lunes, 29 de mayo de 2017

Entrevista al autor de la novela romántica "Aguja de diamante" Ramón Jiménez Santiago

Ediciones Atlantis publica “Aguja de diamante” el libro del autor Ramón Jiménez Santiago. Una novela romántica que llevará a sus personajes al límite en un mar de interrogantes. 


¿Cómo surgió la idea para escribir ‘Aguja de diamante’? 

La idea, más que idea impulso, surge a principios del año 2015. Como siempre me pasó, escribía por puro placer pero para mí solo. En agosto de ese año, durante las Fiestas Patronales de Santa Fe, vi una tradición llamada "La quema de El Penas". Consiste en un espectáculo de luces, sonido y fuegos artificiales que tuvo la virtud de darme toda la inspiración que me hacía falta hasta que "Aguja de diamante" fue terminada. Recuerdo perfectamente que vi el vídeo en internet montones de veces. Creo que el secreto estaba en que aquel espectáculo me contagió toda la magia que la novela necesitaba. Desde luego, es una tradición preciosa en la que Santa Fe quema sus penas y que cada año y afortunadamente para deleite de los que vivimos aquí, se repite. 

¿Te inspiró alguna persona o alguna situación en particular? 

Sí, hay personajes en la novela que tienen mucho que ver conmigo en la vida real, aunque todo lo que se cuenta en la novela es pura ficción. Es el caso de Elena, que en la vida real es la hermana que nunca tuve: constantemente preocupada por mí y muy protectora. Uno de los personajes principales se llama Christian, al igual que un alumno al que daba clases en Palma de Mallorca y él también puso nombre a Alessandro, el otro personaje principal. Al mismo tiempo que Elena, el personaje de Ambra tiene la misma personalidad fresca, divertida y contestona que Aroa. Ella y Elena son dos pilares en mi vida. 

¿Cómo es la evolución de la trama y los personajes?

La trama se desarrolla en Nueva York, Venecia y Santa Fe. Todos sabemos quién es Alessandro por su profesión musical desde el principio pero nadie sabe quién es Christian en realidad. Se trata de un personaje más que especial, pues este adjetivo se queda corto. Él se enamora de Alessandro y ahí empieza todo. Christian es popular dentro del mundo de la radio, pero de otra manera: aunque él también firme autógrafos, vive de manera mucho más tranquila. Lo que llama la atención de Alessandro es su pasado y la manera que tiene de huir de su realidad y su presente, y lo que llama la atención de Christian es su belleza y... hasta aquí podemos leer. Otro personaje muy polémico y que tengo que reconocer que sin él "Aguja de diamante" no existiría, es Marco Gadioli: el malo. 

Si el lector pudiera sacar una conclusión o moraleja de “Aguja de diamante”, ¿cuál sería? 

Sin duda alguna, que dentro del amor y no vale decir que esto es hablar de forma cursi, poco importa que se dé entre un hombre y una mujer, dos mujeres o dos hombres: lo importante es que el sentimiento esté ahí presente sin nada más que entorpezca su paso entre dos personas. En palabras de Christian: "amor, y no amar sin amor con la espalda al descubierto". Evidentemente se refiere al sexo por sexo. 

De toda la historia que se narra en el libro. ¿Cuál es la anécdota que crees que puede sorprender al lector? 

¡Muchas! La primera, el modo en que Christian descubre que está enamorado de Alessandro y el modo en que este descubre que busca a Christian del peor modo y a miles de kilómetros. El libro tiene localizaciones geográficas reales, por supuesto. Al principio se desarrolla en Nueva York en la época navideña. Allí, nuestros protagonistas viven mil cosas juntos y en esa época tan especial del año. Más que anécdotas, que tiempo tendremos de leerlas, un consejo: tener cerca un teléfono móvil, tablet u ordenador conectado a internet para que siempre que nuestros chicos escuchen música, podamos vivirla con ellos escuchando al mismo tiempo y acercarnos a lo que ellos sienten. La música juega un papel muy importante en la novela. 

¿Tienes algún nuevo reto en mente? 

Sí, claro. Hay varias cosas por ahí que están en proyecto y otra ya está empezada, pero es secreto. 

¿Qué obra has leído, releído y volverías a leer? 

Del genial Gustavo Adolfo Bécquer, sus "Rimas y Leyendas": no me canso de leerlo. Del eminente psiquiatra americano Brian Weiss, "Lazos de amor". A ambos los nombro en el prólogo de "Aguja de diamante" por ser mis escritores favoritos a pesar de pertenecer a géneros y épocas muy diferentes, pero cada uno en lo suyo, me parecen estupendos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario