viernes, 20 de noviembre de 2015

‘Del azul mahón al rosa palo’, una novela de F. Roselló que nos hará reflexionar sobre el sentido de la democracia

Ediciones Atlantis publica ‘Del azul mahón al rosa palo’ , una novela urbana del autor catalán F. Roselló que nos hará reflexionar sobre el sentido de la democracia, la clase política, la pérdida de los ideales o la flexibilidad moral de cada tiempo que nos toca vivir. Un libro que permite ilustrar cómo la vida puede afectar a nuestros recorridos, sin que ello afecte a la esencia de cada persona y sin malograr sus principios. La presentación será este viernes a las 19 horas Sala d'actes de la Biblioteca Roca Umbert de Granollers. 

¿Cómo surgió la idea para escribir esta novela?
Se fue gestando durante bastante tiempo. La idea primitiva era mostrar la evolución de una persona, de sus vivencias (elegidas o no) de sus ideales...
Luego vino la elección de la época, del momento histórico y, la verdad, me satisfizo la idea de enmarcarlo en el período en que lo he hecho: tan próximo y tan lejano.

¿Tiene algo de autobiográfico “Del azul Mahón al rosa palo”?
Realmente, no. Trato de retratar, eso sí, una determinada época, unos personajes que pretendo sean vivos y reales (en el sentido de creíbles) y todo ello aderezado con hechos de la época, unos más conocidos que otros. Tal vez algunas vivencias propias se hayan trasladado al papel.

¿Cómo crees que puedes sorprender al lector?
Creo que la primera sorpresa es el título. No es que haya sido esa mi idea, pero reconozco que puede llamar a equívoco. Diría también que la lectura del libro despeja este y puede ser la otra sorpresa. Finalmente trato de llevarlo a una época para muchos lejana y confusa, y plantarlo más tarde ante una situación más actual. Las conclusiones, espero, serán suyas.

¿Sigues escribiendo? 
Sí. De una manera u otra siempre lo he hecho y me gustaría seguir haciéndolo todo el tiempo que pueda. Es mi gran afición y cada vez me siento más satisfecho. 

¿Cuál es tu autor de referencia?
Sería muy difícil referirme solamente a uno. Benito Pérez Galdós fue el primero y aún perdura. Pearl S. Buck fue otra de mis referencias. Después Cela, Umbral y tantos otros que sería prolijo enumerar.

Un libro  de tu infancia sería…
Tengo que decir lo mismo. Recuerdo Ivanhoe, las innumerables aventuras de Tarzán e incluso aquellos cuentecitos de Calleja. No puedo olvidar, supongo que como muchos de mis contemporáneos, aquel “Quijote” escolar que tanto influyó en mis ansias de lectura. En otro orden y ya en la adolescencia, las “Rimas y Leyendas” de Becquer en un libro de la colección Crisol. O sea, todo bastante normalito

No hay comentarios:

Publicar un comentario