sábado, 8 de junio de 2013

Nunca te quise tanto como para no matarte

Hola amigos de Ediciones Atlantis. ¿Qué tal va todo? ¿Mal por culpa de la crisis? No perdáis la esperanza, ya veréis como se va arreglando el panorama poco a poco, con la ayuda de todos; seguro que alguna buena gente, que la hay, pese a todas las evidencias en contra, trabaja en silencio buscando soluciones inteligentes para nuestro bienestar futuro. Entre tanto, una de las cosas menos estériles que podemos hacer es seguir escribiendo y leyendo, leyendo mucho.
     Por eso yo os propongo hoy un nuevo título de uno de nuestros compañeros de vocación. Francisco Javier Ochoa Palop, un reciente fichaje de Atlantis.

     Su novela se titula "Nunca te quise tanto como para no matarte". Una frase que de manera inaudita ha provocado una de las mayores polémicas literarias que recuerdo. Por lo visto, según relata el autor y también algunos medios de comunicación que se hacen eco, esta novela había ganado un concurso literario convocado por la Diputación de Jaen, que me corrija él mismo si me equivoco, siendo a posteriori descalificada por personas ajenas al jurado que la eligió pero con responsabilidades políticas en dicho organismo, que creyeron encontrar en el texto evidencias de apología de machismo y de la violencia de género, y encima, según palabras de alguno de sus detractores, "el título ya lo señalaba". Amigos que leéis estas líneas, por poca imaginación que tengáis, estoy convencido de que a ninguno de vosotros únicamente os puede sugerir este título esa incitación a la violencia machista. En fin, tal como D. Javier Ochoa nos contaba a los asistentes a su presentación en Madrid, una de las infinitas interpretaciones de la frase podía ser la de figurarnos a una ama de casa hablando con su pavo la víspera de Navidad.

     La novela hay que leerla para dilucidar si realmente incita algún tipo de violencia. Para empezar yo la encuadraría en el género negro pero en clave humorística. Efectivamente, en el argumento se plantea un asesinato, que por cierto no tiene nada de perfecto, de una mujer por parte de su marido, pero cuántos miles de libros no se habrán escrito con los mismos ingredientes y no por eso se han censurado de esta torpe manera.

     Mi opinión personal al respecto es que no se debe censurar ningún tipo de obra, por políticamente incorrecta que parezca, si acaso se la debería catalogar adecuadamente para que la gente sepa lo que va a leer antes de comprarlo, pero de ninguna manera prohibir. Considero que es un derecho de todo ser humano el tener acceso al pensamiento plasmado por escrito de cualquier congénere, por monstruoso que pueda parecerle a un tercero.

     Perdonadme este paréntesis y vamos a lo que vamos. "Nunca te quise tanto..." es una obra de humor negro, fácil de leer, perfectamente escrita, con unos personajes sólidos y una trama cuidada. Yo he pasado un buen rato con su lectura y la recomiendo. Y desde luego, para nada incita a la violencia de género, antes bien, su rotundo y ético final, la desaconseja del todo.

     ¡Enhorabuena Javier!, los que la hemos leído, creo que estaremos de acuerdo, te otorgamos de corazón ese merecido premio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario