domingo, 2 de junio de 2013

LA INDIFERENCIA DE LOS PÁJAROS

Hola, amigos de Ediciones Atlantis, aquí estoy de nuevo para hablaros del último libro de nuestra editorial que acabo de terminar, "La indiferencia de los pájaros" de Javier Rodriguez Alcayna.


     Una novela de 268 páginas que no tienen desperdicio. ¿Mi humilde veredicto? Estupenda. Si tuviera que buscar una frase que la calificase, diría, profundamente humana.

      El argumento versa antes que nada sobre el amor, desde variadas vertientes, pero siempre manteniendo presenta esa suprema emoción. Amor de pareja, amor filial, amor por la naturaleza y por la historia, por la integración y la solidaridad... Ya digo, desde todos los puntos de vista. La construcción del texto es impecable, pocos fallos, por no decir ninguno y que luego alguien encuentre una recóndita errata, he descubierto. Durante los momentos, a lo largo de unas semanas, que he dedicado a su pausada lectura, tengo que decir que, pese a hallarme en un ambiente, el del tren de cercanías, nada proclive a la introspección emocional, me descubría a mi mismo albergando esos sentimientos que el autor quería transmitir a sus lectores.


       Gabriel, Claudia, Irene, Juan, Emilio, Antonio Cuesta... etcétera, son personajes rotundamente humanos, ninguno es desde luego un super héroe ni un super villano. Pero quizás el que más me ha conmovido de todos es el del padre del protagonista, un anciano con demencia senil intermitente, cuyo semblante está magistralmente tratado, tanto, que en alguna escena ha conseguido llegar a emocionarme, ¡de verdad!

          La acción se desarrolla pausadamente, debido a la infinita acumulación de descripciones, que por otro lado para nada cansan, sino que logran hacernos disfrutar todavía más del texto al tiempo que nos van enganchando a los diversos personajes, para hacerse en los últimos capítulos trepidante.
         A un conocido mío que la había leído y decía de ella, sin haberle disgustado, que la encontraba un tanto "ligera", no tengo más remedio que llevarle la contraria. Es una novela profundísima, aunque el argumento, a vista de pájaro indiferente, pueda parecer "facilón", No es lo más importante creo yo la historia que cuenta, sino cómo la cuenta, y el desarrollo de esas apasionantes relaciones entre sus personajes.
          
          Si queréis que le busque una pega, os diré la que le pongo, para mi se queda corta en extensión y el final me resulta precipitado, me hubiera gustado estar junto a Gabriel y compañía treinta o cuarenta páginas más. Es mi opinión personal que espero que no disguste a su maravilloso autor, al cual tengo el gusto de conocer y además apreciar un montón.
       
            Gracias Javier por hacernos partícipes de esta genial aventura. Un abrazo.
Y a los posibles lectores, si queréis haceros o hacer un buen regalo, no lo dudéis, "La indiferencia de los pájaros" es un título obligado. Un saludo.      

1 comentario:

  1. Soy de la opinión de que estamos ante un autor de largo recorrido. Alguien que escribe un libro como "La indiferencia de los pájaros" ( qué bonito título, además ) y que lo escribe con la fluidez y firmeza de una prosa amena y llena de aciertos tiene ante sí una espléndida carrera. Yo estoy seguro de que Javier, en unos años, será un referente de las nuevas generaciones de grandes escritores hispanos.

    ResponderEliminar