martes, 19 de septiembre de 2017

Según su autor, Marcos Nuñez, 'Las 52 luces para mi vida' pone en manos del lector herramientas para llevar una vida mejor y disfrutarla.

Entrevistamos a Marcos Núñez Pangua, autor nacido en Palencia y criado en la localidad burgalesa de Huerta de Rey, que presenta este jueves en Valladolid su libro 'Las 52 luces para mi vida', con el que pretende ofrecer al lector herramientas para potenciar su bienestar.

¿De dónde nació ese afán de escritura?

Escribir me ha gustado desde niño. Recuerdo que en el colegio escribía historias y cuentos imaginativos. También tenía mucha afición por la lectura.

¿Qué va a encontrar el lector en este libro?

El libro trata temas como las relaciones con los demás, la salud, la autoestima, la aceptación, el respeto, la sinceridad, la empatía, la alegría y la tristeza, el miedo y el valor, la timidez, la escucha, hablar en público, los hijos, las relaciones y la ruptura de pareja… En total 52 temas que hacen del libro un manual completo sobre bienestar y buena comunicación.

Además, incluye 18 ilustraciones exclusivas del pintor Ercilio Vidriales, con el objetivo de amenizar aún más si cabe su lectura y aportar al lector una idea visual y mental.

Comentarios que me llegan, destacan que las palabras utilizadas reúnen síntesis, profundidad y sencillez y que contiene propuestas y ejercicios para poner en práctica.

Si el lector pudiera sacar una conclusión o moraleja de “Las 52 luces para mi vida”, ¿cuál sería?

El conjunto de herramientas que pone en sus manos para llevar una vida mejor y disfrutarla.

Si pudieras cambiar algo en este mundo a través de tus relatos, ¿qué sería?

Me gustaría que mis relatos sirvieran de estímulo para que en el día a día demos esos pequeños pasos para mejorar nuestro bienestar y la relación que mantenemos con nosotros mismos y con los demás.

Pablo Torres presenta 'Pasos en la niebla': “La novela negra permite narrar nuestro tiempo, un tiempo donde la injusticia y la desigualdad están a la orden del día"

Publicó su primera novela, “El hongo de la sabiduría” (1995) en una pequeña y cuidada edición de bibliofilia. Desde entonces Pablo Torres ha editado novelas como “El cuplé de la geisa” (1999), 0 “El doncel” (terminada en junio del 2001, publicada en el 2006), en tiradas cortas. Le gusta moverse como un autor de minorías, con pocos lectores: el anonimato le permite moverse con entera libertad por su ciudad, Madrid, o por cualquier parte. También tiene escritas algunas biografías de republicanos que lucharon en la Guerra de España por la libertad y la democracia... y otros ensayos y narraciones.

Su paso a la novela negra le supone un salto casi al vacío. Detesta la literatura industrial, para masas. Sabe que la Literatura auténtica y los buenos libros están en las pequeñas editoriales, que apuestan por autores dispuestos a dejarse la piel en sus narraciones. “Pasos en la niebla” es su actual tarjeta de presentación. Quiere que abramos los ojos: asegura que vivimos tiempos muy complejos.

–¿Qué hay de Pablo Torres en Tadeus Kunzt?
–En toda novela, el personaje central y el autor tienen alguna relación. La relación Tadeus Kunzt-Pablo Torres está en la fotografía. La Fotografía es un Arte, pero también es un oficio. Protagonista y autor comparten la idea de la fotografía como documento gráfico. A los dos les gusta ir por la calle y documentar la vida, incluso en sus facetas más duras, como la mendicidad. La mendicidad indica que vivimos en una situación de gran injusticia y desigualdad. Sin embargo, apartamos la mirada, como si fueran invisibles. La es la gran conexión entre el personaje y su autor.

–¿Cómo evolucionan los personajes?
–Evolucionan, en función de los cambios en la sociedad, aunque mantienen sus propias convicciones. Ivana, la compañera de Tadeus, policía, llega un momento en el que advierte que la Policía no actúa de la misma contundencia con toda la delincuencia: la de guante blanco, o la política, tienen un trato suavizado, diferente. Eduardo, el segundo en la Agencia de Investigación, se hace más humano, aunque mantiene sus excesos verbales y algunos tics que le hacen parecer incluso un cavernario machista. Laura, la documentalista de la Agencia, comprobará que no todos somos iguales ante la Justicia... los casos que investigan les abrirán los ojos. El mundo no se ve igual si eres el hijo de un notario, caso de Eduardo, o si eres hijo de un albañil. No se tienen las mismas oportunidades.

–¿Qué diferencias hay entre "Pasos en la niebla. The sky road" del resto de tus novelas publicadas anteriormente?
–Siempre he tenido claro que la función social de la Literatura es contar la vida. Siempre he tratado de contar la vida en mis novelas, a partir de ficciones. Cuando escribí "El hongo de la sabiduría", hace ya bastantes años, narraba la vida de un hombre de media edad, obsesionado en encontrar un hongo que proporcionaba sabiduría. Finalmente el protagonista advierte que la sabiduría se adquiere con los años, aunque hay tarugos que jamás se aproximarán a la sabiduría. En "El cuplé de la geisa" un señor bien situado económicamente, se aburre profundamente y decide robar un caballo de carreras. Como no es un hampón, tienen que "contratar" a delincuentes que le ayuden en su propósito. Es una novela gamberra, incluso grotesca, que cuenta facetas de la vida curiosas, reales y chocantes, con la excusa del robo del caballo. 

–¿Has escrito también novela histórica, no?
–Quise adentrarme en lo que llaman novela histórica con "El doncel", una recreación biográfica de Martín Vázquez de Arce, el doncel de Sigüenza. Presenté la novela al concurso de novela histórica Ciudad de Toledo. Quedé finalista, en cuarto lugar. Nadie sabía que me presentaba al concurso. Fue la única novela finalista no publicada por Martínez Roca. Alguien debió advertir, después de llegar a finalista entre más de 150 escritores, que la novela no era políticamente correcta. La novela la editó Noticias Bibliográfica, en una pequeña edición, de 200 ejemplares, creo. Se agotó. 

–Algo más reciente…
–No hace mucho finalicé "El ladrón de sueños", segunda novela del género gamberro. Narra las peripecias de un grupo de perturbados en un psiquiátrico celebrando el Carnaval: todos están fuera de control y dicen barbaridades o verdades como puños. No me he atrevido a enviarla a ninguna editorial. Es una novela más que gamberra, crítica con nuestro tiempo. Algunos personajes, totalmente zumbados, adquieren la personalidad de algunos políticos: dicen cosas que pueden asustar. De momento no me atrevo a buscarle editor.

–¿En “Pasos en la niebla” los planteamientos son los mismos?
–No. Con “Pasos en la niebla”, novela negra, los planteamientos son otros. Cuento la vida, a partir de hechos reales, pero con personajes ficticios. La novela negra permite narrar nuestro tiempo, un tiempo muy cabrón en España, donde la injusticia y la desigualdad están a la orden del día. "Pasos en la niebla" es el primer caso importante de Tadeus Kunzt, que ya se ha metido en un segundo caso, con resultados desalentadores: "El laberinto de los niños robados". No hay que olvidar que en España las leyes son tan represivas, que incluso tenemos una “ley mordaza”, que debería avergonzar al gobierno que la aprobó, en contra de todas las fuerzas parlamentarias. Pero que hace años que perdieron la vergüenza. Tadeus no busca el hongo de la sabiduría, ni robar un caballo, ni entender la mentalidad de un loco: busca sobrevivir, sin dejar de ser persona. Y eso le lleva en ocasiones a callejones sin salida. De ahí su voluntad para salir adelante, sin vivir arrodillado. Tadeus es una persona normal, si se puede llamar normal a una persona que no fuma y que no bebe, que no se droga, que no tiene un pasado tormentoso, que tiene una fuerte conciencia política y que está preocupado por temas sociales.

–¿Qué quieres transmitir a los lectores?
–Pregunta compleja. Actualmente predomina la Literatura industrial, para entretener a las masas, cosa que ya hace la televisión. La novela negra puede ayudar a abrir los ojos a los ciudadanos y esa es mi intención: que abran los ojos, que vean en qué tipo de sociedad vivimos, una sociedad de ricos y mega-ricos con todos los privilegios… y los desheredados, condenados a la pobreza, cuando hay riqueza suficiente para todos. Vivimos en una sociedad con graves desequilibrios emocionales, de asuntos de entrepierna compartidos en espacios televisivos, de fanatismo futbolero, de rescate de bancos y banqueros, de criminalidad creciente, de brutalidad asesina contra las mujeres. ¿Se puede cambiar esta sociedad? Si somos capaces de soñarlo, seremos capaces de hacerlo. Tadeus Kunzt, junto con Ivana, Eduardo y Laura luchan por conseguirlo.

–¿Por qué "The sky road"?
–El titulo original es “The sky road”, en inglés. Para España decidimos cambiarlo por “Pasos en la niebla”. “The sky road”, o “El camino del cielo”, es un espacio natural que hay en una micro-península de Clifden, en la costa oeste de Irlanda. Es un lugar mágico, lleno de nieblas y brumas marinas al amanecer. Es uno de los escenarios que aparecen en la novela. Recomendaría a cualquier lector llegarse en primavera hasta Clifden y recorrer a pie, a primeras horas del día, “El camino del cielo” o “The sky road”. Es una experiencia tremenda: caminas dentro de la niebla, entre tinieblas y sombras. Y si se acompaña de la lectura previa de “Pasos en la niebla” le resultará todavía mejor.

Beatriz Pedraza
Fotos: Roberto Valverde

lunes, 18 de septiembre de 2017

Jesús Díez sobre 'El capote y la bata': "habla de decisiones que cambian una existencia, y de lo prisioneros que somos de la Historia"

Ediciones Atlantis publica ‘El capote y la bata’ un libro de ficción histórica escrito por el periodista Jesús Díez Bernardino, que según su autor, "habla de incomunicación, de decisiones que cambian una existencia, y de lo prisioneros que somos de la Historia, con mayúsculas, de cómo cualquier salvapatrias puede cambiar la vida de cualquiera de nosotros hasta convertirla en una pesadilla".

• ¿Quién es Jesús Díez Bernardino?

Jesús Díez Bernardino es un periodista nacido en Madrid en 1971 que trabaja en la administración regional de la Comunidad de Madrid desde 1999. Está casado con Yolanda y tiene dos hijos, Sergio y Marcos.

En el colegio, en la carrera imaginé historias con las que evocar mis deseos o mis temores. Más tarde, alguna que otra vez, con el alcohol de por medio, las servilletas de los bares se llenaban de versos sin sentido. Mi carrera literaria la inicié hace unos años, fundamentalmente, como catarsis ante el atentado del 11-M en El Pozo, del que fui parte involucrada. Escribí y escribí para liberarme de esos demonios que te atormentan al acostarte, recordando que hubiera podido pasar si...

Hace un par de años conseguí editar y coeditar con Ediciones Albores un poemario titulado El pupitre de atrás y un cuento corto bajo el título de La chica de la web. Estoy muy orgulloso de ellos y me resultaron liberadores pues cuando escribo siento que todo deja de existir en torno a mí. No hay nada más y el fluir de mis ideas me narcotiza.


• ¿Cómo ha sido el proceso creativo de 'El capote y la bata'?


El capote y la bata surge tras la lectura de un libro titulado Madrid en Guerra, de la Editorial Destino, y cuya edición corrió a cargo de J.M. Figueres , que trataba de las crónicas periodísticas de ambos bandos durante el asedio de los golpistas africanistas a Madrid. En él se incluían una serie de fotografías del reportero español Juan Miguel Pando Barrero y algunas de ellas están en el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía de Madrid. 


Esas imágenes me hablaron de la resistencia suicida de la población madrileña y, de pronto, surgieron las dos enfermeras ante mí, posando, gritando a los cuatro vientos que alguien escribiera sobre ellas. Y me puse a ello; hace más de trece años concluí un relato rápido que no llegaba a convencerme, pues no quería mojarme, esa es la palabra, por un bando o por el otro. Dos amigos que hicieron una lectura más apasionada, más orientada hacia uno de los bandos, de El capote y la bata me incitaron a darle una visión diferente, pero el fondo del relato seguía siendo el mismo: la relación de las dos hermanas en pleno asedio franquista. 


· ¿Qué puedes leer de la novela con solo mirar su portada?

La portada del libro puede sugerir al lector que hay una historia detrás de esas dos enfermeras, como yo la vi, que miran el objetivo de Juan Miguel Pando Barrero. Que el hombre que está detrás de ellas las mira con curiosidad, incluso con conocimiento sobre ellas....


· ¿Cómo crees que puedes sorprender al lector?


El lector piensa que va a leer sobre la Guerra Civil y la sorpresa es que no es una novela sobre la Guerra Civil; se desarrolla en unos días determinados de la contienda, del asedio; el libro habla de incomunicación, de decisiones que cambian una existencia, y de lo prisioneros que somos de la Historia, con mayúsculas, de cómo cualquier salvapatrias puede cambiar la vida de cualquiera de nosotros hasta convertirla en una pesadilla.

La Guerra Civil es un asunto que aún no queremos afrontar desde la objetividad. Seguimos en dos bandos separados y uno de ellos es incapaz de reconocer la muerte física y social de los que perdieron la guerra. La narradora sólo quiere el reconocimiento de un Estado que consideró pecadores a los que eligieron al bando perdedor.


· ¿Cuál es el último libro que has regalado?

El último libro que he regalado es 'La España vacía' de Sergio del Molino, un libro en el que en muchos aspectos me he reconocido y que analiza con profundidad de dónde venimos y hacia dónde podemos ir como país y sociedad.

viernes, 15 de septiembre de 2017

Entrevista a las autoras de 'Shay (Bondage y disciplina)': "El proceso de creación entre las dos ha sido "instructivo, gratificante y sobre todo, muy divertido"

Ediciones Atlantis presenta este sábado en la Biblioteca Pompeu Fabra de Mataró, ‘Shay (Bondage y disciplina), una novela de ficción erótica escrita por Susana Ortiz y Lucía Galeote en la que que nos cuenta una historia de amor bajo el manto de prácticas sexuales sadomasoquistas, desvelando deseos reprimidos, deseos nunca satisfechos o bien, deseos al alcance de la mano que se desaprovechan en pos de la promesa de una mayor felicidad.

¿Qué hay de Lucía Galeote y qué hay de Susana Ortiz en Shay?

(Susana) Resulta difícil definir hasta qué punto podemos encontrar a Lucía o a mí en el libro, ya que las ideas de ambas conjuntaron muy bien desde el principio, anulando nuestra propia individualidad para llegar a crear un único proyecto en global.
Tal vez, a nivel más personal, más que buscar qué hay de Shay en mí, buscaría qué me aporta a mí, la novela en sí. Por un lado, la satisfacción personal de escribir el libro que me gustaría leer y a su vez, aprovechar esta oportunidad para retomar la escritura, una de mis más grandes –y desafortunadamente, más descuidadas– pasiones.

(Lucía) Tal como ha descrito Susana, es realmente difícil separar las aportaciones de cada una. Y al igual que ella, yo también prefiero definir qué me aporta a mí personalmente. Desde el principio me pareció un auténtico reto, ya que mi principal afición son las novelas gráficas y el cómic, y escribir toda una obra –carente de imágenes– me parecía un trabajo colosal. Pero, poco a poco, el libro me fue mostrando que también era posible involucrarse en personajes y situaciones, sin la necesidad de un referente gráfico, el cual, al finalizar, no eché tanto de menos como yo esperaba.

Al contar con dos autoras…¿Cómo ha sido el proceso creativo de la novela?

(Susana) Creo que hablo en nombre de las dos si me atrevo a describir el proceso como instructivo, gratificante y sobre todo, muy divertido. Instructivo por poder llegar a desarrollar una idea conjunta en la que ambas aportábamos, discerníamos y preparábamos los acontecimientos, haciendo encajar cada uno de los detalles del libro. Gratificante al comprobar los resultados que obteníamos tras dedicar muchas horas a su planificación y que lograban plasmarse a la perfección. Y por último, muy divertido porque a pesar del esfuerzo, algunas situaciones planteadas nos recordaban la importancia de intentar no perder nunca el sentido del humor. 

¿Qué se esconde tras ‘Shay (Bondage y disciplina)?

(Susana) Una historia de amor. Un tanto peculiar, en realidad, como todas las historias de amor, en las que el sentido común y la racionalidad de los pensamientos y de los actos quedan siempre en un segundo plano. Y a su vez, una historia de desamor. Una visión actual y panorámica de las relaciones entre parejas, desde el enamoramiento o flechazo, pasando por la búsqueda de la estabilidad y unión utópica, hasta la consecuente aparición de la monotonía, el decaimiento, el hastío y la posible ruptura. Todo ello bajo el manto de prácticas sexuales sadomasoquistas, desvelando deseos reprimidos, deseos nunca satisfechos o bien, deseos al alcance de la mano que se desaprovechan en pos de la promesa de una mayor felicidad.

En resumen, una historia de amor en un contexto sexual de BDSM. De ahí, el título, B, de bondage y D, de disciplina. Siguiendo, posiblemente, para más adelante, en futuras entregas, el hilo conductor de las restantes siglas.

¿Cómo surgió la historia para escribir esta novela?

(Lucía) Fue Susana la que propuso la idea. Llevaba ya años leyendo libros de temática erótica-romántica y jugando a juegos de rol literarios basados en personajes de distintas sagas, en las que el peso último de la historia recaía siempre en la acción del protagonista masculino. Comenzó a cuestionarse cómo sería una historia en la que el personaje femenino conociera sus propios deseos y llevara a cabo sus planes.

Ésa fue una de las claves de Susana para desarrollar a Shay, la protagonista. Una mujer controladora, una dominadora que “hiciera” en lugar de dejarse hacer, que “ofreciera” en lugar de dejarse usurpar y que decidiera y lo dirigiera todo desde el comienzo. Muchos hombres que practican el BDSM, explican sus experiencias sexuales como sumisos, de las cuales, se sienten profundamente satisfechos y orgullosos.

Y respecto al contexto en sí de la historia, otra de las claves fue describir el BDSM, desde el punto de vista de alguien que desconoce por completo ese mundo. Otra de las ideas que Susana echó en falta al leer libros sobre esta temática, en las que suelen dar por hecho que el lector está familiarizado con todos los elementos que conforman y rodean este tipo de prácticas.

Si os pregunto por vuestro libro favorito…¿Qué título es el primero en el que pensáis?

(Susana) El primero en el que pienso es Aquerón, de Sherrilyn Kenyon.

(Lucía) Uno de mis libros favoritos es sin duda, 1984, de George Orwell.


Joan Llensa: "Un buen día sin apenas darme cuenta surgió la magia"

Ediciones Atlantis presenta este sábado en el Castell Medieval Estada Juvinya, de San Joan les Fonts, ‘Condenados. (El secreto de Iris)’, una novela de Joan Llensa que combina la fantasía y el terror. En sus páginas los lectores podrán sumergirse en la historia de Iris, identificarse con los protagonistas o quedarse fascinados por el mundo “invisible” que rodea la trama.

¿Qué te inspiró para escribir esta novela?
El nacimiento o chispa que prendió el deseo de escribir esta historia apareció a través de un sueño. En él, me vi en una de las escenas principales de lo que en un futuro sería la novela completa. Al despertarme no tuve otra alternativa que escribirlo en unos folios y con unas cuantas pinceladas más llegué a tener un pequeño relato. De allí, de ese punto y final y con el paso del tiempo, comencé a sentir que los personajes principales me incitaban para que contara bien su historia, con todos los detalles. Los tenía en mente todo el rato y a todas horas. Hasta que un buen día sin apenas darme cuenta surgió la magia.

¿Cómo ha evolucionado la idea inicial por la que comenzaste a escribir el libro?
La idea inicial (que era contar la historia de Iris) sigue muy latente en el libro. De hecho, me atrevería a decir que no se ha alterado desde el inicio. Lo que si ha evolucionado (y mucho) es el entorno, la profundidad de los personajes y todo el mundo que envuelve a los “Condenados”. Si tenemos en cuenta que pasó de ser un relato de 18 páginas a una novela completa…

¿Qué tiene en común ‘Condenados’ con tus libros publicados anteriormente?
El nexo de unión es (a mi modo de ver) que parte y nace de una realidad o cotidianeidad que cualquier lector puede vivir y sentir. Los protagonistas son personas normales que, por un motivo u otro, dejan de serlo. Los miedos, los deseos, las aspiraciones son solo algunos de los sentimientos y emociones que más de un lector se sentirá identificado.
Sin embargo, “Condenados” es mi primera incursión en cuanto a novela. Hasta ahora, mi trayectoria literaria ha estado basada en los relatos y cuentos. Con lo cual, es un reto mayúsculo que me encanta poder afrontar.

¿Cómo crees que tu novela puede captar el interés de los lectores?
Creo que a los lectores les gustará por lo identificados que podrán sentirse con los protagonistas. Algunos de los lectores cero se han sentido fascinados por el mundo “invisible” que rodea la trama, otros por lo carismáticos de algunos secundarios, e incluso por el drama que desprenden algunas escenas. A fin de cuentas, sus vidas no serán tan distintas de las que tenemos nosotros.
Con el corazón en la mano os puedo decir que mi deseo es establecer una conexión con cada lector para que al descubrir el mundo de los “Condenados” sienta la magia que nos rodea y no tenga miedo a luchar por lo que realmente le haga feliz.

¿Tienes algún autor de referencia?
King y Poe son sin lugar a dudas unos de los autores que más me han influenciado, sus plumas sencillamente divinas y las historias pura magia me han cautivado desde el día en que los descubrí.

Ane Domínguez sobre 'Donde quiera que estés': Muestra el dolor por no saber si quien amas regresará o quedará sepultado por los horrores de la batalla.

Ediciones Atlantis presenta este sábado en Basauri ‘Donde quiera que estés’, una novela romántica de Ane Domínguez ambientada en tiempos de guerra cuyos personajes cautivarán a los lectores desde el principio hasta el final. Esto es lo que nos cuenta la autora sobre la novela.

¿Cómo surgió la idea para escribir esta novela?
Todo surgió cuando un amigo de Madrid propuso que nos enviáramos cartas. Él sabía que me gustaba escribir, así que pensó que podría enviarle algún pequeño relato.
Durante esos días había estado escuchando a 5 Seconds of Summer, sobre todo una canción llamada Wherever You Are. Esa frase se repetía una y otra vez en mi cabeza hasta que conseguí plasmar una pequeña historia de no más de cinco caras acorde con ella.
Por circunstancias de la vida, él no me dio bien su dirección y se dio cuenta unos días después de que la carta hubiese sido enviada, así que ese sobre volvió a mí al cabo de unas dos semanas.
Tuve una gran discusión con mi amigo un mes después, estuve dos semanas realmente mal, hasta que volví a coger el sobre y leí lo que había escrito hacía casi dos meses. En ese momento se me ocurrió que podría alargar esas cinco caras creando una historia más completa. Y así nació "Donde Quiera que Estés".

En el mundo editorial son muchas las novelas ambientadas en la Guerra Mundial y el Nazismo. ¿Qué hace especial y diferente a ‘Donde quiera que estés’?
Sí, son muchas y muy buenas. Pero mi obra se decanta más por el amor, los sentimientos y la situación de las mujeres de la época. Hay pequeñas críticas sociales a lo largo de la novela, denunciando el machismo.
También muestra la unidad entre seres humanos en tiempos de guerra, y el dolor por no saber si quien amas regresará o quedará sepultado por los horrores de la batalla.

Llevas leyendo desde los 5 años, pero ¿Cuánto tiempo llevas escribiendo?

El aprender a leer a tan temprana edad me hizo sentir curiosidad por escribir. Así que a los ocho años escribía cuentos sobre gatitos y lobos. Pero realmente me profundicé en ello a los trece años, cuando comencé a crear historias de fantasía, ciencia-ficción y novela romántica, que espero en estos años pueda pulir y sacar a la luz.   
A mis quince empecé a escribir Donde Quiera que Estés, y a los dieciséis por fin lo terminé, tanto primera como segunda parte. Espero que solo sea el inicio de un gran futuro envuelto en palabras y olor a libro.


¿Qué caracteriza a tu personaje principal para haber ganado el primer premio en la categoría mejor protagonista masculino en el concurso Writer´s Up de la plataforma Wattpad?
Darren es un personaje fuerte y astuto, lo demuestra a lo largo de toda la obra. Tiene picardía, cosa que atrae al lector, y muestra su parte más humana al estar entre sus seres queridos. Es simplemente especial, tiene una chispa que te hace adorarlo desde el principio hasta el final.

¿Cuál es tu autor de referencia?

J. K. Rowiling. Sin dudarlo.
Comencé a leer Harry Potter a los doce años, convirtiéndose en mi saga favorita. Por eso me profundicé en la escritura a los trece, porque quería ser como ella.
Y si pudiera añadir a dos más, serían J. R. R. Tolkien y Sabaa Tahir.



jueves, 14 de septiembre de 2017

Gorka Pera Seijo: "Tengo que admitir una clara evolución en la escritura de la novela"

Ediciones Atlantis presenta este viernes en la Biblioteca de Aragón, ‘Los supervivientes del arca II. La búsqueda de los emisarios’, una novela de ciencia ficción escrita por el autor oscense residente en Zaragoza, Gorka Pera Seijo en la que los gobiernos salvarán a toda una generación de jóvenes brillantes de la Tercera Guerra Mundial que tratarán de sobrevivir en un mundo de postguerra totalmente desconocido.

·       Estamos ante ‘Los supervivientes del arca II’, ¿Cómo has afrontado esta segunda parte?¿Habrá trilogía?
La segunda parte la he afrontado con mucha ilusión y ganas por continuar la historia narrada en la primera parte. Realmente fueron mis amigos y familiares más cercanos quienes me animaron a seguir escribiendo y saber más acerca de los personajes. Sinceramente, no descarto que continúe la novela y complete la trilogía.

·       ¿Cómo ha sido la evolución de la trama y los personajes en esta segunda novela? ¿Y tú evolución como autor?
Considero que sí hay una evolución de los personajes respecto a la primera parte. Han aprendido a convivir ellos solos, asumiendo que carecen de la ayuda de sus padres u otros adultos, así que se puede afirmar que son mucho más maduros e incluso más sombríos. Las circunstancias les han hecho dejar atrás apresuradamente la adolescencia a pesar de que apenas han cumplido la mayoría de edad. Por otro lado, también tengo que admitir una clara evolución en la escritura de la novela. Los supervivientes del arca I fue mi primera obra y en esta segunda parte se puede apreciar también cierta madurez con nuevos recursos y frases más completas dentro del proceso de aprendizaje que siempre supone escribir un nuevo libro.

·       ¿Quién crees que disfrutará más con su lectura?
Principalmente el público juvenil porque pueden verse perfectamente identificados en algunos de los personajes, dado que las edades de los protagonistas rondan los dieciocho años. Además, se describen ciertos fenómenos que pueden catalogarse como extraños o sobrenaturales y que se explican en cierto modo desde una base científica, de ahí que también la novela pueda interesar a un público más adulto.

·       ¿Tienes alguna manía a la hora de trabajar?
La verdad es que no, aunque sí es cierto que me gusta escribir frente al televisor pero con el volumen apagado.

·       ¿Cuál es tu autor de referencia?
Depende del género, pero un autor que me marcó de pequeño fue R. L. Stevenson, autor de “La isla del tesoro” o “El extraño caso del Dr. Jekyll y Mr. Hyde”. Dos obras fabulosas que recomiendo para los amantes de las historias de aventuras. También me gusta mucho la novela histórica, y en este sentido, a día de hoy me encuentro fascinado con la obra de Santiago Posteguillo sobre la vida de Escipión “el africano” así como el emperador Trajano.

miércoles, 13 de septiembre de 2017

Antonio Casares sobre 'Los últimos besos': "He pretendido plasmar lo poco productivo que es el pensamiento circular negativo que aparece cuando algo nos angustia"

Ediciones Atlantis presenta este viernes en la Asociación de Escritores y Artistas Españoles de Madrid, ‘Los últimos besos’, una novela romántica escrita por Antonio Casares que nos cuenta una historia profunda, políticamente incorrecta, donde el AMOR se escribe con mayúsculas.

¿Qué hay de Antonio Casares en el protagonista de la novela?
Procuro no proyectar, aunque entiendo que es inevitable dejar algo de ti en cada personaje. Sí que es verdad que a veces describo gestos que he visto en otras personas, muletillas… Son pequeños homenajes que hago a los seres que valoro o me llaman la atención. Pero hasta ahí llego. Por el momento, no he tenido la necesidad de crear un alter ego.

¿Cómo es la evolución de los personajes? 
El libro está lleno de secuencias retrospectivas que nos hacen entender mejor la evolución de los personajes. He intentado poner más luz, madurez y empaque en Flavia que en Xoel. También he pretendido plasmar lo poco productivo que es el pensamiento circular negativo que aparece cuando algo nos angustia. Desde mi experiencia, y lo que he conversado con gente sincera, por regla general nos aferramos a una idea y la masticamos una y otra vez, tanto en soledad como en compañía. Al final son horas y horas repitiendo quejas, inseguridades o ansiedades, durante semanas, meses… La evolución de Flavia es la de un desapego de la ‘vocecita interior improductiva’.

¿Por qué ‘Los últimos besos’? 
Viene por una frase de Paul Géraldy decía que lo más difícil no es el primer beso, sino el último. Y la relación entre Flavia y Xoel están llenos de últimos besos.

¿Cómo crees que puedes sorprender al lector?
Es una historia profunda, políticamente incorrecta, donde el Amor se escribe con mayúsculas. No cuento nada que no haya sucedido desde que el mundo es mundo (los antiguos egipcios son un ejemplo de ello), pero me gustaría que no nos quedáramos en lo evidente, no nos fijemos en el dedo cuando se señala la luna, si no que profundizáramos en los porqués, en los personajes y llegáramos a la conclusión que cuando el Amor brota en el corazón no se puede escapar de ese sentimiento, por mucho que lo intentemos frenar. Creo que con esto ya es suficiente para sorprender. 

¿Te gusta más escribir o leer? 
Para mí ambas son deliciosas y cada una tiene su momento. No puedo elegir porque renunciaría a una de ellas y para mí sería desgarrador.

Si te pregunto por tu libro favorito…¿Qué título es el primero en el que piensas? 
Son muchos los títulos que me vienen a la cabeza pero si tuviera que elegir optaría por las primeras novelas que leía cuando era un niño porque aquellos textos forjaron  mi amor hacia la literatura. Tengo un profundo agradecimiento a autores como Enid Blyton, Arthur Conan Doyle, Agatha Christie, Alejandro Dumas, Julio Verne, Jack London o Maurice Leblanc. Sin ellos (y otros muchos que han ido llegando a lo largo de mi vida) no podría haber escrito “Los últimos besos”.




jueves, 7 de septiembre de 2017

Entrevista a Sócrates García, autor de 'La mirada de los muertos': "Creo que sería más fácil dejar de respirar que de escribir"

Tras publicar ‘El heredero al trono del Averno', Sócrates García nos sorprende con una nueva novela de terror: ‘La mirada de los muertos’, que presentada este 9 de septiembre en la localidad leonesa de Santa María del Páramo.

·         ¿Qué se va a encontrar el lector en ‘La mirada de los muertos?

                 Se encontrará con una novela de terror en la que, el narrador omnisciente, cuenta una historia en primera persona pero desde una perspectiva de tercera persona. Un pequeño recurso literario que utilizo, para intentar hacer sentir al lector un narrador más cercano.
                 Se encontrará también descripciones muy detalladas de las experiencias paranormales y las pesadillas sufridas por los protagonistas, que determinaran el desarrollo de una trama en la que prima la descripción y la narración, junto a la inserción de varias líneas de dialogo, que le conducirán por una historia fantasmagórica, demoniaca y espectral, y menos sangrienta que mi anterior obra.

·         ¿Cómo te has enfrentado a esta segunda novela?

                  Trataba de hacer algo diferente a mi anterior obra, pero sin abandonar la esencia ni el género, no quería encasillarme en un estilo demasiado gore y por eso decidí hacer una historia  de terror más psicológico. Era consciente de que mi sello de identidad tenía que ser la descripción de las escenas más tétricas, pero no tenían por qué ser siempre sanguinarias y decidí recurrir a otra clase de terror mediante una historia que puede ponerte los pelos de punta sin necesidad de desbordar ríos de sangre.
                  Lo que realmente buscaba era crear una historia digna de los setenta pero escrita en la actualidad. Digamos, que esta es la novela que ha salido, de mi continua búsqueda de un clásico intemporal en este género.

·         A parte del género, ¿Qué tiene en común con tu anterior novela publicada?

                 En ambas el narrador hace especial hincapié en la descripción de las escenas con más acción que, como ya he mencionado antes, pienso que puede servirme como sello de identidad como autor, ya sabes, algo con lo que el lector que me haya leído antes, pueda identificarme perfectamente en la nueva obra.
                  Durante el desarrollo de la trama existe una mención a Zagreo “El heredero al trono del averno”, en principio iba a tratarse de una mención esporádica a modo de sorpresa, pero al final cogió tanta fuerza que casi podría decirse que se trata de la segunda parte de la obra, aunque sean historias completamente diferentes y sea completamente factible leer “La mirada de los muertos” sin haber leído antes la anterior. Digamos que son historias paralelas dentro de un mismo universo, el de mi imaginación.
                   
·         ¿Cómo ha sido tu evolución como autor?

                   Si tuviera que elegir solamente una palabra, diría que mi evolución como autor ha sido constante, tan lenta y  progresivamente que apenas he podido darme cuenta de lo mucho que maduran los escritos con el paso de los años. Solo puedo apreciarlo cuando vuelvo la vista atrás para releer antiguos manuscritos y viejos poemas.
                  Constante porque nunca hay que dejar de aprender, siempre hay que dar un paso más y continuar con el camino que has elegido, el que te ilusiona y te llena de libertad. 
                  Constante, porque me recuerdo emborronando las hojas de un cuaderno con mis primeros versos, versos preadolescentes y pequeñas redacciones del colegio, continué con la ciencia ficción sin abandonar la poesía y ahora he encontrado en el terror una nueva forma de sentirme vivo. 
                  Constante, porque hace un poco más de un año, cuando escribía en mi ordenador como si estuviera poseído, para evadirme un poco de los problemas reales, jamás hubiera pensado que una editorial iba a interesarse por mi obra. Por eso sobre todo, constante porque Ediciones Atlantis y J.D Álvarez, su editor, se cruzaron en mí camino.

·         ¿Sigues escribiendo?

               Por supuesto que sigo escribiendo, creo que sería más fácil dejar de respirar que de escribir. Para mi es algo que me sale de forma mecánica, es una sana adicción que arrastro desde que era chiquitito y jamás podría dejarlo. 
                 Nunca lo he hecho por dinero, ni por fama, ni por impresionar ni demostrar nada a nadie más que a mí mismo, solo escribo porque cuando no lo hago me siento incompleto, como que algo me faltara. Por eso siempre me refiero a mi obra como tal, no como un trabajo. Cómo dijo en su día Gustave Flaubert:
“Escribo por el solo placer de escribir, para mí solo, sin ninguna finalidad de dinero o publicidad. En mi pobre vida, tan vulgar y tranquila, las frases son aventuras y no recojo otras flores que las metáforas.”

viernes, 1 de septiembre de 2017

Anselmo Vega: En 'Las obsesiones de Doña Paula' escribo sobre "un tema completamente nuevo para mi"

Ediciones Atlantis presenta el próximo 7 de septiembre 'Las obsesiones de Doña Paula', una novela de ficción erótica, escrita por Anselmo Vega en la que su protagonista, es una viuda que mantiene pensamientos nocturnos eróticos durante bastante tiempo. El párroco de la iglesia que frecuenta, harto de sus confesiones, le recomienda que conozca a un hombre de nuevo como solución para la extinción de esas excitaciones. Ella acepta, pero tras mantener una aventura y vivir diferentes momentos con don Luis, se percata de que no quiere comprometerse con ningún hombre nuevamente.

¿Quieres saber más sobre esta historia? Entrevistamos a su autor.

• ¿Cómo surgió la idea para escribir esta novela?
Estuve viviendo tres años en Cáceres, que no conocía, y me gustó mucho, tanto en su arquitectura como en su clima. Paseando por el Paseo de Cánovas, que lo describo en la novela, me fijaba en la gente y de ahí surgió la idea de la novela.

• ¿Cómo ha sido ponerse en la piel de Doña Paula?
Escuchando lo que hablaban algunas paseantes, me sugirió la personalidad de Doña Paula y sus amigas.

• ¿Qué diferencia a ‘Las obsesiones de Doña Paula’ del resto de novelas publicadas en anteriormente?
Era un tema completamente nuevo para mi. Aquí trato de hurgar en la personalidad de los personajes, que voy agrupando en forma de triángulos sucesivos, unas veces amoroso, otras político, otras social, pero siempre conservando uno o dos personajes del triángulo anterior, que hacen de enlace, bien por un vértice o por dos.

• ¿Qué parte de tu novela te ha costado más escribir en cuanto a personajes, trama, ambientes…?
Diseccionar la personalidad intima de la protagonista e intentar ponerme en su lugar, es decir, sus reacciones como mujer, que me eran totalmente desconocidas, y me siguen siendo, aunque espero que en esta novela me haya acercado a su forma de ser.

• ¿Cuál es tu autor de referencia?
Me fascinan García Márquez, Torrente Ballester, Isabel Allende y otros, que manejan la prosa actual como los ángeles.

martes, 22 de agosto de 2017

Un cuento para no contar, escrito por Antonio Castillo Olivares-Reixa

Erase una vez, hace mucho tiempo en un lejano país, un rey cuya única hija había cumplido la mayoría de edad. El monarca, preocupado por la sucesión del trono, decidió buscar un marido adecuado a la princesa, puesto que en unos años debería sustituirle en el cargo.
Reunió a los súbditos más brillantes del reino para presentárselos a su heredera. El guerrero más valiente y esforzado, el clérigo -por aquel entonces también se casaban- más virtuoso y devoto, el académico más sabio y prestigioso, y el comerciante más diligente y emprendedor. Todos ellos jóvenes, sanos, económicamente desahogados y muy preparados en sus profesiones, y para colmo, apuestos y gallardos los cuatro.
La princesa, nada más verlos, se prendó de ellos, pues ya solo sus estampas resultaban magníficas.
Y cuando después se entrevistó a solas con cada uno, su exaltación inicial se convirtió en frenesí. Todos eran tan gentiles, refinados, cultos, humanitarios -incluso el guerrero-, que… se enamoró de la tétrada entera.
En su inconsciencia propia de la juventud, la muchacha decidió casarse con los cuatro. Sabía que en ciertos países, monarcas amigos de su padre lo hacían, ¿Por qué no iba a tener ella el mismo derecho?
El rey, la escuchó entre estupefacto y divertido, y la contestó que eso no podía ser. En otros países sus legislaciones y religiones, efectivamente, permitían a los hombres contraer matrimonio con varias esposas, pero en el suyo esa posibilidad no la contemplaba la ley ni la religión, y mucho menos tratándose de una mujer, ¡era un disparate!
La consentida princesa, un tanto tozuda, respondió a su progenitor que las leyes se podían cambiar, para eso él era un monarca absoluto que no tenía que dar cuentas a nadie de lo que hacía o dejaba de hacer, y que la religión se podía empezar a interpretar de otra manera, de hecho no creía que Dios le hubiera dicho a nadie con cuanta gente se tiene que unir cada cual para fundar una familia, según su opinión era una mera conveniencia social. Y terminó añadiendo que si él no cambiaba aquella arbitrariedad, lo haría ella cuando heredase el trono y que, mientras tanto, permanecería soltera.
El padre, comprensivo con lo que consideraba una simple rabieta de niña mal criada, ideo un recurso para que a su hija se le cayese la venda de los ojos. Que se reuniese con sus cuatro pretendientes, uno por uno, y que les hiciese tan descabellada propuesta para ver que le contestaban.
Y efectivamente, dio comienzo la ronda de audiencias empezando por el joven guerrero. Este, enojado al oír la propuesta, le contestó que de ninguna manera, él era representante de un viejo linaje de hombres de armas que jamás se prestaría a engendrar una estirpe de dudosos bastardos mezclando su sangre con castas inferiores. Su honor y su honra estaban en juego.
La muchacha defraudada, le preguntó si su honra se situaba a la altura de la pureza de su trasero. A lo que su interlocutor le contestó rotundamente que sí, entre otras cosas. Cuando este se retiraba finalizada la recepción, ella le dirigió unas palabras finales para ponerle en su lugar:
- Aspirante a futuro general del reino, no olvidéis reclinaros hacia mi persona antes de salir y conservad por siempre esa fidelidad y disciplina tan marcial que os caracterizan.
Se reunió, a continuación, con el ejemplar clérigo y le planteó idéntica proposición, a la que el hombre, azarado y confuso, se negó tajante. Ello le parecía perverso y contrario a la voluntad de Dios que no podía ser otra que un hombre, una mujer y punto.
La chiquilla, osada e imprudente le preguntó si ello se lo había comunicado personalmente el Altísimo, a lo que el sacerdote contestó que lo ponía en las Sagradas Escrituras, escritas por el propio Creador.
A esta contestación, la princesa extrajo de su cajón, puso encima de la mesa y abrió por cierta página el libro sacrosanto al que se refería el prelado, repleto de marcas, acotaciones y subrayados, por lo que se notaba que lo tenía bien estudiado.
- Aquí pone esto- señaló la princesa.
- Pero eso hay que saber interpretarlo.
Avanzó unas páginas.
- ¿Y esto otro?
- Es una mala traducción del original, según deducimos.
Lo abrió por otra parte.
- ¿Y lo de aquí, no es una falta de ortografía? No creo que Dios las cometa.
- No, por supuesto, será una negligencia del copista.
- Entonces, puesto que es un libro mal traducido y mal escrito, por culpa de los hombres, y además debe ser interpretado por otros hombres, ¿es posible que estos se equivoquen en sus conclusiones?
- ¡Imposible! Nosotros, sus representantes, tenemos la última palabra en la interpretación pues nos asiste su Divina Inteligencia y jamás nos equivocamos…
- ¡Sin embargo, de vez en cuando se cambian cosas!
- Sí, pocas y solo cuando nos inspira Su Voluntad.
Dio por fin término la cita con un segundo revés para las pretensiones de la mujer, que se sentía muy contrariada por aquel nuevo rechazo. Cuando el frustrado pretendiente se retiraba, esta le hizo una observación para que la tuviera en cuenta en lo sucesivo:
- Futuro aspirante a Arzobispo del reino, no olvidéis nunca que cualquier nueva interpretación de la Sagrada Escritura deberá contar con la aprobación de esta monarca. Yo también reinaré por la Gracia de Dios.
- Por supuesto alteza- no tuvo más remedio que convenir el clérigo.
Se produjo a continuación su tercera audiencia, en esta ocasión con el brillante erudito, futura promesa de la Ciencia y el saber, y aquí depositó la princesa grandes esperanzas pues consideró que seguramente éste joven era más inteligente que los otros dos y además más libre de rancios prejuicios. Se equivocó, también el académico se negó a compartirla con otros hombres, estaba demasiado prendado de sí mismo cómo para formar una familia con aquellos ignorantes, un soldado, un religioso y un tendero a los que consideraba muy inferiores a él; no, sus hijos debían ser sabios como su padre y solo su propia simiente podía lograr engendrar seres igual de magníficos.
La muchacha, tremendamente desilusionada y presa del despecho, le despidió dirigiéndole también un alegato final.
- Aspirante a futuro ministro de Educación y Cultura de este reino, mucho habréis de demostrarme ese talento y esas facultades de las que presumís si queréis medrar en mi corte, pues, a primera vista, me parecéis bastante mentecato. Esforzaos mucho, os lo recomiendo.
- Así lo haré alteza- no tuvo más remedio que responder reprimiendo la irritación que le producía su herida soberbia.
Después de esta entrevista, la dama debió hacer un alto en sus audiencias, posponiendo en una hora la siguiente y última entrevista a fin de recuperar su abatido ánimo.
Como siempre hacía cuando se encontraba triste o asustada, corrió en busca de su querido primo, que también vivía en palacio. Él, aunque un poco atolondrado y vago, era aparte del familiar más cercano después de su padre, su amigo, su confidente, su consejero, su compañero de juegos y travesuras. Ambos se querían mucho y la chica quiso hacerle partícipe de aquella especie de peculiar juego. Le expuso la situación y le preguntó si estaría dispuesto a casarse con ella y ser el futuro rey consorte, compartiendo el cargo y su persona con los otros candidatos.
El joven le contestó que no tenía inconveniente, él, aparte de ser su primo y amigo, no le desvelaba ningún secreto diciéndole que andaba enamorado de ella. Si su felicidad dependía de formar esa familia tan peculiar y atípica, podía contar con él.
La princesa, henchida de felicidad, tras besar al quinto aspirante corrió a contar a su padre que había de tener en cuenta a un pretendiente más.
Este se enojó no poco con aquella nueva descabellada propuesta, entre otras cosas porque su sobrino era un cero a la izquierda, solo se le daba bien la jardinería y el cuidado de los pájaros, no aprovechaba nada los estudios y parecía tener alergia al trabajo, salvo el relacionado con sus aficiones.
- Pero, Alejandra, si es un desastre, y encima ni siquiera es tu primo auténtico, es adoptado.
- ¡Ya!, más a mi favor padre, es la persona que más quiero en el mundo, después de vos, y deseo que sea mi compañero de por vida y el padre de mis hijos.
- ¡Pues te saldrán holgazanes y narigudos como él!

