domingo, 9 de junio de 2013

EL AMULETO DE EMILIO PORTA VISTO POR SANTIAGO SOLANO

     Disculpadme amigos de Ediciones Atlantis, autores y lectores, por volver a reclamar vuestro tiempo tan reiteradamente, pero es que considero necesario hacerme eco de un nuevo asunto que podría ser de vuestro interés.

El genial D. Emilio,
     Líneas más abajo, dedique una entrada al extraordinario nuevo libro del genial Emilio Porta, titulado El amuleto, publicado con muy buen criterio por nuestra editorial, que supo adelantarse a otras muchas que se habrían rifado obra de tal categoría.
     Pues bien, el martes pasado asistí a su segunda presentación en Madrid, en la Casa de Castilla-La Mancha, de la mano de un padrino de la talla de D. Santiago Solano Grande, un enorme escritor que no creo que necesite mucha presentación, aunque últimamente es muy difícil encontrarlo en parte alguna, ni siquiera rastreando con lupa la red, donde hasta hace poco era un prolífico creador; hoy al parecer se esconde detrás de varios seudónimos y solo cuando nos topemos con un texto de inaudita calidad podremos sospechar que quizás esté él detrás.



     En fin, aunque oficialmente no escriba ya, cualquier empresa artística que aborde... la borda (perdonadme la aliteración), ya sea fotografía o creación audiovisual informática, como es el caso que nos ocupa, u otras especies. Efectivamente, de este asunto se trata la presente entrada. Quiero comentar que la novedosa exposición de Santiago nos dejó a todos los asistentes perplejos, y debo citarla como ejemplo de lo que puede ser una presentación de altura, con la que soñamos todo escritor, ¡a que sí!


El ínclito D.Santiago
     El hombre preparó la sala con mucho gusto, incluidas velas con aroma a canela y suave música de fondo, y, después de los pertinentes prolegómenos, nos obsequió con un impresionante audiovisual en el que cinco ficticios invitados, que habían excusado previamente su presencia, nos referían de uno en uno su crítica de la novela protagonista y comentaban a su autor. Milagros de la técnica, cuatro de las cinco voces eran la del propio Santiago convenientemente distorsionada y otra la de su señora esposa, Dª Elena, mientras una composición de imágenes simbolizaban a cada personaje y una muy bien seleccionada melodía acompañaba al audio.

     Quiero señalar, sin quitarle mérito al despliegue técnico, que lo que más me impresionó fueron los textos leídos por los diferentes personajes, cada uno, a pesar de la calidad literaria sobresaliente, con su propio e independiente registro psicológico, tanto que, de no saberlo, hubiera sido imposible darse cuenta de que todos ellos eran uno solo. De hecho, seguramente algún asistente se habrá ido convencido de lo contrario.

El impostor Alonso Quijano
     En la mesa presidencial, el autor protagonista, el presentador, la directora de la Casa, Dª Olga, y un personaje como salido de otra época que decía ser Alonso Quijano, autor de un tal "Miguel de Cervantes", ¡pobre hombre!, cuando terminó la filmación, los cuatro nos dirigieron sus alocuciones de presentación y luego intervinieron los espectadores con mucho acierto.

     Pues eso, una muy bella presentación, la que merecía sin duda Emilio Porta y su nueva novela. Pero lo mejor es, si tenéis tiempo, es que la echéis una ojeada, ya está colgada en Youtube, http://youtu.be/zm1glHL10tI 
      Un saludo compañeros y gracias por vuestra atención..   

