viernes, 11 de septiembre de 2015

Ainara M. del Olmo y Abedul: "El protagonista nos va a desvelar los secretos mejor guardados de los grandes maestros del Arte"

Ainara M. del Olmo y Abedul, ganadora de la V edición de los Premios Atlantis, nos sorprende con una nueva novela en la que el Arte vuelve a ser protagonista. Presentará de nuevo junto a su madre este sábado en La venta de la Rubia de Alcorcón. 


¿Cómo surge la idea de escribir esta novela?
Leyendo un libro sobre las estafas y timos más sonados de la historia. Leí sobre el timo de la Gioconda, tras el robo de la obra de da Vinci en el Louvre aparecieron en el mercado seis falsificaciones, y de ahí surgió la idea principal de la novela. Pero no quería que fuese una novela sobre una estafa en concreto, por lo que el protagonista me indicó cómo quería que fuese su historia y cómo quería que fuese contada. 

Esta es la quinta novela que publicas con Ediciones Atlantis. ¿Tiene algo en común con las escritas anteriormente?
Lo que las une a todas es el Arte. La pintura, el color, la composición, en todas ellas hay un punto de unión que es el pincel y la pintura sea óleo, acuarela, pastel o incluso tinta. Hay un vacío en la literatura de ficción respecto al Arte. Por mucho que un escritor se documente si no ha sentido la pincelada o ha pintado como lo hicieron los grandes maestros no puede describirlo al detalle y transmitírselo al lector. Yo he pintado según lo hizo Pieter de Hooch, creando mis propias pinturas y colores con pigmentos, empleando el huevo y el aceite de linaza, pintando sobre tabla, y sobre lienzo sin tratar, y ha sido esa experiencia lo que he querido transmitir mediante palabras. Así, de alguna forma, el lector puede imaginarse la experiencia de pintar un bodegón anónimo del barroco, o un interior de Vermeer, o una madona del renacimiento italiano, tal y como los maestros lo hicieron en su momento. 

¿Cómo crees que puedes sorprender al lector?
El protagonista nos va a desvelar los secretos mejor guardados de los grandes maestros del Arte, desde antes de Fra Angelico a más allá de Picasso. Nos va a mostrar un camino que podría parecer perverso, pero que simplemente será un camino paralelo en el bosque del Arte. Nos va a obligar a reflexionar sobre la pintura y su valor, sobre la firma y la técnica, sobre el precio que las personas están dispuestas a pagar para ver cumplido un deseo. El protagonista es un hombre anónimo que no morirá jamás, pues él está en todas las obras que ha pintado, está en cada trazo y de alguna forma, su anonimato dejará de existir conforme pasemos las páginas. Podemos descubrir los secretos que esconden un bodegón o una escena costumbrista. Podremos vivir la vida del protagonista, puesto que es a nosotros a quien nos la está contando sin tapujos. Podremos vivir su vida y recordarle tal y como quiere ser recordado.  

¿Tienes algún nuevo reto en mente?
Tengo desde hace tiempo en mente una novela sobre una niña autista y su familia, y su día a día, pero me lo estoy tomando con calma. Es un texto que quiero redactar con tiento, dándole su tiempo y su espacio.
Aparte, tengo pensado escribir una novela negra, pero que muy negra, pero desde un punto de vista tan peculiar que es muy posible que el lector termine por aplaudir y apoyar a la protagonista.

¿Cuál es el último libro que has regalado?
A parte de mis propias novelas, me he auto-regalado una edición del siglo XIX de Memorias de Ultratumba, de Chateaubriand. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario