martes, 17 de mayo de 2016

Ramón Balaguer: "Viví como espectador episodios en los que algunos compañeros eran víctimas de la violencia física y mental ejercida por unos pocos"

Ediciones Atlantis publica ‘‘Un pulso a la felicidad”, una novela urbana del autor castellonense, Ramón Balaguer que trata un tema, por desgracia, de actualidad en nuestra sociedad, como es el bullying escolar y las negativas consecuencias que pueden tener las malas decisiones. 


¿Quién es Ramón Balaguer?
Es una persona sencilla, familiar, deportista, a quien le encanta leer y que, a través de esa pasión, un día, casi sin creérselo empezó a escribir.

¿Cómo surgió la idea para escribir esta novela?
Pues supongo que en parte puede deberse a que, pese a no haber sido jamás víctima de la violencia en las aulas, sí viví como espectador multitud de episodios en ese sentido durante mi época de estudiante, donde algunos compañeros y compañeras eran víctimas de la violencia física y mental ejercida por unos pocos.

¿Cómo crees que puedes sorprender al lector?
Creo que puedo hacerle posicionar al lector en el lugar de unos padres que sufren por el dolor y las ausencias de los hijos, ensenándoles o advirtiéndoles que nunca hay que bajar la guardia, pues cualquier cambio mínimo de actitud en un niño puede que debajo haya escondida una trágica historia....e incluso puede que me haya quedado corto, pues la realidad muchas veces, desgraciadamente, nos hace ver que supera toda ficción. También a los hijos pues a través de esta lectura pueden hacerse a la idea de las negativas consecuencias que pueden tener las malas decisiones.

¿En qué momento supiste que se querías ser escritor?
Quizás, el momento de inflexión tuvo lugar por el fallecimiento de mi abuelo paterno y su lucha por mantenerse aferrado a la vida durante sus últimas horas en el hospital. Entonces fue cuando se surgió un tema que siempre había suscitado mi interés: la eutanasia y de ahí, nació mi primera novela.


Elige una frase de tu obra que remarcarías

"Todos los días, especialmente Alejandro, ha de correr desesperado por las calles huyendo de sus perseguidores. No quiere huir, pero no tiene otra salida: correr o morir".

No hay comentarios:

Publicar un comentario