4 comentarios:

  1. Abro el turno de comentarios dando las gracias a mi compañero escritor, magnífico escritor, Antonio Castillo-Olivares, quien, por extraño azar del destino, ha devenido en D. Miguel de Cervantes, por palabra y atuendo, aunque fuera D.Quijote el que estaba invitado a la presentación. Esa mezcla del creador y su personaje no es extraña en la literatura y en la vida. Sí podría parecerlo el hecho de que estuviera presente en el acto, saltando el tiempo, y dijera unas palabras pero eso tiene un nombre: magia. Y la magia es fundamental, no solo para escribir, sino para vivir. Todo lo que se imagina se puede convertir en real, ya ha sido dicho. Pensad en Leonardo o Julio Verne: el progreso trajo a la realidad sus sueños.
    Sí, el acto tuvo mucho de mágico. Y, aunque el vídeo es un poco largo, tiene cosas - aunque la voz, a veces, aparezca algo distorsionada - que solo se explican por esa superposición de las cosas vividas y las cosas soñadas, que está en la base de toda creación literaria y artística. Estimados Iacob Shilenuss, Camilo Sender, Elvira Robles y Fernanda de Lara, Antonio dice que sois Santiago Solano. En realidad es al contrario: el escritor Santiago Solano sois vosotros. él lo sabe bien. Y, respecto a mi libro, El Amuleto, tendría que decir, modificando ligeramente la expresión la expresión de la frase, que nunca "hubiera caballero caballero de críticos tan bien servido". No sé si el libro merece tanto la pena como decís, compañeros, pero lo que sí puedo decir es que vosotros la merecéis. Haberlo publicado, aunque no sea más que por recibir una entrada como esta, ya habría merecido la pena. Gracias por todo, queridos amigos. Y a Atlantis, su equipo, y este blog, por servir de soporte a tantas ilusiones. "El hombre está hecho de la materia de los sueños", decía Shakespeare, y nuestros libros no son más que el intento de constatar esa condición.

    ResponderEliminar
  2. Estimado Emilio, claro que tu novela merece la pena, es extraordinaria por lo bien escrita, por la original construcción de su estructura, por la humanidad que respira y por las imponentes argumentaciones filosóficas con que nos regalas. Merecía ser un gran éxito, aunque no lo será, de momento, por culpa del entramado económico que asfixia toda creación artística que no constituya marca, ya sabes a lo que me refiero. Pero desde luego merecía la calidad de las dos presentaciones a las que he asistido, insuperables cada una en su estilo: Tienes buenos amigos Emilio, y eso dice mucho de tí.

    ResponderEliminar
  3. Gracias, una vez más Antonio por tus palabras.
    Pero sobre todo, gracias por esa amistad que está detrás de todo este empeño tuyo en lo referente a las letras.
    Un abrazo, fuerte, muy fuerte, de tu amigo.
    Santiago

    ResponderEliminar
  4. O dice mucho de vosotros, mis amigos, Antonio. En cuánto a la edición: no puedo estar más feliz que con haberla editado en una editorial que la ha empujado todo lo que permiten los límites del mercado. Odio esa palabra...pero existe. Y el mercado literario no deja de ser como los otros: el que tiene el puesto más grande puede poner las peras más baratas y más al alcance de la mano. Yo estoy feliz y contento de cómo Atlantis, en su colección NW, ha cuidado la obra. Feliz con la editorial, con el trabajo de su equipo, y con el alcance del esfuerzo. Uno en la vida, a veces, valora más la calidad que la cantidad... aunque ya veremos con el tiempo en que para todo. Esto tiene que cambiar. Y si no lo hacemos también los propios autores en nuestros comportamientos y en nuestro modo de mirar la vida y nuestras actitudes todo seguirá igual. Luego está la educación del público y la necesidad de que los medios de comunicación no actúen como lacayos del poder. De vez en cuando se alzan voces independientes que luchan contra los dragones... aunque ya sabemos el refrán: el que lucha demasiado contra los dragones puede terminar siendo uno de ellos. Y luego algo fundamental: nadie llega a grande si antes no ha sido pequeño... o está creciendo. El fondo editorial de Atlantis ya es grande. Pocas editoriales tienen tanta calidad editada, tantos buenos libros en su catálogo. Lo iremos incrementando a base de combatir la mediocridad y la fuerza de la ignorancia. En ello estamos. Querido Antonio, una vez, más, gracias a ti. Que tú eres de los que combate a los gigantes. Y a los molinos.

    ResponderEliminar