José Antonio Martos: "esta novela tiene algo distinto a cualquier cosa que haya escrito hasta ahora, para empezar, las protagonistas son mis dos hijas".

1.- ¿Qué se van a encontrar los lectores en tu nuevo libro?
Es una novela juvenil, distinta a todo lo que he escrito hasta ahora. Se van a encontrar misterio, por otra parte, algo habitual en todas mis novelas. Seres fantásticos y una realidad paralela, que, aunque parezca difícil, no cuesta nada imaginar que se pudiera dar entre nosotros. 

2.- Ya cuentas con unas cuantas novelas en tu haber… ¿qué dirías que tiene esta de especial?
Bueno, sin duda esta tiene algo distinto a cualquier cosa que haya escrito hasta ahora, para empezar, y sin desgranar nada de la trama, las protagonistas son mis dos hijas.

3.- Creemos que te mantienes fiel a un estilo reconocible… ¿Cómo te describirías como escritor?
En todas mis novelas, el misterio es el eje fundamental de la trama. Aparte de eso, soy un escritor que lo fío todo a una mezcla entre imaginación y realidad, que a pesar de que, como en el caso de esta novela, tiene muchos elementos fantásticos, no parece descabellada situarla en una realidad cotidiana.

4.- ¿Cuáles son las novelas que más marcaron tu infancia y adolescencia, es decir, cuáles son las novelas más importantes en tu vida?
Durante mi adolescencia, las novelas juveniles de la época, eran muy distintas de las actuales. Supongo que, como todo en la vida, han ido evolucionando hacia lo que la sociedad demanda en cada momento. Novelas importantes han habido muchas en mi vida. Escoger una sería bastante complicado, no sé, ¿Quién mató a Palomino Molero? de Vargas Llosa, La trilogía del Baztán, de Dolores Redondo, por decir algunas.

5.- ¿Qué mensaje, si es que lo hay, o qué emociones, o qué es lo principal que te gustaría transmitir con tus libros?
No pretendo mandar ningún mensaje. Lo que sí me gustaría es intentar fundir al lector con cada uno de los personajes de mis novelas. Hacerlo partícipe y al mismo tiempo, sorprenderlo en todas y cada una de las decisiones que tomo dentro de la trama.

6.- A día de hoy, ¿cuáles son tus autores de referencia?
Si esta pregunta me la hubiesen hecho hace diez años, tendría clara la respuesta. A día de hoy, es prácticamente imposible señalar uno, o diez. Creo que la mayoría de autores que he leído, pasarían a engrosar esa lista. 
Share:

Itziar Ríos: " Me encanta la novela fantástica porque al final da mucho pie a la imaginación, pero soy casi incapaz de no tratar los sentimientos cuando escribo."

1.- Por favor, resúmenos el argumento de tu novela ‘El despertar de las sombras’.
La novela gira en torno a Irina, quien a punto de finalizar su carrera esta sin embargo comenzando a descubrir quién es realmente. Todo ello mientras Irina descubre que tiene sentimientos por dos personas, el que siempre ha sido su novio y el que es su mejor amigo. Dos personas que se odian porque pertenecen a distintos bandos, la luz y la oscuridad. Basándose en los sentimientos entremezclados de los tres personajes principales, Irina descubre un mundo sobrenatural al que nunca había imaginado pertenecer y se ve empujada a luchar por salvar a aquellos que quiere. Esto provoca consecuencias, ya que cuando se presiona demasiado a alguien puede acabar revelando ese lado oculto que todos tenemos. 

2.- ¿Te consideras más autora de novela romántica o fantástica?
Me encanta la novela fantástica porque al final da mucho pie a la imaginación, pero soy casi incapaz de no tratar los sentimientos cuando escribo, en general románticos, ya que me gusta expresar las emociones de los personajes y creo que esto les da más vida y más personalidad, sus actos se entienden mejor. Así que diría que un mix de las dos.

3.- ¿Qué géneros son los que más te interesan y por qué?
Me gusta el género fantástico, la literatura romántica y la ciencia ficción. En general me gusta que haya romance por lo mismo que he explicado antes, me gusta ver los sentimientos expresados y creo que ayuda a la gente a vincularse con un personaje. Lo fantástico y la ciencia ficción me gustan porque se salen de lo común, cuando leo me gusta alejarme de la realidad y cuanto más increíble sea la realidad a la que me transporte un libro mejor.

4.- ¿Qué espacio ocupa la literatura en tu vida?
Me gusta mucho leer, también me gusta escribir pero hasta ahora siempre lo había considerado solo un hobby. De hecho una de las cosas que más me gusta es poder disfrutar de un libro al sol. Creo que todos necesitamos desaparecer un poco de nuestra “vida” por ratitos y evadirnos, para mí los libros funcionan mejor en ese propósito que las películas. 

5.- ¿Existe algún autor o autora que admires especialmente?
Cualquier autor o autora capaz de recrear todo un mundo totalmente diferente es digno de mi más sincera admiración. Me parece increíble lograr eso y por ponerte ejemplos podría citar a J.K. Rowling con el universo que creó para Harry Potter, J. R. R. Tolkien creando todo el mundo de la saga del señor de los anillos, George R.R. Martin con la saga Canción de hielo y fuego donde incluye personajes muy desarrollados y toques de fantasía. Y por acercarme un poco al territorio Laura Gallego con Memorias de Idhun, donde también recrea todo un mundo fantástico lleno de imaginación. 

6.- ¿Cuál es el último libro que has leído?
El último libro que he leído es Timeless (Sin tiempo), una novela steampunk de la saga del protectorado de la sombrilla de Gail Carriger, la saga me gusta mucho y mezcla fantasía, romance todo combinado en  un ambiente de la época victoriana. Los diálogos son muy sagaces y diferentes y puede que eso sea lo que más me guste. 

Share:

Emma Hurtado Martín: "Creo que es uno de los puntos fuertes de la novela: por un lado, la ambientación y por otro, los personajes."

1.- Háblanos de tu novela ‘Hijos del Gamma’.
Hijos del Gamma I: Elixir es la primera parte de una bilogía de fantasía steampunk. Es una novela que gira en torno a varios misterios que los personajes irán descubriendo poco a poco. Me gustaría que el lector, cuando termine el libro quede intrigado porque haya logrado saciar algunas dudas, pero otras queden todavía abiertas, pues a la hora de escribir tuve mucho cuidado con racionar la información que iba dando.

También me gustaría remarcar que puse mucho hincapié en que cada personaje tenga una personalidad opuesta al resto, que cada uno resalte por encima del otro por, precisamente, sus diferencias. Por eso elegí escribir la historia en primera persona, pero variando el narrador, para que podamos conocer la historia a través de los ojos de cada uno. Creo que es uno de los puntos fuertes de la novela: por un lado, la ambientación y por otro, los personajes.

2. ¿Qué objetivos te planteaste cuando decidiste que querías escribir una novela?
He escrito otras novelas antes de Hijos del Gamma, pero ninguna ha visto la luz, por eso lo primero que me planteé fue que esta tenía que terminarla, que no la iba a dejar a medias como desgraciadamente hice con otros proyectos. No pensé en un primer momento en publicar, ni mientras la escribía ni después, a la hora de corregir, pues sabía que lo más probable fuera que me pasara como las otras novelas y solo obtuviera negativas. Fue ya en la segunda vuelta de correcciones cuando la leí con calma y pensé “pues no está tan mal, esta vez igual sale bien”.

Creo que cuando alguien escribe una novela con la simple idea de publicarla no disfruta del proceso de escritura, solo quiere terminarla cuanto antes para que se publica, para que la gente la compre y pueda leerla y tenía claro que no era lo que quería con Hijos del Gamma, que era un género que nunca antes había tocado y que quería disfrutar del proceso de escritura, sin presiones y sin carreras a contrarreloj. Esos son los objetivos que me marqué: terminarla y ser la primera en disfrutar.

3.- ¿Qué planes ‘literarios’ tienes para el futuro.
¡Ojalá yo supiera eso! Lo único que tengo claro es que voy a seguir escribiendo, que tengo muchas ideas en la cabeza que quiero plasmar, si se publicarán o no… ya no lo sé. Me gustaría algún día probar la autopublicación, pero tengo muy claro que tiene que llegar la novela indicada para ello, que debe tener una extensión precisa y que no vale cualquier historia. Ahora mismo estoy escribiendo una novela corta de romance paranormal y cuando lo termine, creo que empezaré con un nuevo género, uno que nunca he probado. Si verán la luz algún día… eso ya es otra historia. Espero que sí.

4.- ¿Cómo te describes como escritora?
Como escritora me describo como un poco caótica. Cuando una nueva historia empieza a coger forma en mi cabeza me compro un nuevo cuaderno que al final siempre dejo a la mitad y me lanzo a la aventura. No me da miedo probar géneros nuevos, de hecho, me gusta mucho hacerlo, aunque al principio siempre estoy un poco perdida y tengo que buscar historias de ese género para coger ideas, pero me gustaría, en un futuro, poder decir que he escrito todas las novelas que me he planteado y que no todas sigan una misma línea, que haya mucha variedad.

No podría englobarme ni en escritora mapa ni brújula, pues al principio soy mapa, planifico toda la historia, pero cuando me pongo a escribir, mucho me temo que tiro más hacia la improvisación, pero he encontrado la forma en que más disfruto de la escritura y es que cuando me da por un proyecto, como lo deje apartado mucho tiempo a pesar de las ganas que tengo de escribirlo, a final acabo perdiendo el interés por él, así que podría decirse que sigo una única norma: solo escribo lo que de verdad me apetece escribir.

5.- ¿Y como lectora?
Como lectora soy mucho más ordenada, la verdad, no doy bandazos hacia géneros opuestos y es que me limito a leer lo que me gusta, que es literatura juvenil, fantástica y de ciencia ficción. No leo mucho más porque no soy capaz de terminar un libro que no me enganche. Soy muy selectiva y por eso mi estantería está muy ordenada por géneros y solo hay libros que me gustan de verdad. También soy muy fiel a ciertos autores y editoriales, por eso creo que es muy fácil regalarme un libro, ¡vas a acertar seguro!

6.- ¿Algún título que haya cambiado tu vida?
La verdad es que sí; cuando tenía unos once años, mi tía me regaló Donde los árboles cantan de Laura Gallego. Creo que es el libro que más veces he releído y todavía me queda releerlo muchas más. Con ese título supe lo que de verdad me gustaba leer, el género que era el mío y gracias a tenerlo tan claro, un par de años después, me lancé a escribir. Es el libro que me hizo descubrir un lado de mí que no conocía y que ahora casi que me define. No podría ser yo sin escribir y leer, por eso ese título tiene un lugar especial.

Share:

Eugenio Piñeiro Mejuto: "La estación de los condenados, más que una novela ecologista-feminista, es un relato que atañe directamente a la supervivencia de la humanidad."

¿Cuál dirías que es el tema central de esta nueva obra?
Defino a esta obra como ecologista-feminista. En un principio, pretendía escribir un relato con mensaje ecologista, pero a medida que iba desarrollando esta obra, de manera natural, se volvió feminista.
Y ha sucedido porque el ecologismo y el feminismo no son ideologías políticas de izquierdas. Son formas de pensar y enfrentarse al mundo, que atañen a una misma cosa.
Porque el ecologismo no consiste en salvar al mundo natural de los seres humanos, ni el feminismo, en que las mujeres manden sobre los hombres. La naturaleza ha sobrevivido a cosas mucho más destructivas que la actual civilización humana. La vida de este planeta va a seguir, hagamos lo que hagamos. Así que la cuestión es; ¿sobreviviremos los seres humanos a nosotros mismos? Porque ésta es la verdadera finalidad del ecologismo; evitar la extinción de la humanidad.
Asimismo, el feminismo consiste en que ambos géneros, mujeres y hombres, tengan los mismos derechos y libertades ante la ley (Esta definición está en la el diccionario de la RAE. Búsquenlo, antes de tacharme de femini-nazi), empezando por dejar considerar a las mujeres como seres humanos de segunda categoría, o meros objetos sexuales, y terminando por protegerlas. Porque es un hecho biológico indiscutible, que una población con mayoría de hembras tiene más probabilidades de prosperar, que otra con mayoría de machos. Esta segunda población está abocada a la extinción. Por lo tanto, más que proteger a las mujeres, el feminismo trata de proteger a toda la humanidad.
Y bajo esta perspectiva, La estación de los condenados, más que una novela ecologista-feminista, es un relato que atañe directamente a la supervivencia de la humanidad. Es el verdadero tema de este libro. 

¿Cómo crees que ha sido tu evolución como escritor durante estos años con Ediciones Atlantis?
Ante todo, estoy economizando páginas. He detectado, durante las firmas de libros de mis dos primeras novelas (El Heraldo del Caos y El Observador), que los potenciales lectores emitían un suspiro de pesadez cuando veían el grosor de estos ejemplares. Así que estoy tratando de que mis obras sean más delgadas, aunque igual de intensas e interesantes.
Y otra cosa, estoy intentando contar historias diferentes con cada nuevo relato que escribo. Por esa razón, cuando escribí La odisea de Tashiko, me negaba a que la protagonista fuese, simplemente, una versión femenina de El Heraldo del Caos. Y con La colonia infernal, me pasé al género de terror.

¿Algunas de tus obras de referencia?
La obra de referencia de esta novela sería la película de El Bosque, de M. Night Shyamalan. Y por cierto, el mismo director hizo otra vuelta de tuerca con un argumento similar, con la serie de televisión de Wayward Pines. Y que conste en acta, que primero vi la película, luego escribí la novela, y después vi la serie.

¿Cuál es el último libro que has leído?
El último libro que he leído es El llanto del traidor, de J. L. Goikotxeta, publicada por Ediciones Atlantis. Es la tercera y última parte de Crónicas de Shámsala. Y he de reconocer, que en esta editorial se publican obras mucho más violentas y explícitas que las mías, aunque igual de imaginativas e interesantes.

Share:

José Antonio Ventoso Díaz: "La novela parte de un hecho real: la muerte de un espectador en la plaza de toros de La Coruña, al clavársele el estoque que había salido despedido cuando Belmonte intentaba descabellar."

Ediciones Atlantis presenta 'Cuando vuelvas a Goianes' del escritor José Antonio Ventoso Díaz, una maravillosa novela que nos habla de una España cada vez más lejana en el tiempo. 

1.- ¿Nos podrías hablar del argumento de ‘Cuando vuelvas a Goianes’?
La novela parte de un hecho real: la muerte de un espectador en la plaza de toros de La Coruña, al clavársele el estoque que había salido despedido cuando Belmonte (el famoso torero) intentaba descabellar.
A partir de ahí, se cuenta cómo se viven esas horas en el pueblo de donde procedía. Un pueblo que, además, contaba las horas para dar inicio a las fiestas en el entorno de la ermita. La sombra de la suspensión, por primera vez en la historia, planea sobre Goianes. 

2.- ¿Cómo surge la idea de la historia?
La idea de escribir una historia, ambientada en un pueblo marinero (Goianes en la novela) y en el año 1934 (año de nacimiento de mi padre), llevaba tiempo rondándome la cabeza. Cuando tuve conocimiento del suceso de la plaza de toros, supe que ese era el punto de partida.

3.- ¿Qué has querido transmitir con esta novela? ¿Te lo has planteado en algún momento o simplemente era la historia la que te iba guiando como escritor?
En principio solo pensaba recrear cómo se vivieron aquellos momentos en Goianes. Después, la historia, los propios personajes, fueron marcando el devenir de la historia según iban surgiendo los afectos, desafectos y los resentimientos que afloran durante el breve espacio de tiempo en que se desarrolla.

4.- ¿Cómo te definirías como escritor?
No me atrevería a definirme como escritor. Prefiero que sean los lectores quienes me definan y si así lo consideran, que ellos mismos me definan como “escritor”

5.- ¿Cuáles son tus autores de referencia?
Sería una lista larguísima. Pero si tengo que nombrar a dos, diría Gabriel García Márquez, por ser su novela “El coronel no tiene quien le escriba” con la que tengo conciencia de convertirme en lector de literatura para adultos. Y teniendo en cuenta a todos los autores que he leído, que leo, que leeré y el grandísimo nivel de la novela española actual, debo confesar mi debilidad por Eduardo Mendoza, al que considero un autentico maestro jugando con las palabras.

Share:

César Altolaguirre Vázquez: "No me comparo con nadie pero me han dicho (aunque me parece exagerar) que recuerdo a Ken Follet y a Michael Ende o Lewis Carrol".

Ediciones Atlantis presenta 'Las páginas del fin del mundo' del escritor César Altolaguirre Vázquez, una novela fantástica de enorme calidad que mira de frente a clásicos como Michael Ende. 

1.- Háblanos acerca de tu novela ‘Las páginas del fin del mundo’.
Es pura fantasía. En otras puedo basarme en sensaciones propias o de otras personas, pero en ésta no. Fue libertad creativa sin rumbo desde el principio, desde que la comencé.

2.- ¿Qué tipo de lectores piensas que son los que más van a disfrutar de tu libro?
No lo sé, la verdad. Aunque los gustos son muy relativos, creo que más hacia el público adolescente

3.- ¿Qué emociones has tratado de transmitir con esta historia?
El valor que hay que tener para enfrentarse a lo desconocido

4.- ¿Cómo te describirías como escritor?
Libre (Je, je). Quiero decir, que no escribo sobre un único genero. Una frase o una idea cogida al vuelo puede dar lugar a un relato corto, a una novela breve como ésta que presento (o una novela como Corona de Flores) que van de la fantasía al terror o al realismo. Pero sobre todo trato de hacer escenas visuales.

5.- ¿Influencias que puedas reconocer?
He leído desde que tengo uso de razón y es inevitable que las tenga. Yo no me comparo con nadie pero me han dicho (aunque me parece exagerar) que recuerdo a Ken Follet en mi novela anterior y en Las Páginas del Fin del Mundo a Michael Ende o Lewis Carrol.

6.- ¿Cuál es el último libro que has leído?
Hace unos días terminé Fundación de Carlos Sisi y ahora estoy leyendo Herederos de las estrellas de James P. Hogan

Share:

Sergio Vallejo: "Me gusta el cuento como género porque exige un lector interesado en lo que lee. Además, el cuento me permite generar silencios o huecos incómodos, verdades no dichas".

Ediciones Atlantis presenta 'Órbitas no comprendidas y otros cuentos' del escritor Sergio Vallejo, una colección de cuentos que nos hablan de la soledad, la incomunicación y la angustia existencial de la vida contemporánea. 

1. Háblanos de tu libro Órbitas no comprendidas y otros cuentos.
Tiene un origen curioso. El primer relato que escribí fue La vida en las cenizas, durante el primer año de carrera. Viajé a Covadonga y me documenté. Pasó el tiempo, seguí escribiendo y comencé a frustrarme porque casi todos los textos contenían ideas parecidas por no decir idénticas. Comenzó a atormentarme la idea de que no era un escritor, que tan sólo daba vueltas siempre al mismo tema. Llegaron los bloqueos y no fue capaz de escribir más. Ahí apareció mi primera órbita: sentarme a escribir era una réplica exacta de una frustración que siempre se repetía. Pensé en ello y leí más a Nietzsche. Lo tuve claro: problematizaría lo cíclico, el fenómeno eterno que siempre se está dando. Con esa idea de fondo, empecé nuevos cuentos y, al final, escribí el volumen que hoy publico. 

2. ¿Cuál es el nexo que une todos estos cuentos?
La angustia, la soledad, la tristeza… La incomunicación, la desconexión total con lo que se entiende generalmente con la realidad. Hay muchas maneras de percibir las cosas y eso puede causar problemas. Me seduce pensar en la órbita como filosofía de vida vitalista, pero también creo que no comprenderla conlleva un riesgo. Una órbita no comprendida es el mito de Sísifo. Ni siquiera la muerte es una salida.

3. ¿Cómo describirías tu estilo como escritor y hacia dónde te gustaría ir?
Es difícil hablar de mi estilo. Lo poco que puedo decir de él es que no lo medito demasiado, que a veces peca de parecerse a determinadas voces de otros autores. Me interesa lo oscuro, la degradación, el vacío. Quizá mi estilo se sitúe ahí, y si no, desde luego es hacia donde querría orientarlo.

4. ¿Cuáles son tus próximos proyectos? ¿Te planteas salir del relato breve?
Me gusta el cuento como género porque exige un lector interesado en lo que lee. Además, el cuento me permite generar silencios o huecos incómodos, verdades no dichas. No obstante, sí que me planteo salir y escribir algo distinto. Actualmente me interesa mucho la autoficción como género posmoderno y la cultura milenial. Hay una generación, que es la mía, que necesita de referencias literarias que verdaderamente pueda sentir como propias, que sea tomada en serio. También me gustaría publicar poesía, pero, sin duda, es lo que más me cuesta escribir.

5. ¿Algún autor que te haya marcado especialmente?
Hay muchas presencias en el libro de grandes autores. Cito a Lorca y a Cernuda, sus desgarros siempre irán conmigo a todas partes. Cortázar y García Márquez son los narradores de mi adolescencia, y están por todas partes. Como he mencionado antes, Nietzsche es el basamento teórico de todos los cuentos. En el falso epílogo llamado Epílogo menciono todas esas grandes influencias que, de un modo u otro, me gustaría dejar atrás en busca de una voz más independiente.

6. ¿El último libro que has leído?
El último poemario que leí fue Transporte de animales vivos, de José Antonio Llera, un poeta extremeño con una personalidad tremenda y un manejo del lenguaje asombroso. En cuanto a narrativa, leí Formas de volver a casa, de Alejandro Zambra, y me fascinó su teoría sobre los personajes secundarios y la recuperación de la memoria histórica.

Share:

Popular

Archivo del blog

Recent Posts

Facebook

Twitter

Buscar este blog