miércoles, 31 de mayo de 2017

Entrevista a Javier Addali Álvarez, autor de la novela de ciencia ficción "La revolución de los hombres huecos"

Ediciones Atlantis publica “La revolución de los hombres huecos” el libro del autor Javier Addali Álvarez. Una novela que llevará al lector por un mundo distópico donde las redes sociales adquieren un nuevo nivel.


¿Quién es Javier Addali Álvarez? 

Es difícil definirse a uno mismo. Podría decirse que soy la misma persona escondida en varios personajes diferentes en esta novela llamada "la vida". Unas veces hago de bueno, otras de personaje secundario y en casi todas hago de loco idealista. Supongo que el mejor día de mi vida para definirme con mayor exactitud, será el último. 

¿Cuánto tiempo te ha llevado escribir ‘La revolución de los hombres huecos’? 

Aproximadamente un año y medio. El proyecto inicial era un libro de unas cien páginas, más o menos, para contar una opinión personal acerca de las redes sociales y de la importancia de la apariencia sobre la autenticidad. Poco a poco, la opinión se convirtió en novela, y ésta, en algo más que la suma de ambas. 

¿Qué parte de tu novela te ha costado más escribir en cuanto a personajes, trama, ambientes…? 

La parte más compleja fue plasmar y desarrollar el enigma de cómo salir de Normalización: una serie de pistas hechas con extractos de una canción y un inquietante dibujo numérico. Hilar eso y darle sentido fue un poco arduo. La personalidad compleja de los personajes y los giros del final del libro también me llevaron algún tiempo y un montón de ideas para futuras novelas. Por último, la ambientación en una ciudad del futuro pero con ideas del pasado, fue también un ejercicio de patchwork y de puesta a prueba constante. 

¿Por qué ese título? 

La idea del "hombre hueco" procede de lo que he comentado anteriormente: la importancia de la apariencia del ser humano sobre la ausencia de profundidad interior. Una sociedad, que lejos de pertenecer al futuro, está muy marcada en el presente. Lo resumiría en una frase que hay en el libro: "lo importante no es ser feliz, sino parecerlo". Este es el verdadero núcleo de la historia que he querido contar de manera novelada. 

¿Cómo crees que puedes sorprender al lector? 

Uffff...cada vez es más complicado sorprendernos. Estamos en la época de Internet, de la información infinita y de la televisión bajo demanda. Muchos tenemos la sensación de haber visto, leído o escuchado de todo. Pero también hemos tenido la sensación y la suerte de haber experimentado la sorpresa inesperada: una película magistral, una canción alucinante o un libro que te deja reflexionando mucho tiempo. Al lector creo que hay que sorprenderle tratándole como a un adulto, es decir, hacer que sea participe de lo que está leyendo y darle la opción de la crítica y de la reflexión. Me explico: no hay que darle un plato precocinado sino que hay que animarle a que prepare algo contigo en la cocina. 

¿Cuál es tu autor de referencia? 

Preguntarle eso al hijo de un librero y de una maestra devoradora de libros es aún más complicado. Desde pequeño me he encontrado rodeado de libros de todos los géneros y autores. Me gusta desde Stephen King, pasando por Isabel Allende hasta llegar a los clásicos de la filosofía. Quizás por el mayor impacto que han ejercido en mis lecturas, me quedo con Orwell (a quien hago guiños en la novela), Phillip K. Dick, Asimov y Aldous Huxley.

No hay comentarios:

Publicar un comentario