Dios o Dioses no fuese más que una idealización de algo que desconocemos y que es más poderoso que nosotros?" y luego nos lo introduce en la trama a través de un apocalipsis. (Y además, creado por nuestra culpa). Luego hay mucha acción, se dan muchas situaciones en las que los protagonistas tienen que esforzarse al máximo para salir adelante. También hay desamores. Muerte, miedo y desesperanza. ..Hay varios girón de guión... Algún lector "Beta" ha llegado a llorar con un par de capítulos... Pero también hay esperanza y sueños. Hay romances que salen victoriosos, y amistades que se forjan más fuertes que los lazos de hermandad. Y, entre líneas, muchas críticas sociales.

2.- ¿Crees que la pandemia que estamos viviendo ha reforzado los géneros distópico y apocalíptico?

Personalmente, no. La pandemia puede que haya atraído a algunos buscafortunas intentando aprovechar el "boom", como "Besos al aire", la serie. O los cientos de libros (Pandemocracia, Epidemocracia, Pandemia...) que se han escrito. <<Cosa que es lícita y que comprendo aunque no comparto>>. Pero creo que la temática del apocalipsis siempre ha estado presente y siempre lo estará, al final lo único que es inevitable y que más respeto infunde en el ser humano es la muerte, y por tanto, siempre prevalecerá en las historias. En cuanto a las distopías, aunque existe cierto sector (sobre todo en España en estos tiempos que corren) que piensan que vivimos en una tiranía, lo cierto es que no creo que la pandemia las haya acentuado. La naturaleza humana es volátil y, por tanto, si nos encontrásemos con un apocalipsis real, está claro que aparecerían sociedades distópicas gobernadas por la tiranía y el poder del más fuerte, pero, si echas la vista atrás, hace menos de mil años eso ya era así, por lo que, aunque ahora nos extrañamos cuando hablamos de ello, no es algo que la sociedad actual tenga tan lejos en el tiempo.

3.- Se trata de una novela de ritmo frenético y con mucha acción que cuida también otros aspectos más profundos, psicológicos y sociales. ¿Siempre tuviste claro que querías ofrecer un equilibrio como este?

Sí. Creo que no existe una buena historia si no tiene un trasfondo social y, en mi caso, alguna que otra crítica. La acción para mí es importante, me gusta que pasen muchas cosas sin llegar a abrumar al lector, pero creo que siempre tiene que haber algo detrás, algo que no haga que la acción esté vacía. Si un protagonista lucha, tiene que ser por algo, para ver acción sin trasfondo ya están Los Vengadores.

4.- ¿Cuánto hay de miedo y cuándo de esperanza en ‘La edad del caos’?

Yo diría que hay mucha más esperanza que miedo en este título. Desde el comienzo te presenta una sociedad que intenta sobrevivir a un apocalipsis y que son capaces de enfrentarse a los que han exterminado a gran parte de la raza humana. No dejan de pasar cosas malas, pero sería ilógico que en un apocalipsis todo fuese de "color de rosa". Mi valoración personal es que está balanceado como para aportar esperanza aunque sin dejar de crear situaciones que requieran de esfuerzos para superarlas.

5.- ¿Qué clase de lector crees que podría disfrutar más de tu novela?

Cuando empecé a escribirla, hace 14 años, la idea era enfocarla solo a adolescentes. Pero ha llovido bastante desde aquel entonces. Ha sufrido muchas revisiones y, aunque he intentado mantener parte de la esencia de ese chavalín que soñaba con ser escritor, el enfoque ha cambiado. Está escrita de tal manera que, si alguien de quince años la lee, le pueda gustar, pero que si alguien de 55 lo hace, también. Ahora creo que enfocarse en un solo tipo de lector puede tener sus ventajas, pero un escritor no debería pensar en ellas, para eso están los editores. Para mí el escritor tiene que escribir para todo el mundo, porque para eso escribe, para compartir todo lo que crea en su mente, como un pintor o un cantante, aunque lo de los cantantes es otro tema... (véase el reggeaton, ese estilo que si te molestas en escuchar la letra, deja de gustarte ipso facto).

6.- ¿Nuevos proyectos en mente?

Demasiados. La edad del Caos es una saga de seis títulos aunque me gustaría escribir en siete libros, muy a los George R.R. Martin. Por otro lado está la trilogía de Diamantes Rojos, de la cual ya estoy terminando de corregir el primer libro, que es una historia mucho más sci-fi y madura, con otro tipo de enfoque aunque, eso sí, con mucha crítica entre líneas. Por otro lado, quiero escribir uno autoconclusivo que tenga un romance como trama principal, porque como trama secundaria sé llevarlos, pero no sé si seré capaz de hacerlo durante toda la novela con el mimo y consideración que se merece, y me parece un reto muy bonito al que enfrentarme. Y con esto ya tengo cerrados un total de once libros de los cuales me quedan por escribir nueve, que no es poca cosa. 


Share:

Pol Belman: "Resumida muy brevemente, ‘Sangre de Inima’ es una novela de aventuras, de ficción, que conecta acción, con una pizca de misterio, un toque de drama, también hay amor y desamor entre algunos de los personajes…"

Ediciones Atlantis presenta 'Sangre de Inima' del escritor Pol Belman, una intriga alucinante situada en un islote tropical repleto de secretos y maleficios. 

1.- Háblanos de tu novela ‘Sangre de Inima’

Pues… ¿por dónde empezar? Resumida muy brevemente, ‘Sangre de Inima’ es una novela de aventuras, de ficción, que conecta acción, con una pizca de misterio, un toque de drama, también hay amor y desamor entre algunos de los personajes… Empieza con un andaluz de Sevilla, un justiciero que ayuda a la gente, que emigra a Miami en esa ocasión para ayudar a su ahijado, quien pasa por momentos muy delicados, rozando el vicio y el alcohol, hablando claro. Aquí hay dos partes. La primera, introductoria, la inicial, sobre cómo Ángel hace de su mentor hacia un chico mal-encarado, pasota, rebelde incluso… Y luego, la parte a la cual yo llamo “el momento cumbre de la obra”. Pues imaginaos a Ángel, un humilde justiciero con carisma que va desde España a Miami con un fin y que, de golpe, sin saber cómo, tiene que ir a una isla que ni él mismo conocía, aislada del mundo, donde Verdi, su ahijado, es secuestrado por un grupo de piratas con mucha malicia, donde desde esa isla, conocida como la isla de ‘Inima’, de aquí el título, realizan toda clase de crímenes, principalmente tráfico de esclavos y esclavas, sobre todo esclavas sexuales, así como otros hurtos que iréis descubriendo para los que compréis la novela. Pero estos piratas reciben órdenes, son esbirros de un señor que gobierna la isla en un modo más calcado de un mafioso, oprimiendo a los habitantes.

Porque sí, en esta isla hay habitantes, un modesto poblado donde sus habitantes viven de la agricultura y de la ganadería principalmente, oprimidos por los piratas y su gobernador. Ya veis que me gusta lo tradicional, lo rústico, lo clásico… y si a vosotros os gusta lo clásico, os encantará Sangre de Inima. Quiero creer. 

A partir de aquí, Ángel tendrá que recuperar su lado más caballeresco y letal para rescatar a su ahijado, no sin antes adentrarse en el interior de la isla, una isla salvaje, llena de peligros. Conocerá el alma de Inima, y además, conocerá otro mal que abunda entre cada rincón de aquel terreno rodeado de agua y sin conexión con el mundo. Pues entre la inmensa selva, entre el pueblo rural o entre cualquier rincón, no sólo el dictador del pueblo y jefe de los piratas será la amenaza. Otro tipo de mal abundará en esa isla y Ángel tendrá que anteponerse a dicha amenaza para encontrar a su ahijado. Y no hablamos de un mal cualquiera. No, no, no… ¿Hablamos de brujería? Ni el propio Ángel lo sabe. Pues la primera vez que el sevillano ve ese tipo de mal, la primera vez que se encuentra cara a cara con el otro tipo de atormento para los buenos de la isla, el otro mal… No puede creer lo que está viendo. Así, el corazón de la novela trata sobre las propias aventuras que vive Ángel en la isla, y no sólo Ángel.

¿Encontrará a Verdi? ¿Le descubrirán los malos? ¿Tendrá aliados? ¿Cómo transcurrirá? ¿Cómo terminará? ¿Podrán salir de esa isla o quedarán atrapados en ella? Muchas preguntas, pero la respuesta, queridos/as, está en el libro. 

2.- Sorprende la mezcolanza de géneros. ¿Cuándo y cómo surge la primera idea de la novela?

Pues realmente, la idea surge durante inicios de la pandemia, encerrado en casa, como todo Dios. Encerrado, pensando en cómo transcurriría la situación que vivíamos, donde tan sólo hacía ejercicio, dibujaba, bebía vino y veía algo por televisión para matar el tiempo. La primera vez que me surgió la idea fue tras ver una película que me marcó esa noche. Mowgli, la leyenda de la Selva. Luego, durante los días siguientes, como seguíamos encerrados lógicamente, pues intentaba hacer algo y, encima, como de costumbre, trasnochaba porque me desvelaba en plena noche y, claro, ¿qué hacía? Pues tomarme mi copita, ponerme un poco de flamenco… y allí me inspiraba y empezaba a crear en mi interior, lo plasmaba en un papel y… empecé a hacer una lluvia de ideas. Recuerdo que, luego, me puse un capítulo de Magnum o de New Girl, contento porque, no sólo por ver a Jay Hernández interpretando a Magnum, sino porque, aunque no fuera relevante, estaba creando una nueva obra. La terminé en julio y la conseguí registrar a finales de noviembre-principios de diciembre. 

3.- Detectamos, narrativamente, una poderosa influencia cinematográfica. ¿Estás de acuerdo?

Sí, la verdad es que no puedo negar que alguna que otra película o serie de la cual soy fan me ha servido para inspirarme y poder crear la mía propia, con mis propios personajes, mis propios dramas y mis propios transcursos. Incluso los que lean esto, puede que les recuerde a películas clásicas como King Kong, el corsario del Caribe, la isla del dr. Moreau…. Mi obra es ajena, creada por mí, pero puede recordar. 

De hecho, al final de la novela, en los propios agradecimientos he puesto algunas de las obras que me han inspirado, como ‘el libro de la selva’, la cual me sirvió de inspiración para crear la fauna de la selva, o algunas series españolas clásicas, como ‘Curro Jiménez’, el famoso bandolero de Andalucía durante el siglo XIX. Pese a ser una serie antigua, a mí me encanta, y de ella me dio la idea para crear el pueblo rural de la isla de Inima, un pueblo de casas blancas, macetas con flores, gente agrícola, que vive conectando con la naturaleza, currante… pero que en este caso, oprimida por un dictador malévolo y avaricioso, el jefe de los piratas. Otras series como la de dibujos ‘Bandolero’ también me han ayudado. El resto, pues he tirado de mi más pura imaginación y creatividad, si es que le puede llamar así, aunque evidentemente, no podemos obviar la influencia cinematográfica. 

4.- Esta es tu cuarta novela, ¿en qué géneros te sientes más cómodo?

Realmente, la mayoría de relatos que he escrito, pues anteriormente logré hacer algún que otro relato de forma totalmente amateur, están totalmente vinculados en este último, no tanto en la trama, pero sí en el género, es decir, desde que era un renacuajo y empecé a escribir novelas, me he sentido más cómodo y lleno escribiendo sobre aventuras, acción, drama… Todo ficticio, inventado por mí. De género narrativo no me he movido. Podríamos decir que, pese a no ser un profesional escritor, las cosas como son, digamos que me va lo épico, lo aventurero en las obras. 

No obstante, tengo bastante ilusión en poder crear también, en la medida de lo posible, géneros literarios de comedia. De hecho, en la quinta obra en la que estoy trabajando, pese a ser también de aventuras y drama, tiene un toque cómico, pues al final y al cabo, soy también muy fan del humor, de la comedia, ya que la risa es la mejor medicina cuando estás con esos días de bajón. Soy muy fan de las sitcom españolas como Aquí no hay quien viva, La que Se avecina (las primeras temporadas) o Aída, o sitcoms americanas como New Girl, Frasier… Me trae mucho confort y mucha estabilidad reírme de las escenas de estos personajes, de las cuales soy ídolo, de sus diálogos, sus actos... Pese a no ser un escritor profesional como tal… ¿Por qué no crear algo de comedia en un futuro? Además, no sólo en la tele tengo ideas. Recuerdo la cantidad de anécdotas y aventuras con mis amigos, algunos personajes dignos de admirar, pero los quiero mucho. Amigos… así como mi padrino Rafi, de Priego de Córdoba. El humor nunca ha desaparecido de mi patética vida, con lo que espero en un futuro, poder sentirme cómodo con el humor también. Ojalá. 

5.- ¿Tienes algún nuevo proyecto en mente?

Pues, como os he comentado anteriormente, ante el tiempo libre que tengo por no tener trabajo y por lo que comporta la pandemia y la poca movilidad, estoy realizando una quinta novela de aventuras, acción y misterio que transcurre en Málaga, además de un relato corto que transcurre en mi querida Barcelona y una próxima que, si no cambia nada, transcurrirá en la Costa Azul monegasca, donde los casinos. Quizá aparece Ángel en esa obra, representando a España en Mónaco, Niza o Montecarlo, con nuevos misterios y tramas la mar de inquietantes, metiéndole un poco de humildad Ángel en esas tierras costeras. Ya ves que me gusta el mar, el sol… soy como un inglés que viene en verano a Benidorm. 

Sobre la quinta, transcurre en un poblado que me he inventado de Málaga y es también de aventuras y misterio, la más reciente y la que actualmente estoy profundizando más en finalizarla pronto, la cual no tardará, registrada ya mismo y espero poder publicarla en Mayo, antes del verano. Sería muy feliz. Ya ves que, en mi mente, aparte de pensar seriamente en terminar el máster de urbanismo que estudio y/o conseguir algún trabajo pronto, no desaparecen los proyectos literarios que tanto orgullo me traen. 

6.- ¿Moraleja/crítica social?

Sí. Aunque el principal objetivo era crear una obra de fantasía para entretener, entretenerme hasta a mí, en algunas facetas se pueden ver alguna que otra crítica o moraleja que he plasmado mediante mis personajes, sobre todo hacia los villanos, aunque es una crítica general, donde en algunas escenas son claras. En primer lugar, quería darle un megáfono a la madre naturaleza, la cual realmente nos estamos cargando con tanta globalización. De hecho, para los que quieran adquirir la obra, podrán verse adentrados en un lugar donde domina lo verde, la libertad de una vegetación sin límites, cubierta forestal, así como una fauna que, aunque no pueda parecerlo, tiene su relevancia hacia la trama de la novela. Una fauna en ciertas circunstancias sometida como a los propios pueblerinos hasta que la fauna saca su lado más salvaje y… la monta gorda.

Y de hecho, sobre esto mismo, los lectores podrán ver otro tipo de daga en forma de denuncia por mi parte, sobre la opresión, el someter a un grupo de aldeanos, familias enteras debido a un poder mal empleado. Porque en la isla, el mal fario y la dominancia de lo malévolo de un individuo que controla a los piratas es un claro ejemplo de cómo la opresión dictatorial puede perjudicar el bienestar, la libertad… 

Luego, los lectores, metiéndose en la piel de los protagonistas que tratarán de sobrevivir a los peligros de la isla, podrán ser capaces de ver qué tipo de acto criminal emplean los villanos a los que se tienen que enfrentar, villanos sin escrúpulos, sin piedad, sin alma…. Vulneración de los derechos humanos, desforestación, insensibilidad, tráfico ilegal de todo, de lo que haga monedas, expropiación, racismo, explotación, misoginia y explotación sexual de la mujer… cuidado con estos dos últimos, relacionados con las esclavas, pues tendrán alguna que otra relevancia y conexión. De hecho, no todo serán personajes masculinos, pues habrá algún que otro personaje femenino con cierta relevancia aunque no lo parezca, sometida, pero… valiente. Y todo esto en una sencilla isla aislada del mundo en un entorno rural, clásico, con fauna, bosque… Y estos conceptos que se verán en los propios villanos, servirán para que los propios lectores quieran acabar con dichos personajes los cuales a mí, personalmente, me ha encantado crear, les quiero mucho, de corazón… pero son los villanos por algo. ¿Cómo se comportarán? ¿Qué clase de personajes son? ¿Cómo terminarán? ¿Y cómo se desarrollará Ángel para intentar rescatar a su ahijado en esto nuevo mundo lleno de villanos de mala muerte? Esto queda en la propia intriga. 


Share:

Víctor Lucía: "Como humanidad nos enfrentamos a múltiples desafíos que ponen en tela de juicio nuestra propia supervivencia".

Ediciones Atlantis presenta 'El camino del Homo Deus' del escritor y antropólogo Víctor Lucía, un ensayo que nace como respuesta a la crisis que vive la humanidad en este momento. 

 1.- ¿Quién es Víctor Lucía?

Victor Lucia es un escritor, psicólogo y doctor en antropología social que está convencido de que la difusión del conocimiento espiritual y la psicología transpersonal pueden ayudar a mejorar significativamente la vida de las personas y por ende al mundo en el que habitamos.

2.- ¿Qué van a encontrarse los lectores en tu libro ‘El camino del Homo Deus’?

El camino del homo deus es un libro que nace como respuesta a la crisis sistémica que vive la humanidad en este momento. La pandemia del covid fue el resorte que impulsa al escritor a redactar este ensayo. Como humanidad nos enfrentamos a múltiples desafíos que ponen en tela de juicio nuestra propia supervivencia. Toda crisis representa una gran oportunidad para el cambio y la evolución.  Se trata de un libro que narra el mito más importante que el ser humano alguna vez ha habitado. El sentido de su existencia en la tierra y el proceso de creación de la realidad. El libro además funciona como una guía de la que el lector puede extraer multitud de aplicaciones para mejorar su vida personal.

3.- En la cubierta del libro sugieres que se puede tener una vida libre y plena de sentido. ¿Nos adelantas algo acerca de esto?

La libertad es un valor que la humanidad siempre ha buscado (especialmente en los últimos siglos). La pregunta de si el ser humano puede llegar a ser libre creo que es la base de infinidad de ensayos, disertaciones, novelas e incluso películas.  Desde la psicología sabemos que siempre encontramos algún grado de condicionamiento en la conducta del ser humano. Sea por la genética, la familia, la cultura o el mismo lenguaje. Pero la experiencia de libertad tiene que ver con ir desarrollando en la vida el autoconocimiento suficiente como para permitirnos ampliar esos grados de libertad. Uno se siente libre cuando es capaz de dotar de sentido aquello que percibe. Cuando nos basamos en paradigmas y creencias que provienen de nuestra educación, familia o condicionamiento cultural no hacemos uso de esa libertad que nos otorga la capacidad de dotar de sentido a nuestra realidad. En el libro desarrollamos algunos ejemplos de como dotar de sentido a la realidad para vivir con dicha y plenitud.

4.- Una estancia en la Amazonía peruana parece haberte resultado de gran valor. ¿Cuál es la relación entre aquella experiencia, este libro y la promesa de libertad?

En mi primera novela "el llamado del jaguar" escribí una autobiografía en la que narré mi propia iniciación al mundo espiritual con la medicina tradicional de la ayahauasca. Desde niño me había interesado siempre ese tipo de conocimiento y había leído mucho sobre religiones y metafísica. Pero allí tuve por primera vez una experiencia real de encuentro con el mundo espiritual y sus leyes. A partir de esa experiencia adquirí el firme compromiso en profundizar en este tipo de conocimiento. Viajé y viví en diferentes culturas (áfrica, américa, europea) y he seguido indagando para contestarme a esas preguntas que dotan de sentido a nuestra existencia.

5.- ¿Tienes algún otro nuevo proyecto en mente?

Precisamente estoy ahora focalizado en un nuevo libro que verá pronto la luz. Se trata de un ensayo sobre una nueva economía desde el ser que está surgiendo porque las personas estan ya cansadas del antiguo paradigma de la deuda, la escasez y la competitividad. Todos queremos colaborar y aportar nuestra semilla para mejorar este mundo y la economía es una disciplina que debe servir a la vida y no al contrario como ha venido ocurriendo este último tiempo. Soy muy inquieto y no puedo estar sin escribir, es algo que me apasiona Escribir además es una forma de poner orden en el caos de todas ideas que llegan a mi mente y de generar algo de certidumbre en esta maravillosa e incierta aventura que es la vida.

Share:

Carles Roselló Rodríguez: "Procuro basarme en mis propias experiencias, pero la vida a veces resulta bastante insípida, aunque estas historias no lo son o no tratan de serlo."

Ediciones Atlantis presenta 'Para no molestar a la marsopa' del autor Carles Rosselló Rodríguez, una colección de relatos acerca de encajar en la vida. 

1.- ¿Qué se encontrarán los lectores en ‘Para no molestar a la marsopa’?

Pues, encontrará una serie de personajes variopintos así como unas historias con las que se puede identificar todo hijo de vecino, sin exceptuar escenas subidas de tono y diálogos más relajados. Intenté escribir largo tiempo relatos como los de Raymond Carver, pero me di cuenta de que no era tan fácil. El lector no encontrará unos personajes exaltados, ni una trama específicamente descriptiva. Si algunos detalles y algunas pinceladas descriptivas. Sobre todo los personajes son algo parcos en palabras, van a lo suyo y los diálogos son breves y concisos por lo general. Todo lo contrario a la literatura medular pero si una manera de abordar la trama de manera directa, a veces no he podido evitar irme por las ramas pero, creo yo, que el resultado final no ha desvirtuado las historias que pretendía contar de la manera más sincera que me permitía mi relativa pericia. 

2.- ¿Cuál es el nexo principal o que tienen en común los relatos del libro?

Principalmente son personajes de todas las edades y sexos. Muchos de ellos marginados sociales, viven una sexualidad que no parece que comprendan demasiado. Lo que los une y los aleja se especifica, a veces los aísla y no parecen comprender el mundo que los  circunda. 

Una exposición de unos personajes unos veces orgullosos de su sexualidad, otras aterrorizadas por cómo reaccionarán los padres y amigos, ante la confesión o salida del armario. Las diferentes edades de los personajes, son buena muestra de los problemas de identidad sexual que se presentan, a  cualquier edad y se insinúa que no existe edad para confesarse desconcertado en este sentido. Aquí se alternan personajes de todos los géneros e incluso bisexuales y se da una oportunidad, una vez más al sexo heterosexual.   

3.- La mayoría de tus historias presentan problemas a los que muchos lectores habrán tenido que enfrentarse en algún momento de sus vidas. ¿Te interesa sobre todo el realismo en la literatura?

El realismo me interesa mucho, no voy a enumerar una serie de escritores que me han influenciado últimamente, ya mencionaré algunos, más adelante, tengo que confesar que algunas veces me voy por las ramas y no sé si estoy escribiendo de manera realista o me veo empujado a describirlo todo de manera más visceral, como habréis podido apreciar en este libro la sexualidad tiene una presencia para nada tangencial.

4.- Háblanos del proceso creativo. ¿Cuánto tiempo llevas escribiendo este libro? ¿Siempre tuviste claro cuál sería el tema central? ¿Cómo y en qué momento surgen las ideas de las que nace cada relato?

El primer borrador lo vengo escribiendo y reescribiendo desde septiembre, rescaté algunos esbozos sobre los tres primeros relatos del libro, algo muy esquemático que me evitó empezar de cero. Venía de escribir un par de novelas que no habían cosechado muy buenas críticas desde diferentes editoriales, la última de ellas la terminé poco antes de comenzar el verano y no me he atrevido hasta ahora a enviarla a ninguna editorial. No soy mucho de padecer algo parecido a lo que se conoce como síndrome de la hoja en blanco. Escribir siempre ha sido muy duro para mí y a veces el mismo hecho de estar todo el día dándole a la tecla no me evita escatimar algunas cosas muy preciadas para mí en el día a día. Noto que a veces me estoy perdiendo cosas buenas que a lo largo de la vida y de manera escalonada, han ido pasando a segundo plano.

La temática no estaba muy clara en un principio pero siempre he deseado que editoriales como Egales y Dos Bigotes me hicieran más o menos caso o un hueco entre sus propuestas literarias. En éste sentido traté de rebajar el carácter sexual por si a las editoriales les parecía su contenido demasiado explicito, y le di a las escenas sexuales una especie de carácter de ensoñación, aunque muchas veces no he conseguido suavizar algunas escenas en concreto.

Procuro basarme en mis propias experiencias, pero la vida a veces resulta bastante insípida, aunque estas historias no lo son o no tratan de serlo. Trato de alguna manera de erotizar la historia para que al final el relato explote por decirlo de algún modo entre mis manos.

5.- ¿Algunas influencias reconocibles?

No tengo muy claras las influencias sobre estos relatos. Me gustaría pensar que se parecen algo a Raymond Carver, John Cheveer y Lorrie Moore, pero me he distanciado lo suficiente para que mis historias cobren realismo y los personajes destaquen en un lirismo nada específico.

Mientras escribía esta colección de relatos me interesé sobre todo por la obra de Joy Williams, algo de Bukowski, Hebe Uhart y Jean Rhys, aunque no he aprovechado la rareza y la familiaridad de esta última


Share:

Jabier Díaz: "A los lectores les espera un mundo oscuro, repleto de misterios, donde nada es lo que parece".

Ediciones Atlantis presenta 'Kempenich' del escritor Jabier Díaz, una novela de terror de las que ya no se hacen. 

1.- ¿Qué les espera a los lectores en Kempenich?

A los lectores les espera un mundo oscuro, repleto de misterios, donde nada es lo que parece. 

2.- Kempenich. ¿Se trata más de una novela gótica, de intriga, terror…?

KEMPENICH es una mezcla de esos tres géneros, sin decantarse por uno de ellos. Puede resaltar bastante la intriga y el terror, sin ser este muy visceral.

3.- Muchas referencias de autores clásicos, especialmente del siglo XIX. ¿Te atrae la literatura de este siglo?

Me encantan los Clásicos, aunque también leo Literatura actual. Algunos de mis referentes son: Javier Sierra, Matilde Asensi, Ildefonso Falcones, Jorge Molist, Iker Jiménez, Stephen King, entre otros muchos. Mi lectura es variada. 

4.- Te defines como un escritor muy riguroso y detallista. ¿Podrías explicarnos un poco esto?

Cuido mucho la trama y a los personajes, incidiendo en el detalle y la documentación, que suele ser bastante fidedigna.

5.- ¿Tienes algún nuevo proyecto en mente?

Actualmente estoy terminando la segunda parte de KEMPENICH, estoy en la fase final. El próximo proyecto se titula ENTRE CABALLEROS, que retomaré en breve. Lo congelé para escribir KEMPENICH, sin saber que habría segunda parte. También hay alguna idea para futuras novelas. 


Share:

Juan Sánchez Vallejo: "Este libro nos “pone al corriente” de los efectos nocivos de las nuevas tecnologías -esencialmente informáticas—cuando se utilizan de forma abusiva y/o descontrolada (móviles, ordenadores, etc.)"

Ediciones Atlantis presenta 'Nuevos hábitos, ¿nuevas locuras?' del autor Juan Sánchez Vallejo, un ensayo acerca de los riesgos que conllevan los nuevos métodos de comunicación. 

1.- Un nuevo libro publicado en Ediciones Atlantis. ¿Qué van a encontrarse los lectores?

Se van a encontrar un libro que nos “pone al corriente” de los efectos nocivos de las nuevas tecnologías -esencialmente informáticas—cuando se utilizan de forma abusiva y/o descontrolada (móviles, ordenadores, etc.). Hoy nos comunicamos más pero “nos relacionamos menos” (dialogamos menos). Parece que lo emocional o afectivo está en un segundo plano ¡¡ el 75% de los jóvenes prefiere “chatear” a través de las redes que otro género de encuentros sociales!!

También aborda este libro otros aspectos sociales actuales que no benefician precisamente a otros sectores, como la senectud. Vivimos tiempos “ageístas” (rechazo a la vejez) en una sociedad que cada vez tiene más mayores, muchos de ellos explotados por propios familiares para el cuidado de los pequeños, o abandonados en residencias geriátricas.

Igualmente el libro trata otras singularidades y/o patologías psicológicas que cada vez arraigan más en estos tiempos, como ocurre con las “ludopatías”, agravadas con las “apuestas online”, muy preocupantes en la chavalería.

Y abordo así mismo el análisis de “patologías raras” que, lamentablemente, también se van extendiendo, como son la ENCLITOFILIA (sexualidades atípicas), patologías “alimenticias”, también en clara progresión (anorexia y bulimia) y esas otras tendencias a psiquiatrizar situaciones absolutamente normales, como la llamada DEPRESIÓN POSVACACIONAL. 

2.- Has publicado títulos que hablaban de la memoria histórica, de enfermedades mentales, del cáncer o de cómo vivir positivamente la vejez, entre otros temas. ¿Qué crees que tienen en común todas tus publicaciones? ¿Comparten algún nexo?

Comparten mis preocupaciones desde la perspectiva de mi profesión de médico psiquiatra, que he venido ejerciendo durante más de cuarenta años. Entiendo que la sociedad no acaba de tratar y entender al enfermo mental y a determinadas situaciones, como la vejez; existe lo que vengo denominando AGEÍSMO (rechazo al viejo), en una sociedad cada vez –paradójicamente—más vieja.

Y, respecto al libro ¡¡VIVIR!!, que trata sobre las vivencias emocionales de los enfermos de cáncer, entiendo que existen razones y argumentos para ser más optimistas y salir de ciertos sensacionalismos mediáticos de corte pesimista ya que, a día de hoy, más de la mitad de los cánceres se curan.

3.- ¿Vivimos en la mejor de las épocas, a pesar de su notoria complejidad?

Pues no sé cómo se habrá vivido en otras épocas, pero en todo caso lo de vivir bien o mal tiene mucho de subjetivo; en su fuero interno la persona es la que valora su grado de bienestar y malestar en cualquier época y/o país. Eso sí, creo que hoy día la humanidad dispone de más conocimientos y/o recursos para alcanzar, cuanto menos, un cierto bienestar fundamentalmente físico (pandemias aparte, claro), aunque con demasiadas variables económico-culturales de unos países a otros. Pero, como diría el filósofo, “la nave va”.

4.- ¿Algún nuevo proyecto ya en mente?

Claro que sí, y muy relacionado con esta pandemia que nos ahoga. Deseo abordar LOS EFECTOS COLATERALES DE LA PANDEMIA, sobre todo los psicológicos: depresiones, angustias, y otras situaciones que están creando un clima social muy alterado.


Share:

José María Rodríguez Pachón: "Un libro de divulgación no es un tratado que busca, principalmente, aumentar los conocimientos del lector; es una obra que tiene como primer objetivo hacer disfrutar a un profano en la materia."

Ediciones Atlantis presenta 'Homo Scissum. ¿En qué puede creer un científico?' del autor José María Rodríguez Pachón, una invitación a no enrocarse en las posturas extremas del ateísmo científico y la religiosidad que desconfía de la ciencia

1. ¿Quién es José María Rodríguez Pachón? 

Nací en Sevilla en 1972, a las tres semanas me mudé con toda la familia a un pueblo del centro de La Mancha (concretamente Tomelloso, en Ciudad Real) y a los 18 años volví a mudarme, esta vez a Madrid, para estudiar en la universidad. Y aquí sigo. Como inevitable hombre dividido, me llaman la atención casi por igual las disciplinas científicas y las artísticas, la física y la música, la biología y la literatura, las matemáticas y el cine. Pero, como mi cerebro no da para todo, elegí centrarme en la ciencia (y no me he arrepentido). Estudié la carrera de Farmacia, me doctoré en Microbiología y, después de algunas vueltas, hoy me dedico a evaluar y autorizar medicamentos y a impartir clases en la universidad. Me gusta leer literatura española y divulgación científica, la música clásica, el cine y las iglesias románicas. Y escribir, cuando tengo tiempo. 

2. ¿Qué va a encontrarse el lector en “Homo scissum. ¿En qué puede creer un científico? 

El hombre dividido del título soy yo. Pero también tantos otros que, como yo, apuestan por la ciencia como la forma más rigurosa de acceder a la realidad pero, al mismo tiempo, sospechan que la ciencia no es suficiente y que debe haber un sustrato espiritual fundamentando todo. Y, además, y esto es lo más característico de los Homo scissum, nos cuesta encajar estas dos visiones en un todo homogéneo. Este libro surge como la necesidad de ordenar mi debate interior. El lector va a encontrar un libro de divulgación científica (porque, antes de debatir, es necesario conocer lo que sabe la ciencia de hoy acerca de la naturaleza), de discusión filosófica (porque, cuando la ciencia no de para más, intentaremos seguir avanzando), el debate propiamente dicho entre un científico ateo y otro teísta (que soy yo en ambos casos) y, como “recreo” que ayude a aligerar tanta intensidad, algunas anécdotas autobiográficas relacionadas con el tema de cada capítulo.

3. En general puede decirse que este libro habla del enfrentamiento entre la ciencia como método de conocimiento y la fe. ¿Hasta qué punto nos ha influido esta dialéctica a la civilización occidental y cómo nos ha afectado principalmente? 

Para responder a esta pregunta habría que escribir un libro (o leer alguno de los ya escritos), pero haré lo que pueda. La ciencia y la religión organizada no han estado siempre enfrentadas, ni mucho menos. Los sentimientos de admiración y misterio ante la naturaleza, que muchas personas interpretan de forma espiritual, son también el motor de la investigación científica. Por ello, en ocasiones, las religiones organizadas han fomentado la investigación: era una forma de penetrar en la obra del Creador. Los problemas surgían cuando las observaciones científicas no respaldaban las verdades consideradas como indiscutibles por la religión organizada. ¿Quién tenía razón? La ciencia nunca tiene verdades indiscutibles, siempre están sujetas a discusión o amenazadas por un nuevo experimento que las eche por tierra. Pero, gracias a ese rigor, cada pequeño paso que da es bastante firme. En el otro lado están las verdades “indiscutibles” de la religión organizada. ¿De dónde les viene la “indiscutibilidad”? ¿Son revelaciones divinas directas? ¿Enseñanzas de algún mensajero divino? ¿Escritos posteriores de los discípulos? ¿Conclusiones teológicas? ¿Mandamientos instaurados por la propia religión organizada?¿Adaptaciones a la sociedad y cultura de cada época?  Pienso que las religiones, surgidas inicialmente de unos hechos y enseñanzas concretos, con el paso del tiempo van sufriendo adherencias filosóficas, teológicas y sociales que aumentan el número de verdades “indiscutibles”. Si, además, la religión en cuestión goza de poder, acabará por extender sus verdades indiscutibles a campos ajenos, como el de la investigación de la naturaleza (recordemos el paradigmático caso Galileo). Creo que en las religiones organizadas hay un núcleo esencial, que no se puede tocar sin alterar su esencia, y muchas creencias humanas, demasiado humanas, que la evolución histórica (y dentro de ella los avances científicos) ha ido poco a poco puliendo, devolviendo lentamente a la religión a sus límites connaturales. Nuestra sociedad occidental es heredera de esta larga historia de enfrentamientos y, casi sin darnos cuenta, situamos a la investigación científica en un extremo y a la religión en el otro, como adversarios, cuando no tiene por qué ser necesariamente así (y, en el pasado, numerosos científicos mostraron con sus vidas la compatibilidad entre su ciencia y su fe). Quizá uno de los retos de la modernidad occidental esté en conseguir que los extremos se acerquen: que las religiones organizadas se liberen cada vez más de lo no esencial y que los ateos científicos admitan la posibilidad de que, después de todo, también se puede ser espiritual sin ser irracional.

4. ¿Qué características principales crees que debe tener un buen libro de carácter divulgativo?

Teniendo en cuenta que este es mi primer libro divulgativo (a decir verdad, mi primer libro como único autor), resulta evidente que no puedo sentar cátedra sobre este asunto. Pero, al menos, os confesaré lo que me ha atraído en otros libros de divulgación y lo que he intentado aplicar en este. En primer lugar, es necesario comprender algo, a primera vista, obvio: un libro de divulgación no es un tratado que busca, principalmente, aumentar los conocimientos del lector; es una obra que tiene como primer objetivo hacer disfrutar a un profano en la materia. Tener esto claro es lo que orientará todas las decisiones narrativas del autor. En segundo lugar, otra obviedad: nunca hay que abandonar la perspectiva del posible lector, que sin duda no anda falto de inteligencia pero al que no se le puede exigir ser catedrático para descifrar el libro. Y, por último, el autor ha de intentar transmitir en el texto esa pasión que siente por el tema; si el lector la percibe, se le contagiará.

5. ¿Tienes nuevos proyectos en mente? 

Algo hay, sí, aunque todavía no se merecen el nombre de proyectos. Como el ineludible hombre dividido que soy, me pasan por la cabeza al mismo tiempo ideas puramente literarias y otras divulgativas. Entre las primeras, ando a la caza de una trama que me sirva de excusa para narrar recuerdos de mi infancia y adolescencia en Tomelloso. Por otra parte, como me atrae mucho la ciencia ficción “dura”, la más científica y filosófica, no descarto intentar escribir una novela o una colección de cuentos sobre el choque psicológico y cultural que causaría el encuentro con seres extraterrestres inteligentes. Finalmente, del lado divulgativo, el hastío que me causa la situación política española me hace considerar seriamente la elaboración de un curso acelerado de democracia “mínima”, moderación en las formas y buenos modales. Veremos si soy capaz.


Share:

Cristina Pérez: "A pesar de ser una novela romántica y de que me encanta fantasear con historias preciosas de amor, creo que en mi novela hay más proporción de amistad."

Ediciones Atlantis presenta 'Hay magia en el país del hielo' de la escritora Cristina Pérez, una novela que es un canto a la vida, un viaje por las letras hacia lugares preciosos hasta rozar sentimientos olvidados y desconocidos. 

1.- ¿Quién es Cristina Pérez?

Si tuviera que definirme a mí misma, diría que una de las cosas que más me identifican es que soy una mujer ambiciosa y soñadora. Me gusta tener proyectos abiertos y luchar por mis sueños, por muy inalcanzables que puedan parecer en un principio. Así me embarqué en esta aventura de escribir un libro, como una manera de hacer algo que me encanta: comunicar. Todo este proceso de "jugar" con las palabras, estructurar una historia que comenzó como una idea fugaz en mi mente y poder, después de todo, tener este libro entre mis manos, es un sueño hecho realidad. 

2.- ‘Hay magia en el país del hielo’ es una novela romántica en donde los viajes van de la mano con el crecimiento interior. ¿Qué es lo que más te gusta de viajar?

Viajar te abre la mente y eso es precisamente lo que más me gusta de recorrer el mundo. Al conocer otras culturas, otras personas y otras costumbres, entiendes que el concepto de "normalidad" es muy relativo y que para cada individuo la normalidad puede suponer cosas muy distintas. Al viajar aprendes a ser más tolerante y eso es muy necesario en la actualidad. Me encanta también conocer paisajes nuevos y acumular vivencias que te ayudan a formar una personalidad más abierta. Además, viajar me inspira a la hora de escribir, imagino personajes en muchos de los lugares que descubro en mis viajes y eso es maravilloso para mi creatividad literaria. 

 3.- ¿Hay más amistad que amor romántico en tu novela? ¿o al revés? ;)

A pesar de ser una novela romántica y de que me encanta fantasear con historias preciosas de amor, creo que en mi novela hay más proporción de amistad. Y esto es así porque no creo en una historia de amor que no se base en una relación sincera de amistad. Irene, la protagonista de esta novela, tiene unas amigas increíbles, y a través de ellas se cuentan también muchas tramas del libro. Pero además las historias de amor que le rodean están basadas en la amistad, así que podría decirse que este sentimiento predomina más. 

 4.- ¿Cuánto de Cristina Pérez hay en la protagonista Irene?

La situación personal de Irene es completamente diferente a la mía tanto en lo personal como en lo familiar o laboral. Puede haber ciertos guiños en algunos aspectos, pero su camino es muy distinto al mío en esta historia. Sin embargo, sí que algunas de las reflexiones de Irene se asemejan a las mías, y creo que ella entiende el mundo de una manera similar a como yo lo hago. 

5.- Si tuvieras que promocionar tu novela con una sola frase, ¿cuál sería?

Esta novela, como su propio título indica, es una historia en la que yo he intentado transmitir, a través de unos personajes muy especiales, la magia del amor en todas sus facetas, de la amistad, de los viajes, del destino. En definitiva, Hay magia en el país del hielo es una historia llena de vida. 


Share:

Silvia Quiroga: "Los lectores vivirán la vida bajo los ojos de una adolescente llamada Lucy Johnson con el fin de descubrir la verdad que se les ha estado ocultando durante ocho años."

Ediciones Atlantis presenta 'El final... ¿o tan solo el comienzo?' de la joven escritora Silvia Quiroga, una novela distópica que te hará plantear si acaso la realidad que damos por sentada no es la auténtica verdad. 

1.- ¿Quién es Silvia Quiroga?

Silvia Quiroga es una chica de veinte años, risueña, extrovertida, aventurera, con ganas de vivir la vida. Trabaja de su vocación como educadora infantil en la escuela infantil Dalila y que se ha animado a cumplir uno de sus mayores sueños, ser escritora. 

2.- ¿Qué les espera a los lectores en tu novela ‘El final… ¿o tan solo el comienzo?’

Les espera una novela de ciencia ficción, llena de intriga, adrenalina, pasión, impotencia... tendrán muchos sentimientos encontrados en cada capítulo que lean. 
Vivirán la vida bajo los ojos de una adolescente llamada Lucy Johnson con el fin de descubrir la verdad que se les ha estado ocultando durante ocho años.

3.- ¿Por qué crees que interesan tanto las novelas distópicas?

Creo que interesan tanto ya que te llevan a un mundo irreal donde la acción y la adrenalina invaden tu cuerpo. El instinto de supervivencia sale a flor de piel. 

4.- Creemos ver una gran influencia cinematográfica en el libro. ¿Estás de acuerdo?

Desde luego. Las películas y las series han tenido gran importancia en mi vida desde bien pequeña, eso se lo debo a mis padres que son unos buenos cinéfilos, al igual que unos amantes de los libros. También adquirí la pasión de la literatura gracias a ellos. 

5.- La novela promete una segunda parte… ¿ya la estás trabajando?

La novela tendrá una segunda parte, pero sinceramente... De momento no la he empezado. Tengo otras tres novelas que estoy a punto de terminar. Y Cuando las termine, empezaré con la segunda parte, sin duda alguna.

6- ¿Por qué crees que la novela puede enganchar tanto? 

La novela es tan detallista, tan específica... Que hace que si o sí, mientras vas leyendo, vayas imaginado cada uno de los escenarios. Como si fuese una película reproduciéndose en tu cabeza. 

De hecho, a mí es lo que me pasaba. Mientras iba escribiendo, las escenas se iban reproduciendo en mi imaginación. Y si escribía algo que no me pudiese imaginar, entonces no era lo suficienete bueno y había que cambiarlo.

Share:

Rafael de Mateo: "Aunque 'La piel ajena' es una historia oscura y decadente, me fue inevitable buscar un faro que iluminara en el horizonte y que conectara y guiara a los personajes hacia la luz. "

 Ediciones Atlantis presenta 'La piel ajena' del escritor Rafael de Mateo, un lugar en el que nadie desearía vivir, asolado por la corrupción y las drogas y donde sus habitantes han perdido toda esperanza de perseguir sus sueños. 

1.- ¿Quién es Rafael de Mateo?

Siempre soñé con contar las historias que bullían en mi cabeza y creo que he tenido suerte en la vida, puesto que he llegado a hacerlo de diferentes formas. Desde muy pequeño devoraba libros, escuchaba música clásica o fundía las casetes de bandas sonoras estrujando mi memoria para hilar cada nota con su imagen en la gran pantalla. 

Me considero un creativo, un soñador un tanto chapado a la antigua. Mi tesoro son mis libros e intento alejarme de los lujos materiales. Me encanta escuchar jazz cuando escribo, disfrutar de un buen museo o simplemente tomar un café en una terraza e imaginar las vidas de quienes pasa por la calle, dándoles un guion a cada uno de ellos. 

Siempre llevo una libreta conmigo para tomar notas, ya que al cabo del día pueden ocurrírseme muchas historias. A veces es un tanto estresante pensar si todas ellas tendrán una oportunidad y conseguiré darles un principio y un final. 

2.- ¿Qué van a encontrarse los lectores en este libro ‘La piel ajena’?

Desde el primer capitulo van a adentrarse en una ciudad donde nadie desearía vivir, asolada por la corrupción y las drogas y donde sus habitantes han perdido toda esperanza de perseguir sus sueños. Un lugar gris, frio, donde nunca deja de llover y la luz del sol es un lejano recuerdo. 

Donovan es un policía corrupto que ha perdido la batalla contra su propio valor y que sobrevive gracias los sobornos y al alcohol. Cat es un alma rota, que jamás ha sido amada. El mal absoluto anida en su interior y buscar alguna droga es la única arma que posee para adormecerlo. 

Son almas que han dejado de luchar y se han rendido, consumidos por una vida que detestan, pero que son incapaces de cambiar. Toda esa desesperanza es el coctel perfecto para que un demonio invencible, se haga fuerte y domine sus corazones.

Aunque La piel ajena es una historia oscura y decadente, me fue inevitable buscar un faro que iluminara en el horizonte y que conectara y guiara a los personajes hacia la luz. 

Las vidas de Cat y Donovan se entrelazan con referencias a un cuento inmortal, “El maravilloso mago de Oz” de L. Frank Baum, que narra la inmortal búsqueda de un lejano lugar donde los sueños por fin se cumplen.

3.- Tienes una sólida trayectoria dentro del sector audiovisual. ¿Cuándo y por qué decides dar el salto a la novela?

Durante bastante tiempo he compaginado el trabajo de producción en diferentes largometrajes con el de guionista y muchas veces te despegas de un guion al que no sabes muy bien que futuro le espera y te obligas a pensar en el siguiente. Levantar una producción no es fácil, así que muchas veces tu historia se queda en tierra de nadie, esperando, o lo que es peor, es reescrita una y mil veces por otras manos. La novela sin embargo te da el poder de crear algo tuyo, algo propio.

Se dice que toda primera novela es autobiográfica, parece un cliché, pero es cierto. Hace mas o menos cuatro años sufrí una depresión que aún arrastro y cuyas consecuencias padezco ahora mismo, con la caída del pelo. El germen de La piel ajena nació entonces como guion, y harto de verlo en un cajón, decidí durante el confinamiento del 2020 sumergirme de nuevo en él y convertirlo en esta novela.

Hacerlo ha sido una liberación, pues tanto la historia como el escenario son parte de mi depresión e Incluso el mal que azota la ciudad, es el reflejo de mi dolor y de la ira que tenia dentro, la cual era incapaz de controlar y destruir. 

Creo que, de los peores tormentos, solo se sale escribiendo. Escribir marca a fuego cada uno de nuestros pensamientos, nos obliga no solo a recordar y plasmar nuestros miedos, si no que además nos exige mirarlos de frente.

Déjame decir, si puedo dar un apunte personal sobre la depresión, que muchísima gente sufre en silencio sus estragos, o lo que es peor, lo hacen sin saber ponerle nombre a su dolor, ya sea por ignorancia o por miedo. Esta enfermedad acaba contigo por dentro y si no eres capaz de frenarla, ataca también por fuera. Es importante saber prevenir y tratar algo muy dañino y que tiene mil caras diferentes. 

En esta lucha personal he aprendido que lo único de valor que tenemos lo llevamos dentro, cuidarlo bien vale una batalla sin importar las consecuencias, por que uno, a veces, gana. 

4.- Imaginas y creas mundos y escenarios bastante particulares. ¿Cuál crees que es el principal motor de tu inquietud artística?

El cine es parte de mi vida. De muy niño quedé entusiasmado viendo Batman, de Tim Burton. Al volver a casa no dejaba de espiar las azoteas imaginando a un superhéroe con forma de murciélago saltando entre ellas.

He tenido la grandísima suerte de trabajar en el cine, por lo que cuando escribo, me encanta describir detalles, olores, sensaciones, para que el lector se introduzca plenamente, como si de una película se tratase.

Por eso también no es difícil encontrar referentes cinematográficos en La piel ajena, desde la incesable lluvia, como en Seven, de David Fincher, causante de hacer mucho más arduo el trabajo del protagonista, hasta los oscuros y apestosos escenarios que parecen sacados de los episodios mas terroríficos de The X Files de Chris Carter, junto con sus escurridizos monstruos semanales, además del cine policiaco de Los Intocables de Eliot Ness de Brian de Palma o clásicos del noir como El halcón maltés de John Huston.

Donovan es un perdedor, un fracasado, con aire melancólico, que sigue llevando una clásica gabardina y que debe redimirse en un ultimo caso, algo que funciona muy bien en el cine/novela negra. 

También los referentes son literarios. Entre mis novelas favoritas se encuentran las aventuras escritas por Douglas Preston y Lincoln Child, El Ultimo Caton de Matilde Asensi, La mujer del viajero en el tiempo de Audrey Niffenegger, 22/11/63 de Stephen King o la trilogía victoriana de Félix J. Palma. Todos ellos y miles más me ha inspirado y acompañado durante mi vida. 

5.- En ‘La piel ajena’ encontramos corrupción, drogas y muchos personajes de los bajos fondos, en un contexto muy evidente de decadencia. ¿Qué es lo que más te interesa de estos ambientes?
 
Como decía antes hay muchas piezas para poder responder esta pregunta, la principal soy yo mismo, sumergido en esa depresión de la que hablaba. 

Por otro lado, la evidente falta de valores y empatía de la sociedad en la que vivimos. Populismo, racismo, corrupción política, crisis económica… es un salvase quien pueda que parece obligarnos a pasar por encima del débil para poder sobrevivir.

A nivel narrativo sentía mucha curiosidad por situar a mis personajes lidiando con esa realidad, enterrados bajo capas y capas de una sociedad decadente, para luego poder encontrar los mecanismos y hacerlos luchar por algo más grade que ellos mismos, ver la luz de nuevo y conseguir salvarse. 

6.- ¿Tienes algún nuevo proyecto en mente?
 
Tengo bastantes la verdad, pero también me gustaría seguir con esta historia, porque creo que el viaje de sus protagonistas no acaba en la última página y aun tienen cosas que contar. 

Si tuviera que cambiar de tercio quizás me decantaría por una historia sobre la falta de agua en el futuro, algo que está lamentablemente de moda, ya que hoy en día ciudades como Ciudad del cabo y Sao Paulo tienen restricciones, e incluso Londres tendrán graves problemas de suministro en tan solo cinco años.

A nivel cinematográfico estoy pendiente de que dos de mis guiones, cuyos derechos han sido cedidos a Imminent Produccions, salgan adelante; “Plastic Killer” y “La edad de Oro”

Share:

Manuel Oliva Real: "Desde mi punto de vista nos hemos acostumbrado al sufrimiento que padece el prójimo. Ya nada parece sobresaltarnos."

Ediciones Atlantis presenta '¿Qué me has hecho?' del escritor Manuel Oliva Real, una reflexión sobre la violencia de género a partir de una trama policíaca. 

1.- ¿Qué van a encontrarse los lectores en tu novela ‘¿Qué me has hecho?’

Desde la máxima humildad, considero que mi estilo de escritura es el realismo y, como tal, trato de plasmar todo aquello que desde mi punto de vista salpica al ser humano en la vida cotidiana. Las emociones, pensamientos, vivencias y experiencias de la persona toman protagonismo en la novela. Y lo hacen desde lo más profundo de los corazones y las conciencias.

En ¿Qué me has hecho?, el lector va a encontrar todo un abanico de situaciones y emociones que giran en torno al asesinato de una mujer en manos de su pareja. Todo se produce en presencia del hijo de ambos, un niño de tan solo cinco años. La trama se desencadena a través de las actuaciones de la policía, que muestra su lado más humano en el amplio sentido del término. Paralelamente, el narrador pone delante de él, y del lector, una serie de reflexiones con respecto a cuestiones importantes de la existencia humana: la muerte, el asesinato, el amor, la traición, la envidia, el odio, el arrepentimiento, etc…

Sobre todo, espero sacudir el interior de cada uno de nosotros y reflexionar acerca de la esencia del ser humano. 

2.- Una novela negra que gira en torno a un tema claro, la violencia de género. ¿En qué momento decidiste que escribirías este libro?

La violencia de género es un auténtico drama en la sociedad actual. En mi labor profesional, como psicólogo clínico, me encuentro situaciones trágicas por muchos motivos, y el maltrato, de una forma u otra, aparece en muchas ocasiones. 

He visto el miedo y el horror en muchos ojos. He recogido la desesperanza de muchas mujeres como consecuencia de la violencia y el maltrato por parte de sus parejas o de allegados. He escuchado rodar lágrimas por culpa del desprecio y rechazo de los que han sido víctimas. Pero no solo he visto violencia de género, sino que también  he sido testigo del abandono que muchas personas sufren por parte de los que decían llamarse amigos o decían considerarse familia. He visto cómo una buena parte de nosotros miramos para otro lado ante la tragedia ajena. Se me han puesto por delante situaciones de humillación, abuso, acoso, secuestro psicológico y castración de la individualidad. He tenido evidencia de cómo una mordaza ha dejado sin voz a muchas personas (mujeres y hombres) como consecuencia de una educación mal entendida.

He tratado de no dejar todo ello en el olvido, en un baúl de emociones y circunstancias de sufrimiento. Pero también, he querido dibujar una esperanza y un deseo. Espero que el lector sepa encontrarlos en la lectura de esta novela.

3.- Un drama policíaco que cuida notablemente las formas, el estilo. Encontramos frecuentes pasajes de gran lirismo. 

Como he dicho anteriormente, en la novela se entremezcla la trama policiaca con la reflexión acerca de un amplio elenco de sentimientos y comportamientos del ser humano. Puede que la novela en sí  sea una gran metáfora de la vida y de lo que se encuentra dentro de cada uno de nosotros. He intentado dar respiro al lector de la trama policíaca a través de diferentes pasajes, muchos de ellos más reflexivos e intimistas, pero tratando de acercarle al realismo al que he hecho alusión. 

4.- Y también te adentras en la novela psicológica, tratando de descifrar aquellos rincones más turbios de la mente humana. Reflexionas acerca de la maldad humana.

 Trato de adentrarme en los rincones de la mente y del corazón de todos nosotros. El lector, en un primer momento, puede concluir que la novela le añade un peso luctuoso. La forma y el contenido de la novela ponen por delante lo que muchas veces no queremos ver por miedo, vergüenza o simple comodidad. La indiferencia es más dañina de lo que parece y de lo que se nos enseña. 

Sin embargo, si profundizamos en la lectura, podemos encontrar buenas razones para la auténtica esperanza; no esa esperanza de la resignación, sino de aquella que nos invita a la aceptación y el compromiso de generar cambios en nuestra forma de actuar.

Y sí, reflexiono sobre la maldad, pero también sobre la bondad. Reflexiono sobre la desesperación, pero también sobre la posibilidad de hacer la existencia humana más fácil. Reflexiono sobre el abandono, pero también sobre la solidaridad bien entendida.

No trato de enseñar nada, no soy quién para ello. Solo invito a que el lector se adentre un poco más en él mismo, sin miedo ni censura, solo con determinación y verdad. 

5.- Uno de los temas más presentes en la novela es el de la complicidad de todos cuando, ante una injusticia, decidimos mirar para otro lado. ¿Qué puedes decirnos acerca de esto?

Todos nos convertimos en jueces con facilidad. Acusamos rápidamente, desde un criterio personal que consideramos como el más acertado, los comportamientos de los demás. Nos rebelamos, en ocasiones, ante todo aquello que nos parece injusto. Pero en demasiadas ocasiones no queremos salir de nuestra zona de confort para actuar con determinación ante lo que de verdad resulta intolerable. El arte de no complicarnos la vida se convierte en denominador común ante el drama del otro. Desde mi punto de vista nos hemos acostumbrado al sufrimiento que padece el prójimo. Ya nada parece sobresaltarnos.

La compasión y la empatía no han de ser suficientes. La auténtica caridad no es dar de lo que nos sobra, sino de lo que nos falta. Ahora soy yo quien está juzgando, razón por la que voy a releer la novela.

Sea como fuere, he escrito este libro desde el amor.


Share:

José María Bayod Gotor: "Mi experiencia como abogado penalista, me permite describir con exactitud los protocolos policiales y los métodos de investigación."

Ediciones Atlantis presenta `La muerte de la oscura golondrina' del escritor José María Bayod Gotor, una novela negra atrevida y cruda, violenta y políticamente incorrecta. 

1.- ¿Qué les espera a los lectores en ‘La muerte de la oscura golondrina’?

Sobre todo diversión. La novela plantea situaciones absurdas y rocambolescas que pretender sonsacar la sonrisa y la risa del lector. Pero tras el humor y la risas de situación, nos encontramos con una trama dura y sorprendente de angustiosa intriga que no dejará indiferente a los lectores. 

2.- Se percibe en la novela un conocimiento profundo por tu parte de las técnicas y protocolos policiales.

Mi experiencia como abogado penalista, me permite describir con exactitud los protocolos policiales y los métodos de investigación. Aunque estamos en una ficción donde la trama se sale de lo convencional y en algunos momentos raya el absurdo.

 3.- También creemos que la novela tiene una importante influencia cinematográfica. ¿Estás de acuerdo?

Totalmente. Me encanta el cine y el teatro. La novela es muy visual y perfectamente podría llevarse a la gran pantalla. La ventaja de una novela es que el lector es el director del guion que está leyendo y puede elegir el modo de convertirlo en imágenes y recrear los personajes.

 4.- ¿Piensas que la denuncia social, la corrupción y otros elementos de sordidez e inmoralidad han de estar presentes necesariamente en la novela negra?

No necesariamente, pero sí lo están en esta. Podríamos decir que se trata de una novela psicológica de denuncia social camuflada en novela negra.

5.- ¿Por qué crees que la novela negra cuenta con tanta aceptación por parte del público?

Porque hace al lector adentrarse en mundos desconocidos donde la violencia, el sexo, la corrupción y la muerte son parte de un escenario que nos es ajeno en nuestra normalidad. La novela negra nos permite vivir en la piel de un policía o un detective todo ese mundo oscuro que se oculta entre las calles de las grandes orbes. Un mundo del que todos han oído hablar, pero nadie conoce en realidad. La novela negra te lleva a ese lugar donde son protagonistas los policías, la mafia, las prostitutas, los emigrantes ilegales y los políticos corruptos. Un mundo sucio, decadente y oscuro, pero muy atractivo para los que llevan vidas sencillas.


Share:

Santos Fernández Lozoya: "La protagonista, Mar, necesitaba una válvula de escape para poder afrontar un día a día que se le desmorona a ojos vista."

Ediciones Atlantis presenta 'Devoradores de sueños' del escritor Santos Fernández Lozoya, una novela acerca del maltrato y la amistad y que, por momentos, se viste de thriller y de fantasía. 

1.- Háblanos de tu novela ‘Devoradores de sueños’.

'Devoradores de sueños' es, después de 'La porra', mi segunda novela. Son bastante disjuntas entre sí, la primera tiene un corte de thriller policiaco y la segunda es más bien una novela urbana que tiene como ejes fundamentales el maltrato y la amistad, aunque, también es cierto, en algunos momentos, se viste con tonos de novela fantástica e incluso de thriller. Narra la relación entre el bien y el mal, entre lo positivo y lo negativo, de cómo las sombras son capaces de cubrir casi por completo las luces y de que la salida es enfrentarlo, pero, sobre todo, evitarlo y alejarse de él. 

2.- ¿Crees que existen muchos ‘devoradores de sueños’? ¿Comparten rasgos específicos?

Afortunadamente, no hay demasiados, pero es cierto que se hacen notar y mucho. En general, la gente es normal, buena en esencia, pero siempre hay excepciones y se ven como  podrían verse objetos negros sobre un campo nevado vírgen. Escuchamos con demasiada frecuencia en las noticias cómo una mujer ha muerto a manos de su pareja y es algo a lo que no podemos ni debemos acostumbrarnos, solo una ya sería excesivo. Más apartado de la prensa y más cerca a nosotros, con menos dramatismo por supuesto, quien más quien menos, en su ámbito personal o profesional, ha conocido o conoce a personas tóxicas, gente que está deseando que se acabe el mundo para poder anunciarlo, para los que 'peor es mejor' (a los partidos políticos de los extremos este eslogan les viene que ni pintado), gente a la que todo les viene mal, que solo saben ver la parte negativa y desprecian la positiva, vampiros emocionales que intentan llevarte a su terreno, gente, en definitiva, a evitar como a la peste.

3.- ¿Cómo y por qué decides incluir un elemento en la narración casi fantástico, como el de la intensidad con la que la protagonista vive sus sueños?

La protagonista, Mar, necesitaba una válvula de escape para poder afrontar un día a día que se le desmorona a ojos vista. No es capaz, equivocadamente, de confiar en los que la quieren y busca otro refugio, en este caso, en sí misma, en su yo niña, donde reside la inocencia más pura, donde el mal no podría llegar. Un lugar excelente para hacerlo es en los sueños. Poco a poco, durante el proceso creativo, se va convirtiendo en una parte con cada vez más peso en el desarrollo de la trama, tanto, que podría considerarse en sí misma una trama paralela a la realidad.

4.- ¿Qué importancia tiene la amistad en la novela?

Como dije antes, es uno de los dos ejes argumentales de la novela. La amistad, la desinteresada, claro, si no, no podría llamarse de esa manera, la que siempre está ahí, da igual el tiempo que pase o la circunstancia que ocurra, la que nos sirve de bastón para apoyarnos cuando la necesitamos, de pañuelo cuando tenemos que enjugar lágrimas y, por supuesto, la que está para echarnos unas risas. La vida sin amistad es bastante difícil de entender y de digerir, de hecho, la amistad es vida.

5.- ¿Cómo y cuándo surge la idea primera de la que surge la novela?

Es difícil de decir, no tengo consciencia del momento exacto en que germinó en mi mente, por lo que no tengo tampoco respuesta al cómo. Sin embargo, si lo pienso ahora, creo que  el goteo continuo de noticias en los medios sobre violencia de género bajo el mismo techo fue lo que me llevó a intentar describir, con mayor o menor éxito,qué es lo que se esconde tras ese último y fatal acto, o lo que hay detrás de otros casos que nunca vieron la luz porque no terminó en fatal desenlace, aunque sí que hubo años de maltrato detrás.  

6.- ¿Algún nuevo proyecto?

Si, claro, ya estoy trabajando sobre mi nueva novela, que, otra vez, no tendrá nada que ver con las anteriores. Será una novela de ciencia ficción al más puro y tradicional estilo: alienígenas, viajes planetarios, guerras interestelares, etc. Hay que tocar todos los palos. :-) 


Share:

Miguel de Asis Pulido: " A los lectores les esperan veintidós historias humanas que, dispares todas, aspiran a ser interpretadas".

Ediciones Atlantis presenta 'Sueños a través de una ventana' del escritor Miguel de Asis Pulido. Una fabulosa recopilación de cuentos recorridos por el amor, la muerte, el tiempo y otras trascendencias. 

 1.- ¿Quién es Miguel de Asis Pulido?

Soy un estudiante recién egresado del máster de acceso a la abogacía y doctorando en Filosofía del Derecho. Me crie en Las Rozas de Madrid, en una familia de cuatro hermanos. Desde pequeño me ha atraído la lectura, estrenándome en ella a una edad convencional, ni precoz ni tardía. Las lecturas literarias dieron paso a las de ámbito filosófico, floreciendo mi interés por la ética y la política. Estudié Derecho y ADE en la Universidad Carlos III de Madrid, donde presidí una asociación de Estudiantes llamada Corriente Social, dedicada en su mayor parte a la organización de debates y ponencias. Sobre mí puedo decir que me encanta el deporte, en especial el baloncesto, que me ayuda en los momentos en los que la cabeza necesita un descanso del ritmo de lo cotidiano. Escribí ‘Sueños a través de una ventana’ entre septiembre y diciembre del año pasado, año pandémico -aunque ninguna mención se hace sobre éste en la obra-. En definitiva, respondiendo a la pregunta, soy un lector aficionado que se ha atrevido a escribir una serie de relatos breves para paliar la angustia de un mal año y de un futuro incierto -sobre todo para los jóvenes-. 

2.- Has vivido en lugares tan variados entre sí como Inglaterra, Polonia o Colombia, aparte, claro está de España. ¿En qué medida piensas que ha influido este hecho en tu escritura?

He de decir que de Inglaterra solo conozco sus veranos, de Polonia su otoño e invierno, y de Colombia lo que aquí sería la primavera. Inglaterra siempre me evocó a la belleza de un atardecer nublado, la luz de un sol débil tras las nubes que esparce por todo el ambiente un leve calor lleno de melancolía. Fuere invención de mi inconsciente esta relación o fuere verdad, las calles calmadas de la ciudad del sur que habité aquellos días me acompañan en la formación de los paisajes de muchos de mis cuentos. Algo similar ocurre con Polonia, donde viví cinco meses de Erasmus. La ciudad de Breslavia, escenario del cuento “La oquedad de la botella”, es una ciudad medieval y universitaria que despierta la inspiración de cualquier visitante. Pero de Polonia me traje no solo una experiencia estética, sino también otras culturales y vitales; Polonia no solo define y moldea mi escritura, sino también, y quizá sobre todo, mi historia. En último término, Colombia cierra el círculo de mis estancias fuera de España, aunque en este caso se trate más de un viaje largo. Recorrí Colombia, de Guatapé al Tayrona, y encontré en este país una aventura constante y conversaciones que, por su interés y alegría, me hicieron sentir realizado. El paraíso de “La carretera circular” está inspirado en la selva tropical del Tayrona.

3.- ¿Qué les espera a los lectores que se adentren en ‘Sueños a través de una ventana’?

A los lectores de esta obra les aguardan veintidós mundos distintos, donde suceden tramas tan diversas como el descenso de un filósofo al infierno, el sueño sobre un planeta de un único color -el rojo-, la decepcionante confusión a través de una ventana de tren o un viaje en coche bajo el sol de la frontera entre España y Francia. Sin embargo, pese a su diversidad, se puede encontrar en ellos un hilo conductor, tejido por el primer y el último cuento. Sin querer descifrar en esta entrevista más de lo que resulta oportuno, lo cierto es que en el primer cuento, que consiste en una redacción epistolar a Borges por parte de un tal “E.D.D.L”, se avisa de la presencia en toda la obra de los tres temas humanos por excelencia: la muerte, el amor y el tiempo. De ellos, que a menudo toman nombres distintos, pueden derivar todas las demás experiencias vitales; y ven su importancia reflejada en todos los cuentos, cuentos que se ordenan, como se refiere en la sinopsis, como instrumentos de una orquesta: con sonidos propios, pero parte de algo más grande que les excede. En definitiva -y respondo breve a esta cuestión porque no quiero sentar ningún tipo de expectativa, ni dar pistas al lector de cómo ha de realizar la lectura de su libro-, en ‘Sueños a través de una ventana’ esperan veintidós historias humanas que, dispares todas, todas aspiran a ser interpretadas.

4.- Has dicho que la filosofía y un ferviente humanismo han resultado esenciales para la composición de esta obra. ¿Podrías explicarlo?

No creo que el lector tenga dudas, acabado el libro, de que el mismo se apoya sobre una base filosófica. He de decir que esta obra comenzó como un proyecto de plasmar ideas filosóficas en una serie de relatos que fuesen considerados como pertenecientes a este ámbito del saber. A medida que iba cogiendo forma, sucediéndose los relatos, perdí la que había sido mi intención original, pues me resultaba digno de mayor mérito la narración encubierta y disimulada, propia de la literatura. No supuso esto renunciar a la presencia de la filosofía, sino complementarla con otra de las grandes facultades humanas: el arte. Así surgía ‘Sueños a través de una ventana’, obra literaria con trazos de filosofía -a veces reflejados de forma explícita, como en las notas que Eliseo va desplegando por todo el texto- y repleta de un marcado humanismo. Como he dicho, dentro del libro el lector podrá asistir a la lectura de temas verdaderamente humanos, tratados en la profundidad de historias ficticias. A pesar de su superficie melancólica, nostálgica, a veces de inconfundible tristeza, estos cuentos guardan una esperanza, que es la esperanza de la humanidad entera. Una paradoja parecida surge también con la presencia de Dios y, en general, lo divino. Recorre toda la obra un soplo místico, que convive y contrasta con la falta de sentido objetivo de los mundos imaginados. Dejando a un lado la cuestión de si existe o no, Dios es claramente humano en todos los cuentos, y, a la vez, son dioses los humanos, por ser ellos motor del sentido de sus vidas y sus historias. Pero creo que con esta última aseveración no descubro nada nuevo. Solo espero haber plasmado en las páginas el valor de la filosofía, principio y cimiento de cualquier teoría humanista.

5.- ¿Influencias o referencias literarias confesables?

No es difícil reconocer en mi obra la influencia de Borges y Cortázar, autores ambos cuyos escritos oscilan, como en una balanza, en la cúspide de mis preferencias. Es cierto que no puedo hablar de “autores favoritos” como tales, pero sí que puedo decir que estos dos escritores han ejercido un influjo decisivo en ‘Sueños a través de una ventana’. Esta influencia, que se encuentra esparcida por todos los cuentos, es notable en los relatos de “La carretera circular”, que escribí tras leer “La isla a mediodía” de Cortázar; o “Profecía de un Sueño en Runidio”, que posee ese matiz filosófico que puede recordar -con razón- al cuento borgiano de “Tlön, Uqbar, Orbis Tertius”. Por su parte, en “Un viaje bajo el sol” pretendo seguir la teoría del iceberg de Hemingway y, de hecho, la idea de la trama me surgió tras leer “Colinas como elefantes blancos” del citado autor americano. Las cartas de Abelardo y Eloisa, pese a ser más un hecho histórico que literatura, fueron la bibliografía principal para el cuento de “Eloisa y Abelardo”. Al no pertenecer ‘Sueños a través de la ventana’ a ningún género específico, quise añadir un relato que entrara en la categoría de terror. Para este, que se titula “La verdad y nada más que la verdad”, hice acopio de lo aprendido por el maestro Poe. A todos estos autores se suman otros nombres como Joyce, Nabokov o Wilde.  

6.- ¿Estás ya inmerso en algún nuevo proyecto?

Estoy trabajando en otro libro de cuentos con la idea de publicarlo a corto plazo. Esta vez serán relatos más largos, y puedo decir que enfrento la tarea de su redacción con gran ilusión, pues veo potencial en la idea que tengo de ellos. Para largo plazo, me planteo sacar una novela que comencé a escribir antes de estos cuentos. De hecho, uno de los relatos del libro (“Conversaciones humanas”), pretende ser un fragmento extirpado de un día cualquiera de la trama de la futura novela. 


Share:

Toni Condeafur: "El tema central de la obra es la criminología, es decir, el proceso psicológico que pasa un asesino".

Ediciones Atlantis presenta 'Si los puntos suspensivos hablasen' del escritor Toni Condeafur. ¿Te has preguntado alguna vez qué pasaría si por un momento sobrepasaras el umbral de inhibición de tu propio miedo?

1.- ¿Quién es Toni Condeafur?

Toni Condeafur es el resultado de la evolución de una persona que tras mucho saltar por diversos territorios, encontró un hueco detrás de la escritura, donde se siente él mismo.

Supongo, que como a muchos les habrá pasado durante el periodo de confinamiento, he tenido la oportunidad de no solo conocerme más con la práctica de la meditación, del Mindfullnes y el yoga, sino que además, gané un tiempo muy valioso, un tiempo en el que di el empujón que me faltaba, para terminar de escribir esta novela, que llevaba meses entre manos.  

2.- Si los puntos suspensivos hablasen es tu primera novela. Una obra profunda e incómoda. ¿Qué van a encontrarse los lectores?

Pues, con algo completamente diferente; “Si los puntos suspensivos hablasen...” es una novela negra, que encierra un toque psicológico muy importante en la evolución de esta, y esconde en su lectura una leve clave poética.

Al leer esta novela, uno se da cuenta que es difícil no juzgar a una persona por sus actos sin conocerla, de hecho, consciente o inconscientemente, muchos los hacemos en nuestro día a día.  

Algo curiosos de la novela, es que el protagonista nos habla en primera persona, de manera que, nos hace partícipe hasta el final del libro.

 3.- La novela plantea debates internos notables. El dolor, la felicidad o el cambio son conceptos que están muy presentes en la historia. ¿Siempre supiste que tu obra sería, digamos, así de intensa?

No, de hecho, me atrevería a decir que ningún escritor sabe cómo va a evolucionar su novela hasta que la termina. 

Sin ir más lejos, la novela empezó siendo una obra en verso, y como ves, acabo siendo una obra en prosa. 

4.- ¿Cuánto hay del autor en esta novela?

Gracias a Dios, cero, no habla de mí, de mí solo tiene el hecho de haberla escrito. 

5.- ¿Cuál dirías que es el tema central de tu obra?

La criminología, es decir, el proceso psicológico que pasa un asesino; entender qué pasa por su cabeza antes mediante y después de cometer un asesinato. 

 6.- ¿Tienes algunos nuevos proyectos en mente?

Por supuesto, en mente y en el ordenador, creo que todo escritor siempre tiene algo entre manos, otra cosa es el tiempo que le lleve hacerlo, pero siempre hay algo. 


Share:

Javier Amor Santamaría: "Este libro es un panfleto de felicidad, un himno a la alegría para aquellos que alguna vez sintieron ese remusguillo en el estómago cuando pilotan sus motos."

Ediciones Atlantis presenta 'Si los cascos hablaran' del escritor Javier Amor Santamaría, una apasionante colección de relatos acerca del mundo de las motos, narrado por... los cascos. 

1. ¿Quién es Javier Amor Santamaría? 

Bien, pues Javier Amor Santamaría soy yo y me considero una persona del montón aunque cada día me empeño en salir del rebaño (metafóricamente hablando). Siempre intento ir por la línea que delimita el bien y el mal, me gusta el riesgo y lo prohibido pero, ¿a quién no? Me gusta todo tipo de música aunque amo el rock y la música electrónica. En cuanto a aficiones, la principal creo que son las dos ruedas donde disfruto mucho jugando sobre esa línea imaginaria del bien y el mal. La escritura, aun siendo la última en llegar se sitúa muy fuerte en segunda posición.

En fin, soy padre e hijo, niño y adulto a la vez, busco vivir cada día como si fuera el último, aprecio mucho a las personas que tengo alrededor y que me quieren y machaco sin piedad a los que intentan ponerme zancadillas en el camino. Así soy yo, quien me entienda, ¡Que me compre!  

2. Háblanos de tu libro ‘Si los cascos hablaran’. ¿Qué les espera a los lectores?

Si los cascos hablaran es un panfleto de felicidad, un himno a la alegría para aquellos que alguna vez sintieron ese remusguillo en el estómago cuando pilotan sus motos. Las aventuras en él plasmadas son contadas por esos personajes que, a la vez, son nuestros seguros de vida y los más fieles confidentes que podamos tener, nuestros cascos. Recorreremos el globo de norte a sur y de este a oeste, un gran viaje por los confines... Mi hija Carolina dice que he inventado un nuevo género literario. La "novela motoresca".

3. ¿Cuándo y por qué surgió esta idea de escribir un libro de relatos basado en el mundo de las motos?

Esta es la respuesta más fácil de todas y por lo tanto se resume en una sola palabra que, aunque se le pueden imputar muchos significados, solo los moteros son capaces de darle el auténtico sentido. Dicha palabra es  ¡¡¡ HERMANDAD !!!

Decir, a modo de broche final de esta pregunta qué, hermandad, en este caso es igual a: ROTTBIKER´S

4. ‘Si los cascos hablaran’ es una obra fresca y divertida. Háblanos del proceso creativo. ¿Empleabas algún método específico, horarios que cumplías, etc. o has ido improvisando?

Tengo que confesar que en esta obra la noche ha sido mi refugio y Google Maps mi mejor aliado. Mi metodología es un tanto particular, me gusta escribir siempre a ordenador y en penumbras. Me calzo unos auriculares y pongo la música más cañera que sea capaz de recopilar en ese momento, me meto dentro del tema y cuando levanto la cabeza, han pasado tres o cuatro horas, no me doy ni cuenta. Puedo adelantar que el 90% de los paisajes, carreteras  y sitios que se describen son reales y existen en realidad. Para eso Google Maps ha sido una gran herramienta, sin lugar a dudas el trabajo de investigación ha sido brutal en esta obra dejando muy poquitas cosas a la imaginación.

5. ¿Tienes algún nuevo proyecto en mente?

Actualmente tengo una novela histórico biográfica a medio fabricar la cual espero que vea la luz a lo largo de este año, veremos a ver si las musas me acompañan y animan en el proyecto.


Share:

J. M. M. Martínez: 'No me consideraría un autor de género, aunque he de admitir que la novela negra siempre me ha enganchado con facilidad. '.

Ediciones Atlantis presenta 'Malencia de Álima', del escritor J. M. M. Martínez, una excelente novela negra costumbrista que retrata las miserias y atrocidades de un pequeño pueblo en la época franquista. 

1. ¿Quién es J. M. M. Martínez?

Un escritor de 24 años que intenta seguir el camino que le dicta su corazón. Parecerá la típica frase hecha carente de significado real, pero para la gente de mi generación se ha convertido en nuestro gran desafío.  Hemos vivido tres grandes crisis (2008, 2012 y 2020) que cada una ha supuesto un cambio en la concepción de lo que hay que hacer en la vida para toda la sociedad española. La gente de mi generación se ha visto guiada en nuestra madurez por una serie de lecciones bien intencionadas: “haz una carrera”, “estudia algo con salidas”, “sé funcionario”, “compite”, “sé mejor que los demás”, “gana dinero”, “consigue un trabajo bien remunerado”, “ve a lo seguro”. Todo para tener una vida fácil y de éxito, condenando a una generación a no hacer lo que realmente quiere hacer, por su bien.

Hay una lección de Joseph Campbell que me gusta recordar, cuando en “El poder del mito”, explica el sentido de la simbología de la rueda de La Fortuna: “La Fortuna es una rueda que gira sin parar, si persigues la fortuna te situarás en el exterior de la rueda y bien estarás arriba y bajarás o bien estarás abajo y subirás, pero si te sitúas en el eje de la rueda, por mucho que gire, jamás te moverás”. Ese eje es obedecer a tu corazón, donde no hay buena, ni mala suerte, porque estás siguiendo lo que realmente amas.

Hace tiempo me hice esta pregunta: ¿me situaré en el exterior de la rueda, pensaré en el éxito, en la fortuna? ¿o me situaré en el eje, pensaré en mi felicidad, en hacer lo que amo? Y aquí me hallo en mi hogar, cerca de mi gente y haciendo lo que amo, que es crear historias. 

2. ¿Qué se van a encontrar los lectores en tu novela ‘Malencia de Álima’?

La respuesta sencilla sería un thriller psicológico, pero he intentado que la novela esté plagada de sensaciones auténticas, de las verdades que vagan entre nosotros. Primero la mirada de los pueblos, donde una historia sucede y cientos de miradas observan y en cada mirada es una historia diferente. 

Por otro lado, el germen social que creaban esas sociedades rurales estancadas en normas que ya ni tan siquiera eran útiles y de su época, con la excusa de seguir una espiritualidad que realmente evadían. Generando conflictos entre quienes querían conservarlos, quienes querían cambiarlos, quienes se veían perseguidos por los deseos de la carne y quienes querían trascender a aquellas normas.

Y por último, el interiorismo que los personajes de Malencia de Álima merecen, llenos de demonios internos procedentes de su pasado, que intentan esconder pero como decía el Gran Gatsby: “así vamos, barcos a contracorriente, incesantemente arrastrados hacia nuestro pasado”.

3. ¿Estás de acuerdo con la etiqueta de novela negra costumbrista? ¿Qué encuentras en el ambiente rural para haber situado tu primera novela en tal contexto?

En cierta manera sí, aunque creo que he intentado escapar todo lo posible de las estructuras arquetípicas del género. He intentado que la historia fuera más allá y no fuera la típica historia que te lleva a un final factible, sino un viaje a través de las vidas y mentes de los protagonistas de aquella época, de las cuestiones que se hacían entonces y que, aunque de otra manera, nos siguen pareciendo actuales.

Al ser mi primera obra me he esforzado en contar una historia que estuviera dentro de mí, que estuviera desesperado por contar y que llevara partes de lo más profundo de mi ser y qué mejor situación que la vida en un pueblo de Murcia, que es donde he pasado toda mi vida, qué mejor que el ambiente de Aljucer.

4. Detectamos una voz preocupada por cuestiones sociales y políticas. ¿Cuánto de denuncia hay en ‘Malencia de Álima’?

Poco para lo que suelo tratar en mi vida las cuestiones sociales y de política, la gente que me conoce lo sabrá. Tiene pequeñas pinceladas de política. 

Por un lado, porque los problemas de falta de libertad no han cambiado tanto, nos seguimos viendo supeditados a lo que el amo quiera concedernos, en la actualidad los amos. No hay capacidad de ser nosotros quien nos demos esas libertades. Por otro lado, porque nuestro país vivía la misma división absurda fomentada por quien estaba en el poder, para retroalimentarse de él, ya sabes, siempre hay que señalar a un enemigo y ponerte como solución a él, para así ascender, aunque seas exactamente lo mismo pero con otra careta.

 También, porque en la vida todo tiene algo de política, que esta es la lucha por el poder, del que lo tiene por conservarlo, del que no lo tiene, por alcanzarlo.

5. ¿Has llegado a la novela negra para quedarte?

No me consideraría un autor de género, aunque he de admitir que la novela negra siempre me ha enganchado con facilidad. 

Hay una parte de mi cerebro del que me vienen historias interesantes, las cuales me gustaría poder disfrutar y poco a poco se van construyendo casi sin que sea consciente de ello, y al final tengo una necesidad casi de asfixia por contar aquello que está en mi cabeza.

Pero nunca hay un género común, lo que sí suele ser común es la búsqueda de las verdades que hay en nuestro interior y en nuestra humanidad.

6. ¿Algún nuevo proyecto en mente?

Demasiados. Actualmente estoy con la escritura de un guion de un largometraje de ciencia ficción-terror en el que la humanidad se ve abocada a la extinción y los superviviente se ven forzados a la construcción de una nueva mitología que les enseñe a sobrevivir y no tener remordimientos de conciencia por lo que tengan que hacer por seguir viviendo.

También llevo tiempo desarrollando una trilogía de ciencia ficción en un mundo futurista donde existen dos sociedades en conflicto, pero para esa historia todavía me queda mucho que aprender antes de escribirla. 


Share:

Popular

Archivo del blog

Recent Posts

Facebook

Twitter

Buscar este blog