viernes, 6 de mayo de 2016

Entrevista a Mamen Gargallo: "La idea de la novela surgió a partir de un mito de Platón, el Mito del Carro Alado"

Ediciones Atlantis preenta este sábado en Barcelona, ‘Encrucijadas’, una interesante novela urbana de la autora barcelonesa, Mamen Gargallo Guil, que surgió a partir de un mito de Platón, el Mito del Carro Alado: un alma dividida en tres partes -la racional, la irascible y la concupiscible- para explicar y entender al ser humano.

¿Cómo surgió la idea para escribir esta novela?
La idea de la novela surgió a partir de un mito de Platón, el Mito del Carro Alado: un alma dividida en tres partes -la racional, la irascible y la concupiscible- para explicar y entender al ser humano. E, inmediatamente, apenas sin darme cuenta, vi a tres personajes envueltos en una historia. Al principio, pensé que sería una tontería y que esa idea pasaría de largo por mi mente. La sorpresa fue que, a medida que pasaba el tiempo, esa historia iba adquiriendo fuerza y los personajes iban cogiendo forma. Al comprobar que aquello que tenía en la cabeza iba creciendo como una bola de nieve, decidí escribirlo.

¿Cuánto tiempo te ha llevado escribirla?
Escribir aquella historia, desde una primera planificación hasta el primer borrador, me llevó unos seis meses. Ilusa de mí, después de enviarlo a varias editoriales y recibir los correspondientes rechazos, decidí apuntarme a l’Escola d’Escriptors del Ateneu de Barcelona para reescribirla. Entre los cursos, 3, y las posteriores correcciones y revisiones, tarde 6 años en dar por acabada la novela. 

¿El relato es puramente ficticio o podemos encontrar algunos elementos biográficos?
Toda novela es ficción, pero tiene una base real. El punto de partida es la realidad, lo que uno vive, percibe o siente. Está en la mano del escritor alejarse más o menos de esa realidad; de esta manera, será más o menos ficticias. En Encrucijadas, encontramos elementos ficticios, elementos biográficos y algún con otro detalle autobiográfico.

¿Tiene algo en común con lo escrito anteriormente?
Yo empecé escribiendo relatos sobre aquello que veía o me pasaba. Me aventuré con la poesía. Escribí una novela para adolescentes que sigue en el cajón, empecé una novela de viajes y, al final, al ver que no podía quitarme aquella idea de la cabeza, decidí ponerme en serio a escribir la novela, con el firme propósito de empezar y acabar costara lo que costara.

Si te pregunto por tu libro favorito, ¿qué título es el primero en el que piensas?
Sin duda alguna, Hierba Mora, de Teresa Moure, y Viajes con Heródoto, de Ryszard Kapunscinki. También considero entre mis favoritos El inmoralista, de André Gide Pero, últimamente, he puesto en mi particular ranking la trilogía de Alejandro Palomas: Una madre, Un hijo y Un perro. Me gustan muchos…

No hay comentarios:

Publicar un comentario