jueves, 26 de noviembre de 2015

Manuel Prados, autor de 'Los tres deseos de un dios': "El misterio, lo inexplicable, los sucesos paranormales me han marcado desde la adolescencia"

Ediciones Atlantis presenta este viernes en el centro 'La Noria', de Málaga, ‘Los tres deseos de un dios’ una novela del escritor Manuel Prados Barrionuevo que sumergirá al lector, no sólo en la historia, sino también en lo más profundo del mito, un mito que viene de los tiempos de Al Ándalus, escondido en algún lugar de la gran montaña nevada, y que atormentó a los mismos dirigentes del reino Nazarí de Granada. ¿Será real?

¿Cómo surge la idea para escribir la novela?      

La idea no surge porque sí, sino que se puede decir que siempre ha estado ahí.  El misterio, lo inexplicable, los sucesos paranormales me han marcado desde la adolescencia. Sólo había que cocinar la historia, e intentar encajarla en una etapa de tu vida que pudiera darle la fuerza necesaria. Me sentía preparado para desarrollar una trama y para plasmarla en papel. Sentía la necesidad de transmitirla y simplemente me puse a ello. Creo que la idea no es lo que surge, lo que surge es quizá el momento oportuno.

¿Cómo crees que puedes sorprender al lector?

En realidad estamos ante el objetivo principal. La novela busca sorprender, pero no de manera continua, sino que se concentra todo en un giro inesperado al final. Como toda historia de misterio, la sorpresa es fundamental. El argumento va tomando una curva débil poco a poco para girar bruscamente en un desenlace que aparece de repente para que el lector entienda la razón de ser de cada uno de los personajes.

Si se pudiera sacar una conclusión o moraleja de “Los tres deseos de un dios” ¿Cuál sería?

La novela nos vuelve a sumergir, aunque sea de forma puntual, en la guerra civil, asunto siempre delicado incluso en estos tiempos. Creo que deberíamos romper de una vez por todas con la losa que llevamos arrastrando desde hace casi ochenta años, y que ya no tiene ningún sentido. Debemos avanzar como país liberándonos de aquellos extremos que hoy día no tienen razón de ser. Intentar acercar al lector las inquietudes de los personajes en ambos bandos era uno de los objetivos. 
Por otro lado, hablar de fenómenos extraños e inexplicables siempre nos lleva a la misma pregunta ¿De verdad hay algo más?

¿Cuál es el último libro que has regalado?

“La legión de los inmortales”, de Maximilano Colombo. Creo que va sobre la Britania romana en tiempos de Julio Cesar. Se lo regalé a mi hermano hace un mes y medio.

¿Y el último que has leído?

Terminé hace algunos meses “El Manuscrito de Dios” de Juan Ramón Biedma, el cual recomiendo a quien busque un poco de suspense. Encontraréis más sangre y sexo que en “Los tres deseos de un dios”  pero además, una intensa trama detectivesca. Y en este momento estoy leyendo, cuando tengo tiempo, el libro de las casas encantadas de Málaga de Enrique del Pino, donde te puedes encontrar sucesos misteriosos y curiosos ocurridos en nuestra provincia. También lo recomiendo. 

¿Algún nuevo reto en tu mente?

De momento estoy trabajando en un nuevo proyecto que puede cobrar vida a corto plazo. No tiene nada que ver con esta novela pero hace tiempo que estoy meditándolo y ahora mismo es mi prioridad. Me aventuro a entrar en el tema religioso y epero no arrepentirme. Más adelante quizá vuelva a las Alpujarras para hacer una continuación de “Los tres deseos de un dios”, pero de momento tendrá que esperar.

¿Qué es lo que más te ha costado a la hora de escribir la novela?

El objetivo principal es que el lector llegue al final sin sospechar lo que se avecina. Es lo más delicado, ya que al ser el autor de la historia, puedes cometer el error de contar más de la cuenta de forma incosciente demasiado pronto. Por otro lado, al mezclar algunos sucesos reales con personajes de ficción te mueves en una linea muy estrecha. La duda de hasta dónde llega la realidad y empieza la ficción puede confundir al lector si no se gestiona con prudencia.


No hay comentarios:

Publicar un comentario