martes, 28 de abril de 2015

Fátima de Javier: 'Los que miran distinto' es un conjunto de historias personales en los que cualquiera puede sentirse reflejado

Buenos días, 


La entrevista de hoy está dedicada a Fátima de Javier, que el pasado mes de marzo publicó 'Los que miran distinto', un libro de relatos capaz de adentrar al lector en diferentes épocas, ritmos y sentimientos haciendo que generen un vínculo emocional con los personajes.



¿Cómo surgió la idea para escribir esta novela? 

Realmente, no surgió. O por lo menos, no como algo exacto, concreto. Empecé a escribir con quince años y veinticinco años después los relatos que he ido creando a lo largo de este tiempo, toman forma de libro. Casi sin darme cuenta, llegó un momento en mi vida en que sentí la necesidad de darlos a conocer, de compartirlos. Y tuve la fortuna de toparme con Ediciones Atlántis, que le dio sentido a mis anhelos. 


¿A quién va dirigida esta obra? 

“Los que miran distinto” es un conjunto de historias personales en los que cualquiera puede sentirse reflejado o identificado. Hay historias de intriga, ironía, ternura, drama, fantasía… la gran variedad de personajes que pululan por ellas tienen algo en común: sus miradas, su manera de enfocar el mundo que les toca vivir, sus circunstancias vitales. 


¿Sigues escribiendo? 

Creo que no se deja de escribir nunca, aunque no se haga en el papel. Cuando tienes la pasión de inventar situaciones o personajes, aunque no se traslade al papel, en la mente vagan ideas, frases, se perfilan situaciones… Estoy empezando a crear el que será mi segundo libro. 


¿Cual es tu autor de referencia? 

Hay varios: Arturo Pérez-Reverte, Almudena Grandes, Gabriel García Márquez, Stephen King, Terenci Moix, … La lista sigue. 


¿Cuál es el último libro que has regalado? 

“El Principito”, de Antoine de Saint Exupery, a mi hija Helena. 


En tu caso…¿El escritor nace…o se hace?

Siempre nace. El talento de hilvanar palabras y que éstas configuren historias que sorprendan, inquieten, enamoren, entristezcan… con esa habilidad natural creo que se nace. Y quiero pensar que se hace, se pule con el tiempo; leyendo mucho, trabajando los textos y las frases, perfilando emociones y reflexiones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario