jueves, 10 de noviembre de 2016

Shely González: Con Lágrimas Retintas, el lector puede caer suspendido en una emocionante aventura que va más allá del terror gótico, la acción y el romanticismo.

Ediciones Atlantis presenta este viernes en la Biblioteca Francisco Ayala de Granada, ‘Lágrimas Retintas. El carro de los gatos’, una novela de terror escrita por la autora barcelonesa residente en la localidad andaluza, Shely González. En esta novela, dos agentes de policía muy peculiares contemplan aterrados cómo la historia de sus vidas se repite de forma escabrosa e inevitable, tal vez, favorecida por la singularidad de sus idiosincrasias. De cualquier, modo estos se convierten en víctimas de un destino caprichoso que, sin más, les involucra en una sórdida conspiración. Viajarán hacia lo desconocido a través de un portal del infinito que los transporta hasta un pretérito abstruso de mal en peor, custodiado por unas criaturas execrables de ultratumba; los no muertos, encomendados a velar por unos sepulcros especiales... Quizá, los suyos propios.

¿Cómo surgió la idea?
Después de recordar la sorprendente historia que alguien me contó en un momento determinado. En relación a la extraña pérdida de un amor. Supongo que deseaba compartir un aliento esperanzador con esas personas que sienten una aflicción similar.
¿Cómo ha sido el posterior proceso creativo?
Largo y complejo debido a un sinfín de adversidades ya que estaba supeditada a unas crisis constantes de ceguera. Las cuales, sin embargo, no han logrado detener mi labor. Por tanto, considero que Lágrimas Retintas es mucho más que una novela.
¿Qué puedes destacar de esta experiencia?
El carácter firme para realizarla y, también lo gratificante que me ha resultado. Siempre ha sido un respiro muy alentador. Además, creo que de toda experiencia siempre se aprende algo. En este caso, precisamente, he ganado unos conocimientos que, sin duda, sufragarán mis futuras obras. 
¿Cómo crees que puedes sorprender al lector?
Con Lágrimas Retintas, el lector puede caer suspendido en una emocionante aventura que va más allá del terror gótico, la acción y el romanticismo. Atendiendo a que el fundamento principal de esta obra es nuestra propia existencia. Es decir, la esencia vital que perdura entrelazada por los tiempos.
¿Un libro de tú infancia?
En verdad, siempre me debatía eligiendo entre dos. El último mohicano de James Fenimore Cooper y El castillo de los Carpatos de Julio Verne.   


No hay comentarios:

Publicar un comentario