miércoles, 18 de noviembre de 2015

Juan Trenado, autor de Manuscrito desde el infierno: "Es una novela muy original que atrapará al lector"

El sábado a las 12 de la mañana, el autor Juan Trenado presenta su novela en la Biblioteca Municipal Cardenal Cisneros de Alcalá de Henares. 'Manuscrito desde el infierno' nos situará en una dimensión paralela en la que se ve atrapada su protagonista. Con un estilo propio y una innegable originalidad, esta novela mezcla con maestría el género fantástico, el terror y la aventura.

Anteriormente has escrito multitud de relatos. ¿Cómo fue el salto a la novela?

Siempre he sido aficionado a la lectura y la escritura de relatos breves. Creo que es un género realmente interesante, con unas características muy particulares y que ha dado grandes escritores, desde Edgar Alan Poe, pasando por Conan Doyle, Philip K. Dick, Ambroise Bierce y culminando, por ejemplo, en el premio Nobel Harold Pinter. Desde mis comienzos he cultivado el relato breve de misterio y ciencia ficción y el paso a la novela ha sido casi fortuito. Cuando comencé a idear Manuscrito desde el infierno lo que tenía en mente necesitaba más espacio que el habitual para un relato, por lo que pensé en hacer una novela breve en primera persona, para que cuando llegase al lector, fuera este el que tuviera que reflexionar sobre la posibilidad de que una persona quedara atrapada en una dimensión distinta a la nuestra. Después, en el proceso de creación me surgió una nueva idea: ¿Qué pasaría si en lugar del lector, fuera alguien del entorno de la protagonista quién recibiera el manuscrito? ¿Qué pensaría de lo que está leyendo? Ese fue el punto de partida de la creación de la novela. Fui tirando del hilo sobre lo que ese personaje tendría que hacer para demostrar que era real y lo que tendría que hacer si quisiera rescatar a la protagonista.

¿Cómo fue el proceso creativo de la misma?

El proceso fue largo. Primero tengo que tener claras las ideas, los personajes, los pasos por los que debe fluir la novela y, después, ponerme a escribir. Hace poco me comentaron que había dos tipos de escritores, los que escriben con mapa y los que escriben con brújula. Yo, sin duda, soy de los de mapa. He de tener claro cada punto que debe tener la trama y no dejar hilos sueltos. No puedo sentarme a escribir en una hoja en blanco sin tener una imagen nítida de lo que quiero plasmar. Suelo visualizar primero lo que va a pasar, como si estuviera viendo una película en mi mente y luego trato de contarlo tal y como lo he imaginado. Eso me lleva a veces a realizar parones en el proceso creativo. Hay temporadas que escribo a diario y avanzo mucho, mientras que otras veces, sé lo que quiero contar pero no veo claro cómo hacerlo, por lo que procuro alejarme un tanto de la novela y dedicarme a algún otro relato para liberar la mente y regresar con las ideas más claras.

¿Cómo crees que puedes sorprender al lector?

Creo que hay bastantes sorpresas para el lector. Desde giros inesperados, personajes complejos que guardan secretos, aventuras, acción, criaturas inimaginables… En mi opinión es una novela muy original que atrapará al lector.

¿Tienes algún nuevo reto en mente?

De momento, sigo escribiendo relatos breves. Creo que lo próximo que publique será de nuevo un compendio de relatos de terror, misterio y ciencia ficción. Llevo ya algunos escritos siguiendo mi estilo y estética particular, pero aún tengo en mente varias ideas a desarrollar para completar un nuevo libro de relatos.
Por otro lado, también tengo varias ideas para volver a la novela —a medio plazo—, esta vez, cambiando un poco de registro. Aún estoy en los pasos iniciales, reflexionando sobre la trama, los personajes y recopilando información, ya que una de ellas estaría dentro de la novela histórica y la otra se acercaría a mi propia visión del género negro.

Si te pregunto por tu libro favorito… ¿Qué título es el primero en el que piensas?

Siempre es difícil escoger un libro favorito, es como tratar de responder a quién quieres más, a papá o a mamá. Muchos libros me han marcado por unas u otras razones. Si tengo que elegir, creo que escogería Frankenstein de Mary Shelley. Me encanta el estilo, su forma de tratar el tema de la obsesión, me fascina que comience engañando al lector como si fuera una novela epistolar con una trama, para pasar después a contar una historia distinta en forma de novela. También, en mi opinión, igual que en una película es más sencillo hacer sentir cosas al espectador, es mucho más difícil conseguir ese efecto con un libro. Recuerdo la primera vez que leí Frankenstein, la sensación de angustia al ver cómo el doctor permanece en silencio prácticamente un capítulo entero mientras culpan a una persona inocente de algo que sabe que ha sido obra de su propia creación. Es fantástico.
También soy un gran seguidor de Umberto Eco; aunque su estilo es siempre más complejo, tiene una creación de personajes realmente espectacular y unas tramas muy inteligentes. Así que, puestos a elegir, creo que me quedaría con ambos, con papá y con mamá: Frankenstein y El péndulo de Foucault.

No hay comentarios:

Publicar un comentario