viernes, 5 de julio de 2013

LA VIDA EPIFITA




    Hola amigos de Ediciones Atlantis. ¿qué tal va todo? aquí estoy de nuevo con vosotros para comentaros un poco el libro que acabo de terminar "La vida epifita", de nuestro compañero Borja Castellano

     Qué título más curioso, verdad, reconozco que tuve que acudir al diccionario para recordar el significado de la palabreja, aunque sin duda la debí ver en las asignaturas de ciencias de la naturaleza o de biología en la EGB o en el bachillerato. Así se denomina, resumiendo, a las plantas que viven sobre otras sin llegar a parasitarlas, utilizándolas únicamente como soporte material, y algo de ello tiene que ver con las vidas de los protagonistas de nuestra historia.

     En medio de un asfisiante ambiente galaico, con bosque frondoso y húmedo rodeando solitario pazo, tres personajes principales, un melancólico aristócrata, una virtuosa joven y un empresario sin escrúpulos, conforman el equilátero psicológico de este impresionante thriller. Dos hombres y una mujer, sobre todo los dos primeros, marcados por un pasado turbulento, interaccionan manipulados por el único de ellos conocedor del terrible secreto que los ata.

     La nota que, según mi opinión, merece esta novela, que se podría definir como perteneciente al género negro, pero también al psicológico e incluso al rosa, es un sobresaliente cum laude, en todos sus aspectos, argumentales, literarios, psicológicos, descriptivos, filosóficos... ya digo, impecable en cualquier faceta que se examine.

     Cierto, por ponerle un pero, que yo no entiendo por completo la actitud de los protagonistas y en este sentido me parecen más bien, en su comportamiento, sobre todo si interpretamos su tremendo final de una de las maneras posibles, almas desprovistas de libre albedrío y condenadas de antemano por la Providencia.



     En todo caso, me atrevo a decir que nos encontramos ante una pequeña obra de arte, y, aunque no sé si puedo permitirme la confianza dado que mi relación con Borja es aún incipiente, me lanzo al ruedo y solicito de antemano su perdón. Compañero, eres relativamente joven, al menos comparado conmigo, y tienes mucho talento, desde luego por encima de la media de los escritores de nuestra editorial, y yo soy el primero que me considero por debajo de ella. ¡Estudia todavía más (aunque ya sé que es difícil superar tu esfuerzo) y "cúrrate" mucho tu próxima novela! No te conformes con el sobresaliente, ve a por matrícula... y preséntala luego al Planeta, porque si hay alguna justicia en ese concurso literario, de vos, señor, será el premio.



     ¡Qué mejores laureles para Ediciones Atlantis!

     
     NOBLEZA OBLIGA

No hay comentarios:

Publicar un comentario