miércoles, 5 de abril de 2017

Entrevista a Luis del Romero Sánchez-Cutillas, autor de "Maestros de la luz y las tinieblas"

Ediciones Atlantis publica “Maestros de la luz y las tinieblas” una novela escrita por el autor valenciano Luis del Romero Sánchez-Cutillas. En sus páginas, el lector será llevado a través de un recorrido por las calles de Valencia mediante la voz de unos personajes muy singulares que no dejarán a nadie indiferente.


¿Cómo surgió la idea para escribir este libro? 

Paseando por las calles del centro antiguo de Valencia y escuchando el eco de los pasos de los protagonistas de estas historias. Personajes históricos, como el mariscal Suchet, el ministro Godoy o el poeta Lord Byron y otros que merecerían haber existido, como el pesquisidor de tósigos, el maestro maquinario, el lector de mentes o el músico cristalino. Se puede decir que la inspiración de este libro la hallé en los rincones de las calles viejas, en las piedras de los monumentos y en los dietarios de los cronistas. 

¿Quién crees que disfrutará más con su lectura? 

¿A quién no le gusta recorrer las calles de una ciudad antigua que esconden tantas historias fascinantes? Y si ese viaje nos lleva al siglo de las luces, a los heroicos sitios de la guerra de la Independencia y al corazón de unos visionarios capaces de anticiparse a su tiempo y concebir avances tan importantes como la fotografía, el mesmerismo o la ciencia forense, creo que muchos lectores estarían dispuestos a comprar un billete para realizar ese viaje. 

¿Cómo surgió el título? 

En su Ars magna lucis et umbrae, el jesuita Athanasius Kircher describe algunos artilugios relacionados con la luz y las sombras. Siguiendo su magisterio, uno de sus más fervientes seguidores, el canónigo de la catedral de Valencia Elías Soler, sería el inventor del daguerrotipo, anticipándose en veinte años al mismísimo Niépce. Este libro está habitado por una docena de “maestros de la luz y las tinieblas”, de seres iluminados que pensaron conciliar el mundo de la ciencia con el de la fantasía y fueron engullidos por las convulsiones del final del Antiguo Régimen. 

¿Qué sentimientos te ha provocado? 

El mismo sentimiento que embarga al tejedor de sueños mientras busca la materia de la que están hechos los sueños, o al relojero sutil, otro de los protagonistas de estas historias, cuando emplea su tiempo, su fantasía, su imaginación y su habilidad técnica tratando de crear un artificio maravilloso, capaz de conmover el ánimo de los lectores. 

¿Cuál es tu autor de referencia? 

Cada libro tiene su autor de referencia. Y en este caso sin duda ese autor es el Marcel Schwob de las Vidas imaginarias, un libro fascinante que devoré antes de leer los cuentos de Borges, Álvaro Cunqueiro, Joan Perucho o Dino Buzzatti. 

¿Tienes ya en mente algún nuevo trabajo? 

Varios de mis libros están ambientados en Valencia, tanto en el pasado (“Una tirada de dados”, evocación de la Academia de los Nocturnos), como en la guerra civil (los cuentos de “Vae Victis”) o en la actualidad (la novela “Manjar blanco”). El libro que me ocupa en estos momentos, una novela con una trama criminal, viene a enlazar esos períodos ya que está ambientado en plena posguerra, en medio del enfrentamiento entre falangistas y monárquicos por controlar el futuro del Régimen. 

No en vano la literatura es, en mi opinión, un medio para poder entender el presente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario