jueves, 12 de junio de 2014

La escritora Carmen Baena, de la familia

Nunca imaginé que escribiría un libro y menos que sería publicado. En un momento de mi vida en el que se me acumularon las cosas que contar, me lancé y, junto a mí, la Editorial Atlantis. La experiencia ha superado con creces todas mis expectativas y agradezco la oportunidad que la Editorial me brindó de hacer pública mi obra siendo, como la mayoría de los que publicamos en Atlantis, una autora novel y desconocida. Sé que en el complicado mundo de la literatura y la edición nunca hubiera tenido cabida de otro modo y por eso Ediciones Atlantis ha pasado a formar una pequeña parte de mi vida.
Entiendo que la crítica es sana siempre que sea constructiva y surja de hechos reales, contrastables y ajustados a la verdad. Algo diferente es el intento obsesivo de destrucción, quizás como una forma desacertada de disipar las propias frustraciones y fracasos, lanzando afirmaciones que bien pudieran surgir de la ideación delirante de una mente torturada antes que de la mera observación de la realidad.
Quien intenta destruir Ediciones Atlantis intenta destruirnos un poco a todos sus autores. Y digo todo esto porque Ediciones Atlantis ha pasado a formar una pequeña parte de mi vida, y me duele.
Puedes leer más opiniones de escritores de Atlantis en www.escritoresatlantis.com.

No hay comentarios:

Publicar un comentario