El rey, la dejó marchar, convencido de que todo aquello era una locura pasajera y muy pronto bajaría de las nubes y sentaría la cabeza.
Más entera y contenta, la princesa afrontó la última cita, en esta ocasión con el apuesto burgués, trabajador incansable y de reconocida astucia para los negocios.
Realmente el hombre no estaba al corriente de lo que habían contestado los anteriores aspirantes a la mano de la heredera, nada había trascendido, pero sí sabía por supuesto de quienes se trataba. Al oír la propuesta de un matrimonio compartido, el inteligente joven no tardo un segundo en reflexionar y decir que aceptaba. Su despejada mente en un instante valoró las ventajas que traerían a sus negocios el contar con la protección del bizarro militar, las bendiciones y apoyo moral del virtuoso clérigo y los avances tecnológicos que pudiera proporcionarle el erudito académico, amén de convertirse él mismo en monarca.
De tal manera, el mercader dijo sí a la sucesora del trono causándole una gran alegría. Mas esta fue efímera, pues cuando aquella le puso al tanto de la negativa de los otros tres rivales y la aparición de un nuevo concurrente, el famoso primo de la muchacha, bien conocido en la corte, el ciudadano se echó para atrás; de ninguna manera compartiría su alcoba y su hacienda con aquel sujeto capaz de echar a perder sus empresas.
La princesa, indignada con la crítica hecha a su familiar, con la variabilidad de aquel sujeto pendiente en todo momento de su olfato para las ganancias o las pérdidas, y seguramente capaz de vender a un buen amigo por sacar alguna ventaja financiera, le despidió con cajas destempladas, dedicándole unas últimas palabras antes de que abandonara el salón de audiencias.
- Señor comerciante, si queréis negociar, prosperar y ser feliz en este reino, os pido encarecidamente que cumpláis nuestras leyes escrupulosamente, que seáis muy puntual en el pago de los impuestos y os mostréis notablemente generoso con los más desfavorecidos.
- Así lo haré alteza- respondió el burgués, un tanto confuso ante la duda de si la decisión tomada era la mejor para sus futuros beneficios comerciales.
Fueron amargos aquellos rechazos para Alejandra y desde luego tardó varias semanas en aceptarlos y recuperar su autoestima, pero en ese tiempo de pesadumbre maduró su decisión final, ya inmutable, por mucho que contrariase a su augusto padre, contraería matrimonio con su primo y ese sería el futuro rey consorte.
Se celebraron venturosamente los esponsales y hay que decir, que ambos conyugues disfrutaron de una venturosa y larga vida. Ella fue la mejor reina que tuvo ni tendría nunca el país y sus súbditos la amaron con locura, puesto que notaron siempre que cuantas decisiones tomaba, estas iban encaminadas al bien común. Él… bueno, fue su fiel consejero toda la vida y su apoyo moral en los peores momentos. Llenaron el palacio de niños y fueron muy, muy felices.

*
Y ahora viene la parte de la fábula que no debes contar. Alejandra encumbró a aquellos hombres que la habían rechazado porque realmente eran los mejores en sus campos, y fueron sus leales y eficientes servidores, pero no dejó sin castigo su egoísmo, prepotencia y arrogancia. Para empezar procuró, con su sobrado poder y tremenda sagacidad, que entre los hijos de sus consortes oficiales hubiese muchísimos bastardos. Y, por otro lado, se acostó con cada uno de los cuatro como y cuando quiso. Ella a su vez, coleccionó entre sus numerosos vástagos una florida muestra de cada una de esas ilustres personalidades, niños a los que por supuesto amó tanto como a los legítimos. Y su esposo jamás puso la más mínima pega, pues para él todos aquellos inocentes infantes eran obra, como no puede ser de otra manera, de Dios Nuestro Señor.

Colorín colorado…

Antonio Castillo-Olivares Reixa
Móstoles, 14/06/17

domingo, 20 de agosto de 2017

Emy Lázaro sobre su experiencia en la Feria del Libro de Madrid

Primeriza

La feria del libro ha sido para mí una experiencia más de lo que es el mundo del escritor con el papel y sus lectores, una responsabilidad que nunca creí tener que asumir tan pronto, es luego con el segundo libro cuándo me esperaba estar más preparada para dar el pecho y cambiarle los pañales.

¡¡Nos vemos el año que viene!! (A uno un otro lado de la caseta...)


lunes, 24 de julio de 2017

Ernesto Fraile Molina, autor de 'Pa Havet': "Promocioné mi obra con énfasis y confianza en mi libro"

Ernesto Fraile Molina, autor de 'Pa Havet' fue uno de los escritores que se encargó de clausurar la Feria del Libro de Madrid el pasado domingo 11 de junio. Esta fue su primera experiencia como autor y así nos lo cuenta: 

"Soy Ernesto Fraile Molina autor de Pa Havet y esta ha sido mi primera feria del libro como escritor. En pocas palabras, ha sido más o menos lo que esperaba, porque como paseante de ferias del libro anteriores, pasas de caseta en caseta echando un ojo generalizado, sin fijarte en nada en concreto, salvo que busques algo muy específico. Así que sabía que para vender mi libro tendría que llamar la atención. Como cual pescadero en su pescadería promocioné mi obra con énfasis y confianza en mi libro, narré sinopsis y algunos sucesos que crease el suspenso y la necesidad de saber más, necesidad que solo se resolvería comprando y leyendo. Logré vender ocho ejemplares siendo un escritor novel, lo cual al no tener referencias anteriores no sé si estuvo bien o no, pero como experiencia aprendí de ella, y es que siempre aprendemos de todo. La hora a la que empezó si me resultó un poco problemática, y es que nuestra caseta estaba en una zona en la que daba el sol de lleno, y hasta que este no se fue no empezó la movida, pero luego muy bien, no estuvo mal. Ahora ya se más sobre el mundo editorial y su funcionamiento y cuanto más conocimiento, más poder. 

Conclusión final: Buena".

Para ver más fotos del autor pincha aquí.

lunes, 17 de julio de 2017

Juan Sánchez Vallejo: Me siento feliz y orgulloso de haber sido invitado a participar en la Feria del Libro de Madrid

El autor Juan Sánchez Vallejo estuvo firmando ejemplares de 'Locos molestos o imbéciles contentos' y de la antología homenaje a Luis Eduardo Aute en la que también participaba con un relato el pasado 4 de junio de 2017. Tras su experiencia, nos hace llegar este breve texto: 



"Está claro, para todos los que amamos la lectura y la escritura, que la Feria del libro de Madrid es el hito cultural del año, de modo que los que hemos sido invitados expresamente a participar en la misma nos hemos sentido felices y orgullosos. Esta sería mi principal conclusión.

Por otra parte entiendo que las editoriales que han llevado sus libros a la feria tienen, además de lo comentado, otros objetivos en el ámbito comercial. Pero a este respecto es justo reconocer que las editoriales españolas son HEROICAS, al publicar libros en este país donde el 40% de la población reconoce (con orgullo y satisfacción) no haber leído un libro en su vida.

En cuanto a mi editorial, ATLANTIS, pues mi eterno agradecimiento por su invitación a esta feria, animando a todos/as los que "sudan la camiseta"en esta empresa a seguir aportando lo que hasta ahora vienen haciendo.

Abrazos a Jota y su estupendo equipo.

Gracias, eskerrik asko.

Juan"

Para ver más fotos del autor en la Feria del Libro de Madrid pincha aquí.

domingo, 16 de julio de 2017

Ramón Valls: fue hora y media de charla constante y de observación de la magnífica fiesta cultural que es la Feria del Libro de Madrid.

El autor Ramón Valls nos cuenta con exactitud como fue su experiencia en la Feria del Libro de Madrid, donde estuvo firmando ejemplares de su última novela 'Desde lobo gris' y de la antología homenaje a Aute en la que también ha participado 'Giralunas y ficciones para Aute'.

"El domingo 28 de mayo, para mí, fue un día perfecto, aunque andaba yo metido en dos aventuras interesantes y a cual más maravillosa. 

El amigo “J”, ya sabéis, J. D. Álvarez, el editor de Atlantis, me había ofrecido pasarme un buen rato en la caseta de la librería SALAMANCA, caseta que debía encontrar con el número 254 y sita en el hermoso paraje que es el parque madrileño del Retiro. La hora en que debía de hacer acto de presencia en dicho lugar eran las siete de una calurosa tarde.

Bueno, como Madrid está algo lejos de mi domicilio, pensé en que ese desplazamiento lo podía convertir en una jornada épica, para lo que establecí un plan que, a mi edad, puede parecer atolondrado, pero que personalmente me resultaba apasionante.

Pasé la mañana en un pequeño pueblo toledano, Lillo, donde está el aeródromo que, por su presencia en aquel lugar, lleva por nombre Don Quijote, lugar de la mancha toledana en que tiene su base Skydive Lillo. 

¿Qué es lo que hice allí? Templar los nervios y en tándem lanzarme desde 3000 metros para disfrutar de 35 segundos de caída y un descenso en que charlando divisé aquellas tierras donde Alonso Quijano, acompañado de su buen escudero Sancho, pasarón también haciendo de las suyas.

Y llegó la tarde, que ya me cogió en Madrid, establecido mi cuartel general en un céntrico hotel no muy lejos del parque del Retiro. 

Tenía tiempo, así que me dediqué, tras una frugal comida, a recorrer y palpar ese palpitar de una ciudad cosmopolita. Naturalmente a pie, observando cómo el calor crecía y las cervezas servidas en bares y terrazas aumentaban, incluidas las que con mi consorte degustábamos. La plaza del Sol y sus entornos hicieron que perdiera algo el sentido horario del compromiso adquirido con el amigo “J”, así que le llamé por teléfono y hasta tuvo él que orientarme porque incluso con el Google Maps mi atolondrada cabeza no atinaba a encontrar el camino hacia la caseta 254 de la Feria del Libro.

Tras una caminata que siguió sorprendiéndome por la vitalidad (cosa que me sucede siempre en todas las ciudades, yo, pueblerino) de una ciudad ágil y viva como Madrid, entré en el parque y fui hacia la caseta encontrándome con una sorpresa agradabilísima. Justo delante había una terraza bar y yo tenía aún nada más ni nada menos que media hora para cumplir el riguroso horario que el editor me impuso. Así que, bien acompañado de mi consorte y en compañía de “J”, nos sentamos en la terraza del bar y degustamos unas cervezas bien fresca que sirvió para amainar aquella sensación de tórrido calor a la que por estar cerca del mar no estábamos acostumbrados.

Bueno, por fin llegó el momento y allí me coloqué sustituyendo al autor que me precedió. Lo cierto es que a “J” no lo saqué de pobre, pero fue hora y media de charla constante y de observación de la magnífica fiesta cultural que es la Feria del Libro de Madrid.

La gente iba y venía, se acercaba, tomaban los libros, preguntaban, sonreían y proseguían de una caseta a otra, dejando incluso a los niños escoger, con su sabio consejo, aquellos textos apropiados a sus edades. Todo un ejemplo de compartir esta parte importante de la cultura, la literatura, entre la que la narrativa de ficción es tan importante porque distrae al tiempo que provoca reflexión.

Creo, sinceramente, que eventos como esta Feria deberían extenderse a otros lugares de la piel de toro, ya que ver a tantos y tantos pasar interesados por escoger qué leer en las próximas fechas, para cualquier autor es gratificante, muy gratificante.

Por ello, por esa circunstancia tan hermosa que se me permitió vivir, no puedo más que agradecerle al amigo “J” su invitación a participar en un evento tan multitudinario dedicado a esta parte de la cultura en la que sin editores, los que escribimos, poco tendríamos que hacer.

En cuanto a los organizadores, felicidades en mayúscula. Decirles que estaré encantado de repetir en las próximas ediciones".

sábado, 15 de julio de 2017

Ignacio Martín Sequeros: Estuvimos bien acompañados, sobre todo de agradables sonrisas y abrazos

Ignacio Martín Sequeros nos hace este magnífico resumen de lo que fue su experiencia en la Feria del Libro de Madrid. 

"Firmé allí el sábado 3 de junio de 2017 a las 6 de la tarde.

Previamente, nuestro Editor “J” nos invitó a varios de los escritores de su editorial a almorzar en un restaurante cercano, lo que resultó ameno, simpático y muy de hermandad entre nosotros, algunos de los cuales ya formamos en modo real, toda una familia muy cordial. Presidió esa mesa “Raúl”, digno sucesor y quién quizá, lo será para Atlantis...

Tras un café para seguir ya en forma, me dirigí a la caseta LIBRERÍA SALAMANCA, esta vez sita más al fondo de la Feria que el año pasado. Allí como entonces, nos recibieron con gran amabilidad, Juana y Silvia (trabajadoras cada día en esa Librería en la c/ Libreros 14 de Madrid).
Y delante de mí, unas pilas de mis 4 libros ya editados con Atlantis, en especial: PEKENIKES, SU AUTÉNTICA HISTORIA, ya firmado ahí por tercer año consecutivo y que sigue muy demandado, así como mi novela presentada como nuevo libro para este año: UN ALMA VIAJANDO POR LA 4ª DIMENSIÓN.

Algunos de mis amigos ya esperaban a mis firmas, entre ellos, TONY LUZ, antiguo compañero mío en Pekenikes, del que también comento en un capítulo del libro sobre Aute y del que naturalmente, se llevó un ejemplar firmado por mí, a parte de algún otro.

Varias personas inmortalizaron con sus fotos esos momentos, como mi grandes amigos Halina y Fco José Álvarez Medina. Y afortunadamente el cielo fue generoso esa tarde, no lloviendo, como si lo hizo el año pasado, cuando también estuve allí. Tampoco parece que resultó un destacado impedimento en este año, la retransmisión por TV que se realizaba de un gran partido de Fútbol a las ocho de esa misma tarde.

Mi compañera y entrañable CARMEN BAENA (que allí también presentaba sus libros) me acompañó en ese viaje, asentados en la misma caseta, hasta que se aproximó la hora de su cierre. En todo momento, bien acompañados, sobre todo de agradables sonrisas y abrazos por sus visitantes o solo apretón de manos, si alguno de nosotros, no dábamos la vuelta a nuestra situación en la caseta.
Si a la cuarta ocasión siguen a sí las cosas... ¡Me seguiré apuntando!..."

Para ver todas las fotos de Ignacio Martín Sequeros, pincha aquí.

martes, 11 de julio de 2017

Esto es lo que nos cuenta José Antonio Pastor sobre su novela: Si quieren aventura, la tiene, si quieren reflexión, la tiene, si quieren profundidad espiritual para la vida cotidiana, la tiene… solo deben elegir “saltar”

Ediciones Atlantis presenta este jueves en la localidad alicantina de Albatera ¿Saltamos?, un libro de ciencia ficción escrito por José Antonio Pastor Flores, que nos sumerge en un viaje alucinante lleno de logros amargos y dulces en el que a través de las etapas de un salto: impulso, vuelo y recepción, iremos viendo cómo los personajes van dando a conocer su verdadera naturaleza y lo que realmente mueve sus corazones. ¿Saltamos?

¿Cómo surgió la idea para escribir este libro?
Diferentes vivencias y resultados de trabajos  meditativos, me llevaron a “perpetrar” diversas hipótesis que se fueron entrelazando para dar como resultado la historia de ¿Saltamos? Si bien, solo buscaba escribir, sentir de primera mano, la creación de una historia.

¿Cómo ha evolucionado esta idea inicial? Es decir, tras el proceso de creación del libro ¿ha cambiado el resultado final ha cambiado respecto al propósito inicial?
La idea inicial de vivenciar la experiencia de escribir, se fue complementando con las vivencias de los propios personajes, siendo la propia evolución de estos, el desarrollo de la historia y de mi vivir como escritor de la misma. El gozo y disfrute de poder experimentar todos los diálogos como propios internos, ha hecho que escribir esta novela haya sido una de las mayores aventuras de mi vida. Y lo sigue siendo, en todo el proceso que sigue al proceso de escritura, búsqueda de editorial, contrato, publicación, etc.


¿Qué hay de José Antonio Pastor en Saltamos?
Mucho y también de muchas personas más. Hay enseñanzas, libremente interpretadas, de múltiples contadores de historias, desde Lao Tse, hasta Facundo Cabral.
Hay visiones de sueños propios, de experiencias chamánicas, de meditaciones y ensoñaciones propias que han ayudado a dar el cariz más místico y espiritual de la obra. O por lo menos así lo quería reflejar.

¿Ha influido de alguna forma tu formación como psicólogo en la creación de los personajes?
Bueno, no podría decir nada concreto al respecto. ¿Cómo puedo dejar fuera de esta obra los más de 20 años dedicados a la profesión de psicólogo? Es esta labor, más que la formación recibida, lo que me ha ayudado y mucho a la creación y desarrollo de los personajes. Ya desde antes de terminar la carrera, me dirigía a la parte más transpersonal de la psicología. En ¿Saltamos? No hay ninguna referencia a escuela psicológica alguna, solo trato de plasmar lo que me ha sido útil en mi trabajo, de una forma amena y divertida, tratando de romper los tabús de que lo espiritual ha de ser serio y lo mágico para niños.

¿Cómo crees que puedes sorprender al lector?
Bueno, debo reconocer que al releer la obra en momentos llegaba a olvidar que era mía, sentía la sensación de estar leyendo la obra de otra persona y que me estaba gustando y proponiendo algo interesante de probar. La primera vez que viví esa sensación paré de leer y comencé a reír a carcajadas. Va a sorprender en la historia, en lo que cuenta, cómo lo cuenta, los personajes, etc. no creo, a mi corto entender, que sea una lectura tradicional ni predecible. Lo cual va a pedir que el propio lector acabe la novela, con su interpretación de lo que está viviendo al leer lo que ella presenta. Si quieren aventura, la tiene, si quieren reflexión, la tiene, si quieren profundidad espiritual para la vida cotidiana, la tiene… solo deben elegir “saltar” y adentrarse en el conocimiento de uno mismo, a través de los personajes y vivencias.

Presentación en Albatera del libro ¿Saltamos?, de José Antonio Pastor Flores

PRESENTACIÓN DEL LIBRO
‘¿Saltamos?, de José Antonio Pastor Flores

EL 13 DE JULIO A LAS 20.30 HORAS
CENTRO MUNICIPAL 3 DE ABRIL (Plaza de San Jaime, 1)
ALBATERA (ALICANTE)

Ediciones Atlantis publica ¿Saltamos?, un libro escrito de ciencia ficción escrito por José Antonio Pastor Flores, que nos sumerge en un viaje alucinante lleno de logros amargos y dulces en el que a través de las etapas de un salto: impulso, vuelo y recepción, iremos viendo cómo los personajes van dando a conocer su verdadera naturaleza y lo que realmente mueve sus corazones. ¿Saltamos?

“Si quieren aventura, la tiene, si quieren reflexión, la tiene, si quieren profundidad espiritual para la vida cotidiana, la tiene… solo deben elegir “saltar” y adentrarse en el conocimiento de uno mismo, a través de los personajes y vivencias”.

ARGUMENTO
En un mundo actual, híper tecnológico, que vive al margen de las capacidades y realidades humanas innatas a su ser, aparece un grupito de personas que van a ser testigos y partícipes, de uno de los avances de nuestra especie y de nuestro planeta. Entre su propios descubrimientos y vivencias, van a ir conociendo quién son y para qué se encuentran aquí y ahora. En medio de un tumultuoso mundo que, al borde de su extinción, encuentra una nueva forma de existir, en la cual, convertirse en SER HUMANO, es la tarea más importante, tanto a nivel individual como colectivo. Este alucinante “viaje” lleno de logros amargos y dulces, nos plantea una posibilidad, tal vez loca pero esperanzadora de vivir la vida de uno al lado de nuestros seres queridos. A través de las etapas de un salto: impulso, vuelo y recepción, iremos viendo cómo los personajes van dando a conocer su verdadera naturaleza y lo que realmente mueve sus corazones. ¿Saltamos?
 EL AUTOR
JOSÉ ANTONIO PASTOR FLORES (Albatera, Alicante, 1970). Trabaja como psicólogo en el Ayuntamiento de Daya Nueva (Alicante), por más de 14 años. Amante de… ¿todo? Y no dejándose “agarrar” por nada. Realizó estudios universitarios en Murcia, facultad de educación y psicología. Formador ocupacional, máster en terapia gestáltica y demás papeles que hay en algún cajón de su antiguo escritorio. Lleva desde 1997 tratando de comprender el comportamiento humano a través del otro. Hasta que hace unos años, y con la ayuda de sus padres, amigos (más bien amigas), pacientes y de su familia, empieza a darse cuenta de que si no se comprende a él mismo jamás podrá comprender a nadie. Lector empedernido de libros “extraños” que traten de explicar eso que tanto busca. El momento más triste de su vida fue la “marcha” del cuerpo de su padre, por el que se siente amado y cuidado, y a quien ama. Y los momentos más alegres, son tres: el día de su boda y los dos nacimientos de sus hijos, a los que vio venir. Visto lo anterior a razón de 3:1 su vida ha sido y es feliz y alegre, de etapa en etapa y de latido en latido. Esta es su primera publicación, y esperamos que NO la última. ¿Quién sabe?

ENTREVISTA CON EL AUTOR
¿Cómo surgió la idea para escribir este libro?
Diferentes vivencias y resultados de trabajos  meditativos, me llevaron a “perpetrar” diversas hipótesis que se fueron entrelazando para dar como resultado la historia de ¿Saltamos? Si bien, solo buscaba escribir, sentir de primera mano, la creación de una historia.

¿Cómo ha evolucionado esta idea inicial? Es decir, tras el proceso de creación del libro ¿ha cambiado el resultado final ha cambiado respecto al propósito inicial?
La idea inicial de vivenciar la experiencia de escribir, se fue complementando con las vivencias de los propios personajes, siendo la propia evolución de estos, el desarrollo de la historia y de mi vivir como escritor de la misma. El gozo y disfrute de poder experimentar todos los diálogos como propios internos, ha hecho que escribir esta novela haya sido una de las mayores aventuras de mi vida. Y lo sigue siendo, en todo el proceso que sigue al proceso de escritura, búsqueda de editorial, contrato, publicación, etc.

¿Qué hay de José Antonio Pastor en Saltamos?
Mucho y también de muchas personas más. Hay enseñanzas, libremente interpretadas, de múltiples contadores de historias, desde Lao Tse, hasta Facundo Cabral.
Hay visiones de sueños propios, de experiencias chamánicas, de meditaciones y ensoñaciones propias que han ayudado a dar el cariz más místico y espiritual de la obra. O por lo menos así lo quería reflejar.

¿Ha influido de alguna forma tu formación como psicólogo en la creación de los personajes?
Bueno, no podría decir nada concreto al respecto. ¿Cómo puedo dejar fuera de esta obra los más de 20 años dedicados a la profesión de psicólogo? Es esta labor, más que la formación recibida, lo que me ha ayudado y mucho a la creación y desarrollo de los personajes. Ya desde antes de terminar la carrera, me dirigía a la parte más transpersonal de la psicología. En ¿Saltamos? No hay ninguna referencia a escuela psicológica alguna, solo trato de plasmar lo que me ha sido útil en mi trabajo, de una forma amena y divertida, tratando de romper los tabús de que lo espiritual ha de ser serio y lo mágico para niños.

¿Cómo crees que puedes sorprender al lector?
Bueno, debo reconocer que al releer la obra en momentos llegaba a olvidar que era mía, sentía la sensación de estar leyendo la obra de otra persona y que me estaba gustando y proponiendo algo interesante de probar. La primera vez que viví esa sensación paré de leer y comencé a reír a carcajadas. Va a sorprender en la historia, en lo que cuenta, cómo lo cuenta, los personajes, etc. no creo, a mi corto entender, que sea una lectura tradicional ni predecible. Lo cual va a pedir que el propio lector acabe la novela, con su interpretación de lo que está viviendo al leer lo que ella presenta. Si quieren aventura, la tiene, si quieren reflexión, la tiene, si quieren profundidad espiritual para la vida cotidiana, la tiene… solo deben elegir “saltar” y adentrarse en el conocimiento de uno mismo, a través de los personajes y vivencias.



Para entrevistas o más información, contacte con el autor a través de prensa@edicionesatlantis.com o en los teléfonos 91 865 77 36 ó 645 97 43 33

José Antonio Pastor Flores
¿Saltamos?
Ediciones Atlantis
Julio 2017
ISBN:
978-84-947361-7-9
Precio: 19 €                                                          www.edicionesatlantis.com